Por estos días, el IPET Nº 50 "Emilio F. Olmos" adquirió cuatro paneles solares, que serán utilizados en el marco de un proyecto que se viene desarrollando desde cinco especialidades que tiene que ver con la construcción de una cantina ecológica.

La misma se construirá en un sector del patio descubierto, aunque por cuestiones económicas aún se desconoce la fecha en que comenzaría a hacerse y en que podría estar concluida.

Jorge Tomé Seif, director del establecimiento, explicó que se trata de un proyecto interdisciplinario entre cinco especialidades de la escuela que son Maestro Mayor de Obra, Industrialización de la Madera y el Mueble, Electricidad, Electrónica y Mecánica. El hilo conductor es que lo que se haga tenga una responsabilidad social y que se utilicen materiales preferentemente de última tecnología y amigables con el medio ambiente. De esa manera se pretende dar un paso importante en lo que es diseño de nuevos elementos, nuevas construcciones, nuevos proyectos, pensando en el medio ambiente, en economizar energía, en no desperdiciar, incluso se va a pensar en qué hacer con los residuos que se generen".

Sobre los comienzos de los trabajos, Tomé Seif indicó que "inicialmente tenemos dos puntas, una que es diseño desde Maestro Mayor de Obra y otra que es la compra de los materiales de Electrónica, que son los paneles solares. Es un paso inicial. Está previsto comprar algunos más, y realizar un sistema desde Mecánica para hacer el seguimiento del sol en forma parcial, es decir la inclinación del sol con respecto al piso, en invierno y verano cambia. Ahí tenemos Electrónica combinada con Mecánica. Y por supuesto desde Industrialización de la Madera y el Mueble se hará el diseño del amoblamiento del interior. Maestro Mayor de Obra está encargado también de la parte edilicia y de la experimentación con los materiales".

"Empezamos con los alumnos a pensar cómo hacer para que dure la refrigeración en verano y la buena temperatura en invierno. Y ahí está la posibilidad de ver qué materiales podemos utilizar y cómo mejorar la calidad del medio ambiente usando distintos materiales. Con los muros lo que queremos es experimentar con distintos tipos de materiales, algunos nuevos, para ver cómo actúan para conservar mejor la energía con la iluminación solar", sumó.

Por su parte Daniel Gallo, de Electrónica, aclaró que la energía que generarán los paneles solares es superior a la que consumirá la cantina, por lo que la energía sobrante se distribuirá en otras partes, entre ellas el internado y algunos pasillos. Cabe agregar que se reemplazará la iluminación tradicional por led.

“Después se puede ir aumentando, la idea es esa, ir en progreso, mientras más paneles solares se coloquen se puede consumir menos red, utilizando energía renovable”, manifestó y adelantó que desde el área que le compete los alumnos comenzarán a trabajar con los inversores y el tablero de transferencia entre la energía comercial y solar.

A su turno Edgardo Valdemarín, de Mecánica, expresó que “lo que se habitúa es utilizar el panel solar en una posición fija, entonces el sol sale de un lado y le da oblicuo, no utilizás el 100 por ciento de capacidad. La idea es girar los paneles para que tengamos el máximo de energía posible, con este sistema hacer el seguimiento hacia la posición del sol. Le vamos a hacer movimiento en verano e invierno”.

Parte de la investigación de los alumnos será establecer la diferencia entre realizar el seguimiento al sol o ubicar a los paneles solares de manera estática.

Inversión

Tome Seif comentó que la inversión para la compra de los cuatro paneles solares fue de 18 mil pesos.

Amortización

El director explicó que no es posible hablar de amortización debido a que la escuela no abona la energía eléctrica y no han realizado la comparación con una vivienda tipo. “Esto se hace como aprendizaje”, aclaró.