España aprobó la "tasa Google" para que gigantes tecnológicos paguen más impuestos

Más información 18 de febrero de 2020
También se la denomina tasa GAFA, en referencia a Google, Amazon Facebook y Apple. El objetivo es que las multinacionales tecnológicas paguen más impuestos por sus servicios como la venta de datos para la publicidad online.
multimedia.grande.ae94470dd90c3666.676f6f676c652d61705f6772616e64652e6a7067

El Gobierno de España aprobó este martes el impuesto conocido como "tasa Google" o GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple), una tasa orientada a que las multinacionales tecnológicas paguen más impuestos por los servicios digitales y la cual es promovida por la Unión Europea (UE); aunque congeló su cobro hasta fin de año, siguiendo la política implementada en Francia a la espera de un acuerdo global.

Esto pese a la amenaza de Estados Unidos de imponer aranceles a los países que graven a sus empresas tecnológicas. 

En Argentina, distintas entidades como Diarios y Periódicos Regionales de Argentina (DyPRA, la cual integra El Periódico), vienen solicitando desde hace tiempo medidas similares hacia los gigantes tecnológicos en materia de información, ya que se nutren de los contenidos generados por los medios regionales sin retribuirles.

¿Qué es la 'tasa Google'?
Desde el Gobierno español remarcaron que se trata de un impuesto que pretende una fiscalidad más justa porque las grandes multinacionales de internet apenas tributan por su actividad en España. En 2017, Google, Amazon, Facebook y Apple solo pagaron 24 millones de euros al Estado español. El objetivo es que los gigantes paguen allí donde realmente generan su negocio. 

"España está modernizando su sistema fiscal haciéndolo más progresivo y distributivo", afirmó la ministra de Hacienda y vocera del Ejecutivo, María Jesús Montero.

"Si la sociedad evoluciona y la tecnologías también, es necesario que la fiscalidad se mueva en esa dirección para mantener su papel redistributivo y evitar la competencia desleal. España no puede permitirse tener un sistema tributario anclado al siglo pasado", añadió la ministra.

Montero remarcó que estos nuevos impuestos buscan que las grandes multinacionales digitales tributen donde generan valor, y que España sigue trabajando para llegar a un consenso en el marco de la OCDE y el G20, por lo que "adaptará su legislación interna cuando se alcance un pacto a nivel global".

En ese sentido, la ministra explicó que Madrid no cobrará la "tasa Google" hasta el 20 de diciembre, cuando se tendrá que realizar una liquidación única, si bien después se hará de forma trimestral.

El gobierno francés, que fue pionero en aprobar esta tributación en julio de 2019, suspendió su cobro hasta fin de año, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con poner aranceles a sus vinos.

En el caso de España y otros países de la Unión Europea, Trump avisó que elevaría los aranceles a la importación de sus vehículos, algo a lo que Montero dijo que el gobierno estará atento, si bien su compromiso sigue siendo "buscar una fiscalidad más justa para los ciudadanos".

La propuesta de ley del gobierno español debe pasar por el Parlamento, con lo que no estaría lista hasta mediados de año.

El Ejecutivo español también dio luz verde a la famosa "tasa Tobin", sumándose también a otros países como Francia, Italia y Bélgica, que aplican este gravamen del 2% a las transacciones financieras. Ambos tributos habían sido aprobados en enero de 2019 por el anterior gobierno del socialista Pedro Sánchez, pero su entrada en vigencia se frustró por la convocatoria anticipada de elecciones.

¿Cuánto se piensa recaudar?

La llamada "tasa Google" -el gobierno español rechaza llamarla así - gravará con 3% los ingresos generados por servicios de publicidad dirigida en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos obtenidos a partir de información proporcionada por el usuario.

Como ejemplo, la ministra se refirió a los datos anónimos que las empresas como Facebook, Amazon o Google venden a otras empresas que luego se utilizan para hacer "llamadas telefónicas para vender productos", sin que la sociedad se beneficie de ello.

Montero recordó que se aplicará a empresas con ingresos de más de 70 millones de euros a nivel mundial y 3 millones en España, por lo que quedarán excluidas las pymes y "start ups" digitales.

El gobierno español espera recaudar con este impuestos unos 968 millones de euros, cifra inferior a lo estipulado el año pasado (1.200 millones) debido a la ralentizacion de la economía.

En cuanto a la "tasa Tobin", el impuesto sobre transacciones financieras que gravará con un 0,2% las operaciones de compraventa de acciones de empresas españolas con una capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros, el Ejecutivo espera recaudar 850 millones de euros.

¿Qué servicios gravará la "tasa Google"?

La publicidad dirigida clasifica a los clientes que utilizan las páginas webs teniendo en cuenta sus gustos y preferencias. Esa información personal, obtenida a través de las 'cookies' --información que se almacena en el navegador del usuario sobre las páginas webs visitadas--, se vende a otras empresas. El impuesto gravará el 3% de la venta de esos datos, así como de servicios de publicidad e intermediación en línea y la venta de metadatos.

Con información de RTVE y Ámbito.com

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar