Revelan que el Ministerio de Justicia financió a Vandenbroele para su hotel boutique

Más información 03 de febrero de 2020
Se trata de un testigo arrepentido en las causas judiciales contra el ex vicepresidente Boudou. Según documentos revelados, en 2019 le entregaron al menos un millón y medio de pesos con fondos públicos para su emprendimiento.
Vandenbroele
Alejandro Vandenbroele.

Con documentos obtenidos del Programa de Protección de Testigos, una investigación del portal El Destape reveló que durante la gestión de Mauricio Macri el Ministerio de Justicia otorgó fondos millonarios a Alejandro Vandenbroele para financiar su "proyecto laboral", que se trató de un hotel boutique en al provincia de Mendoza. Vandenbroele es uno de los testigos arreepentidos en las causas judiciales contra el ex vicepresidente Amado Boudou.

Según la investigación del portal, los documentos muestran la conexión entre algunos arrepentidos a través del Ministerio de Justicia durante el gobierno anterior para direccionar causas que interesaban al Gobierno. La publicación originó también las críticas de la abogada de Boudou, Graciana Peñafort: "Sabíamos que había algo raro con Vandenbroele y ahora vemos que para la prisión de Boudou le pagaron con un hotel", sostuvo.

El hotel de Vandenbroele

El hotel boutique La Masía es el emprendimiento que el arrepentido Vandenbroele gestiona en la zona de Chacras de Coria, Mendoza, y financiado con fondos del Ministerio de Justicia, según consta en el legajo del testigo protegido que fue revelado.

Para manejar el caso Vandenbroele, el director del programa Francisco Lagos designó a Carlos Linsalata, quien en diciembre de 2018 fue reemplazado por Jorge Adamowicz. 

Según el artículo, el 24 de agosto de 2018 Linsalata envió una nota a sus superiores, que consta en la foja 515 del legajo, donde pide $1.500.000 para un proyecto laboral para Vandenbroele. En ese mismo correo destaca que Boudou ya había sido condenado a prisión efectiva por más de 5 años. 

Asimismo, siempre según la nota de El Destape, en el folio 644 del legajo de Vandenbroele consta que el 9 de junio de 2019 el titular del programa de Protección de Testigos, Francisco Lagos, le entregó $300.000 “como anticipo destinado a la instrumentación e implementación del proyecto de inversión" del hotel posada La Masía.

176936577

Contrato irregular

"El contrato de locación de La Masía, sin embargo, tiene fecha del 1 de enero de 2019, seis meses antes. Fue por 2 años, hasta el 31 de diciembre de 2020. Lo firmó el propio Vandenbroele y dejó un depósito de garantía de 1.500 dólares que no se detalla de donde salieron. Vandenbroele insite en varias notas al Gobierno que no tenía dinero para mantenerse, así que no deben haber salido de  su bolsillo. En el legajo consta también un pago al dueño del inmueble por $60.000 con fecha del 28 de noviembre de 2018, o sea, antes incluso de la firma del contrato. Todo el legajo de Vandenbroele tiene este tipo de contradicciones temporales, indicador de que todo se hizo de manera irregular", señaló la publicación.

Asimismo, la investigación asegura que la idea de poner un hotel fue del propio Vandenbroele, que le propuso al gobierno anterior que le aportara los fondos para poder armar ese negocio y así mantenerse fuera de la asignación mensual que reciben los testigos protegidos. La inversión inicial que calculó y pidió Vandenbroele fue de $1.944.000. 

"En el legajo consta que el 20 de enero de 2019 Vandenbroele le pagó $280.000 a la decoradora de interiores Carolina Ramal en concepto de 'Mobiliario, decoración y elementos artísticos'. El 17 de febrero de le pagó otros $240.000 por el diseño, asesoría, restauración mobiliario, imagen gráfica y dirección de obra. Todo antes de recibir formalmente los fondos públicos. O Vandenbroele tenia dinero o aparte de lo que figura en los papeles recibió aún más fondos por fuera incluso del sistema ya de por sí irregular", explicó la nota.

"Según la documentación de su legajo, en agosto de 2019 Vandenbroele recibió más fondos. Le dieron $40.000 el 7 de agosto y otros $300.000 el 16. En el acta de esta última entrega consta que ya le habían dado un total de $600.000. El 9 de octubre le entregaron $200.000 más", agregó.

Según la carpeta que presentó Vandenbroele y que consta en su legajo, apuntaba clientes de alto nivel adquisitivo, con un precio promedio de ·$3.300 la habitación y que el punto de equilibro del negocio sería una ocupación de 35 habitaciones al mes. “El negocio de La Masía es llevado a cabo por Alejandro Vandenbroele a su nombre”, dice el proyecto. 

1580730650707
1580730648632


Emprendimiento

El artículo detalló que la idea de armar este negocio surgió a finales de 2018. "Vandenbroele se lo comentó por teléfono a Linsalata, su control del programa de Protección de Testigos, y luego le escribió un mail el 5 de diciembre de 2018 donde le dio más detalles. En el mail, que consta en el folio 586 de su legajo, Vandenbroele le explicaba que quería armar este emprendimiento con un matrimonio amigo (que finalmente no apareció) y que el dinero para la inversión lo aportaría su familia, aunque finalmente fue con fondos públicos", precisó.

Por otra parte, según la nota, Vandenbroele se preocupaba porque esto no se tomara como un abandono de otro proyecto previo para el cuál sí le había pedido fondos al gobierno de Macri. "Ese proyecto anterior era el de un 'Aeroparking VIP', un estacionamiento frente al aeropuerto de Mendoza a mitad de precio del que está dentro de la terminal. Vandenbroele pedía una inversión inicial de $6.870.000. En los documentos a los que accedió El Destape no figura si esto prosperó. El hotel boutique, por el contrario, sí", concluyó. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar