Ayer a la tarde, Daniel Angelici recibió al empresario Alejandro Mazzoni. La reunión duró aproximadamente 15 minutos y no fue alentadora. El presidente de Boca, que no está convencido de concretar la operación, le acercó al representante del futbolista un contrato con fuertes cláusulas.

El incidente que tuvo el futbolista en un boliche de la localidad de Lanús colmó la paciencia del dirigente, quien aún se debate internamente si realmente es una buena decisión retener al hombre surgido de la cantera de Racing.

Entre los papeles que se llevó el agente del mediocampista, uno de los puntos importantes es que tenga ayuda psicológica obligatoria para tratar responsablemente sus problemas fuera de las canchas y buscar tener un comportamiento acorde.

Sólo durante su estadía en el Xeneize, Centu fue protagonista en cuestiones extrafutbolísticas en reiteradas ocasiones: accidente de tránsito a la salida de un boliche, fotos desnudo que se filtraron en las redes sociales, incidentes dentro de una concentración y una denuncia por violencia de género, por citar algunos ejemplos.

Según el rotativo Olé, otro punto será el uso de las redes sociales. Se le solicitó que no realice posteos polémicos, ni fotos íntimas o luciendo armas.

Sin embargo, el punto más importante es la intención de incluir una cláusula económica que proteja al club en caso de rescindir el vínculo (solamente pagarle hasta el último día trabajado).

Durante el día se vivirán horas cruciales en el Mundo Boca y las próximas reuniones terminarán de marcar el futuro de Ricardo Centurión.

Fuente: Infobae