Aseguran que un jugador del Baby fue golpeado por un adulto al término de un partido

Local 15 de enero de 2020
Integra el plantel de Los Andes que anoche disputó un encuentro contra su par de Barrio Jardín en el Torneo Nacional. La agresión -dijo la mamá del niño- provino tras el festejo por la victoria.
Pelota

Una mujer denunció en las últimas horas y a través de las redes sociales, que su hijo, un jugador de Los Andes, fue agredido por un hincha de Barrio Jardín. El hecho se dio, según informó, al término del encuentro que ambos equipos disputaron por el Torneo Nacional de la Liga de Baby Fútbol en cancha de Los Andes, cerca de las 00.30 de este miércoles.

La mujer, que utilizó su página de Facebook para denunciar el hecho, aseguró que el menor de 11 años fue agredido con un palo por un hincha. De acuerdo al testimonio, el hombre, mayor de edad, le pegó por la espalda y lo tumbó, haciéndolo además golpear la cabeza contra el piso.

En diálogo con El Periódico, Laura Torres, la mamá del pequeño, sumó detalles de lo ocurrido. "Mi hijo Franco es de la categoría 2008. Él está a préstamo en la categoría 2007. Íbamos perdiendo, después empataron y después mi sobrino Matías hace el gol. Son dos primitos que juegan juntos. Terminó el partido, estaban festejando los chicos, iba muy adelante el señor que los dirige y Franco, que es el número 2, sale de la cancha y atrás sale mi sobrino. Pero cuando él se va alguien le pega con un palo por la espalda y Franco cae al suelo golpeado. Y no sólo eso, sino que le pegó patadas también, por eso estaba tan atacado de los nervios mi hijo", detalló.

Acto seguido agregó: "No entendía nada, él salía festejando y terminó en el piso. Mi sobrino que venía atrás lo auxilia, él sí vio quién era la persona pero en el momento del lío no entendían nada los chicos. Me acerqué donde estaban los árbitros y les dije que eso tenía que quedar asentado porque lo podrían haber matado. Se dieron vuelta, me miraron y me dijeron que me retirara. Mi hijo estaba muy mal y me lo llevé, me vine a mi casa".

Torres afirmó que su hijo, debido a lo ocurrido, estuvo "muy mal" y levantó fiebre "debido a la rabia que tenía por dentro". "Recién a las 6 se pudo dormir, ahí se pudo relajar. Lo toqué, ya no tenía más fiebre, pero recién a las 6 se pudo relajar, estaba muy nervioso", sostuvo.

Teniendo en cuenta que hoy tiene que volver a jugar, la mujer pidió seguridad y que se tome alguna medida con los adultos: "Él es un nene al que le encanta jugar al fútbol, no creo que no quiera ir. Pero pienso que tendría que haber un policía en la puerta de la salida de la cancha, donde salen los chicos para protegerlos. No pido justicia contra los chicos, sino contra los padres, porque son los padres, esto fue cosa de un adulto y no de un niño".

Torres agregó, además, que es la primera vez que les ocurre algo así. "Tuve a mi hijo en la 2002 y jamás tuvimos problemas de ninguna índole con nadie", dijo.

Sobre el final, manifestó: "Diría que esto no vuelva a ocurrir, como me tocó a mi puede ser otro niño con las actitudes de querer ganar siempre, no vamos a llegar a ningún lado. Los chicos van a divertirse, mi hijo en especial va a disfrutar del fútbol, espero que no ocurra otra vez esto".

Analizan las medidas

Jorge Frócil, presidente de la Liga de Baby Fútbol, explicó que esta mañana, muy temprano, se desayunó sobre lo sucedido. “Voy a hablar con la paramédica para tratar de llegar a fondo con esto y saber qué fue realmente lo que pasó”.

El dirigente indicó que abrirán un sumario para conocer cómo se dieron los hechos y luego citar a las partes involucradas: “En el transcurso de la mañana citaré a la madre para ir a la Policía”, aclaró y señaló: “Estamos viendo los testigos también, asá que antes del mediodía tengo que tener la resolución”. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar