El club La Hidráulica de Frontera incorporó una nueva herramienta de apoyo. Se trata de un gabinete de psicopedagogía que asesora a directivos, entrenadores y jugadores para resolver problemáticas de carácter social dentro y fuera de la institución. 

Se trata de Cynthia Sarmiento, Rocío Mansilla y Daiana Ferreyra, hijas de fundadores y dirigentes del club, que se sumaron para dar un mano más y brindar una herramienta hoy determinante para el desarrollo armónico del club y de las personas que lo integran, con el objetivo de contribuir en su formación personal.

"El club hace un gran trabajo de contención y hemos detectado que los chicos encuentran acá un espacio donde se sienten cómodos y en confianza, por eso por ahí en el club surgen cuestiones que en la casa o en las escuelas no salen con esa confianza como cuando le cuentan a un profe o a un compañero... La idea es aprovechar ese espacio de confianza, a través de los profes, brindarles herramientas y darles una respuesta", indicaron.

"Se trata de brindar un espacio de ayuda, de contención, y de prevención de problemáticas sociales. Como por ejemplo trabajar en cómo mejorar los vínculos entre compañeros, que eso es tan importante para fútbol y el deporte, como para la vida misma y socializar para que puedan construir vínculo sano y de confianza entre ellos", explicó Ferreyra.

Integración e inserción social: psicopedagogía en el deporte

Identificación de problemáticas

Las jóvenes contaron que su trabajo comenzó hace aproximadamente dos meses con el objetivo de acompañar y asesorar a la gente de la comisión, y a los profesores que están a cargo de estos grupos de adolescentes.

"La idea es armar talleres, entrevistas grupales e individuales con el objetivo de responder a las demandas que surgen de acuerdo a lo que nos van planteando. El primer paso fue conocer quienes forman parte de la institución, hablar con los profes, con la comisión, identificar las problemáticas que tienen los adolescentes, teniendo en cuenta que son chicos de 8 a 16 años y cada categoría tiene problemáticas diferentes, a partir de ahí armamos nuestras intervenciones", dijo Mansilla .

"Los profes nos contaban que en muchas ocasiones ellos no sabían cómo actuar ante tal situación, entonces la idea es poder darle una orientación, sugerencia y organización de cual sería la forma más conveniente para resolver los problemas de conducta, de integración, o problemas ajenos al club...", agregó Mansilla.

Primeras acciones

"La primera acción fue hacer una charla sobre grooming porque sabemos que los chicos tiene un gran acceso a las redes sociales, desde los mas chicos a los más grandes...", explicaron. En ese sentido Cynthia Sarmiento es coordinadora y voluntaria de la ONG Grooming Argentina en Córdoba -también profesora de historia-, fue la encargada de protagonizar la primera intervención.

"Las charlas  están centradas no solo en el grooming, sino también en educar y concientizar en como tener una ciudadanía digital responsable, al tener tan a mano lo que le ofrece el mundo de internet ellos deben saber qué hacer y como se deben comportar, que consecuencias tiene el mundo de la internet y de las redes sociales. Fue un experiencia realmente increíble con los mas chicos porque estuvieron muy participativos, comentaban, preguntaban, incluso se daban cuenta de las cosas que hacían mal. Incluso estas charlas sirven para que sean multiplicadoras y puedan difundir a su familia y compañeros. La respuesta fue muy buena", comentó Sarmiento.

Integración e inserción social: psicopedagogía en el deporte

Por otro lado, también lanzaron una campaña de concientización sobre el castigo que aplican algunos padres para con sus hijos dejándolos sin fútbol (u otro deporte). "El objetivo allí es dar a conocer cuales son los beneficios del deporte en los más chicos y la importancia de estar dentro de una institución. Es un lugar donde se educa, donde hay normas, reglas que cumplir y ayuda enormemente a la socialización", explicaron.

Romper con el encuadre profesional-paciente

El estado brinda estos espacios de psicopedagogía sin embargo según contaron "cuesta que los chicos vayan y asistan con regularidad al tratamiento en consultorio". "Este espacio en el club es fundamental porque es otra la apertura, es otra la predisposición y es otra la mirada, se rompe ese encuadre de profesional-paciente y se interviene desde otro lugar, donde los chicos se sienten más cómodos, porque todas sus energías están puestas en el club, qué mejor que aprovechar todas esas ganas y esa responsabilidad que tienen para con el deporte para poder intervenir desde ese espacio y educar", explicó Mansilla.

"La problemática de los adolescentes son similares en todos lados, Frontera es un sector mas vulnerable y los chicos capaz que necesitan mas contención, muchos no tienen la oportunidad de tener familias mas constituidas o de acceder a tratamientos de psicología. Si bien el estado ofrece talleres, no siempre contamos con padres que hacen este acompañamiento. Entonces intervenir a través del club tenés otra llegada al niño al padre, o al adulto responsable", agregó

Integración e inserción social: psicopedagogía en el deporte

El mensaje

"El mensaje es que puedan aprovechar este espacio para sacar lo mejor de sí, desde este lugar podemos cumplir objetivos deportivos y enlazarlos con otros objetivos cotidianos, con lo que ellos van a ser el día de mañana, con su persona, con su vida. El club es otro lugar donde pasan el tiempo, tienen que aprender valores, convivir, tener comportamiento, respeto, hoy el fútbol está envuelto en mucha violencia y es importante que ellos aprendan a través de estas actividades", destacó Ferreyra.

"Ojalá que como club sea una iniciativa y contagie en las demás instituciones, porque mas allá del color del club, creo que todos los adolescentes tienen distintos problemas y tal vez desde el club se les puede dar una mano, esto no es imposible...", concluyó el presidente del club Marcos Villanueva, quién se mostró muy orgulloso de formar parte de la "segunda generación de La Hidráulica", como ellos se definieron.