Preocupación entre trabajadores de fábrica local por atraso en los sueldos

Local 02 de abril de 2020
Según aseguraron desde el Sindicato de la Madera, a un grupo de unos 15 trabajadores les adeudan salarios y fueron advertidos de que ante la cuarentena por coronavirus no disponen de fondos.
cobro-dinero-aguinaldo-billetera-efectivo-sueldo-770x385

Los problemas económicos que conlleva la situación de aislamiento por la pandemia de coronavirus pone en problema a muchísimas pequeñas y medianas empresas, que en pocos días deberán afrontar el pago de sueldos y otras obligaciones, en un marco donde las medidas tomadas desde el Gobierno parecen no alcanzar a muchas de ellas y ante la falta de soluciones desde el sector financiero y los bancos.

Así, representantes de distintas cámaras que agrupan a empresas, como la Cámara de Comercio de Córdoba y Apyme vienen reclamando al Gobierno varias soluciones y que también el esfuerzo privado incluya a los bancos.

A nivel local, trabajadores de la fábrica de muebles Adamobili manifestaron su enorme preocupación e incertidumbre ya que aseguran que a unas 15 personas se les adeudan parte de los sueldos desde febrero y que fueron advertidos la semana pasada desde la empresa de que ante la nula actividad no había dinero para afrontar los pagos, si bien se aclaraba que se estaba a la espera de soluciones desde el Gobierno o créditos y que se estaban gestionando fondos.

"La semana pasada cobramos apenas una parte de la primera quincena de febrero. La situación hace del año pasado que viene mal y venimos cobrando por semanas. Pero ahora con la cuarentena nos avisaron por un mensaje que no había plata para volvernos a pagar. Estamos esperando alguna solución pero nuestra situación es desesperante, necesitamos lo mínimo al menos para comprar alimentos", contó uno de los trabajadores.

El trabajador explicó que tiene una familia y que en pocos días deberá pagar el alquiler y otros gastos, para lo cual no dispone de ningún ingreso. "Ya pasó una semana desde ese mensaje y algunos compañeros que se comunicaron les dijeron que todavía no había plata. Realmente no sabemos qué va a pasar, si tendremos que darnos por despedidos o no, pero ahora no tenemos ni para comprar alimentos para nuestras familias", expuso el hombre y reiteró que la necesidad es urgente.

Por otra parte, el trabajador, que dijo que está en permanente contacto con los demás compañeros de trabajo, se preguntó cómo podría obtener otros ingresos ya que no puede salir a hacer "changas" u otro trabajo, y a la vez no puede solicitar el Ingreso Familiar de Emergencia al estar como trabajador registrado.

Desde el Sindicato de la Madera evalúan asistencia

Por otra parte, desde el Sindicato de la Madera de San Francisco, que agrupa a los trabajadores, señalaron que les adeudan sueldos desde hace tres meses y que ya hubo varias instancias ante el Ministerio de Trabajo por distintas irregularidades.

María Paula Cabrera, secretaria general, explicó que se trata de una situación muy difícil aunque consideró que la empresa "pone como excusa" el problema del coronavirus. Además, resaltó que si bien cualquier vía judicial deberá esperar a que finalice el periodo de aislamiento y la feria judicial, la necesidad de los trabajadores es urgente, por lo que intentaban organizar algún tipo de asistencia con alimentos a corto plazo.

Por otra parte, la representante gremial confirmó que al estar como trabajadores "en blanco", los empleados de la firma no podrán preinscribirse para recibir el Ingreso Familiar de Emergencia que implementa el Gobierno nacional.

"El sindicato de la Madera de San Francisco va a estar para acompañarlos y ayudarlos en este terrible momento que están atravesando ustedes y toda su familia", expresaron en un comunicado.

Faima pidió medidas urgentes

Por otra parte, desde la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) expusieron en un documento la "grave situación" que atraviesan empresas de este sector y propusieron al Gobierno la inclusión de esta industria como una de las esenciales en el decreto de aislamiento obligatorio.

Las cámaras nucleadas a FAIMA también señalaron sobre los créditos que "varias de las empresas que han recurrido a instituciones bancarias, recibieron como respuesta que por tener una deuda vigente con AFIP no son sujetos de crédito por lo que el banco no puede actualizar o recibir información respecto a su legajo", por lo que solicitaron que se reglamente el decreto presidencial para que las empresas puedan acceder a créditos bancarios, aun teniendo deudas con AFIP.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar