Adolescente estaba de vacaciones con su familia y murió tras recibir un disparo en la cabeza

Más información 22/01/2020
Ocurrió en Santiago del Estero y la víctima tenía 13 años. Por el hecho fue detenido el primo del fallecido y la familia asegura que fue un accidente cuando iban a cazar.
0009458224

Un adolescente de 13 años murió en la mañana de ayer martes en la localidad santiagueña de Los Dolores luego de ser baleado en la cabeza mientras pasaba las vacaciones con su familia, en circunstancias que aún se investigan.

La víctima fue identificada como Ramón Esteban Ruiz, quien se encontraba disfrutando sus vacaciones en la casa de su padrino.

Según señalaron medios locales, el dueño de la casa, Leopoldo Ruiz, habría dejado su escopeta calibre 16 cargada apoyada contra una silla. Su hijo, Adrián Ruiz, habría tomado el arma y apuntado a su primo, disparándole en la cabeza. Aparentemente, según las primeras declaraciones de la familia, el joven desconocía que la escopeta estaba cargada.

Trágico final

Según reseñó Nuevo Diario, eran aproximadamente las 8.30 del martes 21 de enero. Esteban estaba junto a su primo, Adrián Ruiz, de 19 años, y sus tíos, Leopoldo Ruiz (49 años) y Antonia Gerez (34). El menor había llegado a la casa de sus familiares a fines de diciembre del año pasado para pasar sus vacaciones en el campo.

Estaba desayunando, por lo que el adolescente se sentó junto a su primo. Estaban charlando y terminando de compartir el desayuno, cuando su tío tomó su escopeta calibre 16 milímetros y la cargó.

Según el medio, el tío le habría colocado una bala a la escopeta y luego la dejó apoyada en el respaldo de una silla. Esteban, su primo y su tío, iban a ir a cazar.

Leopoldo dejó el arma y fue a buscar una bolsa en el interior de la casa. En ese momento, Adrián —quien no se habría percatado de que su padre habría cargado el arma de fuego—, tomó la escopeta. De inmediato, puso el arma de fuego apuntando a la cabeza de su primo. Habría intentado demostrarle cómo se disparaba y en ese momento activó el gatillo.

El proyectil salió disparado y, desafortunadamente, impactó en la cabeza del menor de 13 años, quien murió en el acto. 

En medio de su desesperación, el padre alertó a la Policía sobre lo que había pasado. Los efectivos de la Comisaría Comunitaria Nº 10 se dirigieron de inmediato al domicilio y los policías constataron que el adolescente llevaba algunos minutos sin vida, por lo que se dio intervención en el caso al fiscal de turno de la Circunscripción Capital, Sebastián Robles, quien ordenó que el cuerpo del adolescente sea examinado y se le practique una autopsia. 

Por otra parte, Adrián Ruiz, su primeo, quedó detenido por el delito de “homicidio simple”.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar