Suspendieron toda actividad pastoral hasta el 31 de marzo

Local 18 de marzo de 2020
Lo informó el Obispado. Se podrán realizar las celebraciones de bautismo y matrimonios ya programadas, con la asistencia mínima de personas a la liturgia.
Iglesia Cristo Rey
Entre otras cosas, se suspenden catequesis en todos sus niveles, encuentros, reuniones, retiros y otros eventos.

En atención de las medidas que las autoridades públicas vienen tomando ante la emergencia sanitaria por el avance del coronavirus, el obispo de San Francisco Sergio Buenanueva tomó una serie de resoluciones.

En primer lugar, se decidió suspender hasta el 31 de marzo toda actividad pastoral en las comunidades cristianas de la diócesis: catequesis en todos sus niveles, encuentros, reuniones, retiros y otros eventos.

Asimismo se suspendieron hasta la misma fecha el culto público en todos los templos de la diócesis. Esta decisión se suma a la dispensa del precepto dominical que ya había sido anunciada previamente y que han adoptado los obispos de la Región Centro. 

Previo acuerdo con los fieles involucrados, informó, se podrán realizar las celebraciones de bautismo y matrimonios ya programados, con la asistencia mínima de personas a la liturgia. En el caso del bautismo: padres y padrinos; en el caso del matrimonio: los contrayentes y los testigos. 

En tanto, se realizará la difusión por diversos medios de comunicación de la Eucaristía y otras celebraciones litúrgicas y/o devocionales. De la misma manera, se pide a los agentes evangelizadores que sean creativos para ofrecer subsidios pastorales, especialmente para los que se encuentran realizando la catequesis. 

La celebración del sacramento de la Reconciliación, la visita a los enfermos y ancianos, y la administración de la Unción y del Viático, cada sacerdote las realizará con los debidos recaudos sanitarios.

En la medida de las posibilidades de cada comunidad, se instó a que los templos permanezcan abiertos un tiempo suficiente para la oración de los fieles.

"Como ya se ha señalado, en todo esto hemos de acatar con rigor las disposiciones de la autoridad pública que tienen la misión de velar sobre el bien común de todos, especialmente de los más vulnerables", anunciaron a través de un comunicado.

Y agregaron: "El obispo Sergio Buenanueva acompaña este Comunicado con una Carta Pastoral invitando a la comunidad diocesana a asumir esta situación de emergencia sanitaria con responsabilidad pastoral, atentos, sobre todo, a los más vulnerables y en situación de riesgo".

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar