El 25 de julio de 2014, en el marco de un partido benéfico, Diego Armando Maradona jugó en Río Tercero, más precisamente en el estadio Aniceto Hortal, de Sportivo 9 de Julio. Aquella noche Diego compartió cancha con amigos y otros exjugadores como Oscar Dertycia, Gustavo "Tano" Spallina, Daniel "Miliki" Jimenez, Víctor Hugo Sotomayor, Federico "Colorado" Lussenhoff, Luis Artime, José Luis Villareal, Norberto Testa, Leo Torres, Osvaldo "Chiche" Sosa, como así también el exboxeador Santos Falucho Laciar, entre otros.

Ahí también estuvo Diego Baravalle, referente de la Peña Boquense de San Francisco y representante de socios del interior en Boca Juniors, junto a un puñado de sanfrancisqueños que también viajaron para vivir una noche inolvidable junto al más grande de todos.

Baravalle, incluso, pudo compartir unos minutos de cancha con él. Cumplió un sueño en una noche que jamás olvidará. Entre la conmoción por la noticia y el dolor de la pérdida del "más terrenal de los dioses", Baravalle se hizo un tiempo para contarle a El Periódico lo que vivió aquella noche y su pasión por el "Diez".

"Conocía a la persona que estaba encargada del partido y me contacté con el fin de organizar un viaje con la Peña e ir a ver a Diego. No lo esperaba y me dieron la posibilidad de jugar, pensé que iba a jugar 5 minutos, pero me dejó casi todo el partido. Son esos sueños que uno lo piensa pero nunca imagina cómo van a darse y hoy valen un montón", relató.

Además, recordó con alegría un caño que Diego le hizo en pleno partido y que no se lo esperaba. "Me hizo un caño y yo me lo comí, obviamente. Creía que le iba a sacar la pelota y movió apenas el pie, no se como hizo. Yo estaba convencido que le sacaba la pelota a Maradona, que iluso. Lo corrí, lo puteaba -en el marco del amistoso- y el con las dos manos me decía 'yo no quería, pero si venís así'", contó con nostalgia.

"Éramos muchos de San Francisco, fue un viaje chico porque compré todas entradas vip, para que la gente que venía con nosotros esté en la línea de cal y no en la tribuna. Recuerdo mucho a la gente metiéndose a la cancha para festejar los goles y abrazarlo, Diego estuvo muy accesible ese día", señaló. 

El amor hecho bandera

En marzo de este año, Boca Juniors se consagró campeón de la Superliga nada menos que ante Gimnasia de La Plata que tenía a Diego Maradona como entrenador. En la visita a la Bombonera, Diego recibió muchos gestos de afecto y uno de ellos fue el de Baravalle que llevó su bandera y su imagen recorrió todo el país.

"La bandera es mía, la tenia en la peña en el negocio y la llevé a muchos partidos. Ese partido salió en muchos medios y no me metí a la cancha porque uno tiene responsabilidades pero me moría de ganas", admitió.

Fue uno de los últimos partidos donde Maradona estuvo en el banco de suplente del "Lobo" para dirigir a su equipo los 90 minutos de juego. "Fue la última vez que lo pudimos ver. Pensaba ir a verlo a Gimnasia, sacarme una platea para ir y no lo llegué a hacer, pero quería hacerlo", comentó.

Baravalle y su anécdota con Maradona: "Me tiró un caño y me lo comí, yo iluso creía que le iba a sacar la pelota"

En este momento: respeto

Por último, todavía emocionado, Baravalle dedicó unas palabras: "Seguramente tiene muchas cosas que no hizo bien como cualquier ser humano, pero también hizo cosas que muy pocos seres humanos pueden lograr. Hoy hay una revolución de embargo y tristeza, hay cuestionamientos y todo es entendible, pero quizás no es el momento y hay que respetar, los futboleros que lo queremos no pedimos otra cosa más que respeto por este momento de tristeza".

Y agregó: "Hay gente que puede verse afectada por la conducta que tenemos los seres humanos, él era uno más de nosotros".

El referente de socios del interior de Boca Juniors también recordó que en su infancia eligió el fútbol por Maradona por sobre otros deportes que también le gustaba. "En un país que venía de una dictadura y de una guerra de Malvinas muy dolorosa, nos dio una frescura, una alegría que el que tiene nuestra edad lo entiende y por eso quizás fue una bandera de reconocimiento a nivel mundial, de alegría y de sentirnos orgullosos", explicó.

"Diego representó a la Argentina en cada acto político, cultural, social o deportivo. Era muy nacionalista y llevaba a su bandera en el alma, la celeste y blanca estaba antes que todo. Todos los deportistas que representaron al país siempre tuvieron el apoyo de Diego, fue un ejemplo de nacionalismo y de luchar de por nuestra bandera y acompañar a nuestros deportistas", concluyó.

Baravalle y su anécdota con Maradona: "Me tiró un caño y me lo comí, yo iluso creía que le iba a sacar la pelota"