Solange, la estudiante apasionada por los autos de carrera que ganó el Desafío Eco

Local 07/12/2019
La joven de Freyre, alumna de tercer año del Ipet Nª 50, obtuvo un excelente desempeño en la tradicional competencia de autos eléctricos que se llevó a cabo en Buenos Aires. Hija de mecánico, colabora en el taller de su papá además de estudiar.
Solange Busso (1)

El IPET Nº 50 “Emilio F. Olmos” volvió a participar este año en el Desafío Eco, una competencia de autos eléctricos de emisión cero diseñados por estudiantes de todas las escuelas técnicas de la Argentina. El desafío, que fomenta la investigación de sistemas de transporte alternativos no contaminantes, se llevó a cabo el sábado 30 de noviembre y domingo 1 de diciembre pasados en el autódromo de Buenos Aires.

En ese marco, la alumna de la “Escuela del Trabajo” Solange Busso (14) hizo historia porque resultó ganadora en la categoría spring femenino, siendo la primera mujer en adjudicarse ese logro. “No lo podíamos creer”, contó la estudiante a El Periódico.

“Terminamos muy contentos, muy emocionados y con mucha alegría. Sabemos que fue por todas las pilas que le pusimos al auto, todas las horas de dedicación del equipo y de cada profesor”, agregó.

“Fueron muchos los chicos que participaron y trabajaron en el diseño, en la carrocería, pero fuimos solo seis a Buenos Aires. En mi carrera yo tenía que ir a fondo, acelerar, en la otra carrera ellos sí tenían que economizar la batería. Quedamos quintos en la general”, explicó sobre la competencia.

Explicó también que fue el profesor Alexis Ferrero quien le propuso ser la conductora del auto. “Me lo comentó el año pasado, yo tenía una idea, y este año me habló, me preguntó si quería y yo sin dudas acepté”, expresó.

d712207b-edd5-4aa7-9f01-26804c5c4433

Desde chica entre motores

Solange contó que desde muy chica se interesó por la mecánica automotriz y comenzó ayudando a su papá, que trabaja en mecánica pesada. “Siempre me gustó conocer ese tema, me gustan los autos de carrera también. Cuando era más chica mi papá iba a trabajar al campo, yo siempre le pedía cosas para hacer y él me daba para hacer algo, ahora volvimos al pueblo -Freyre- y le ayudo en su taller; él trabaja con tractores y máquinas del agro, le ayudo con varias cosas”, señaló.

La joven señaló también las diferencias de trabajar en mecánica pesada. “Es otro mundo, son trabajos más difíciles que un auto común. En la escuela el motor está en un caballete en un banco, pero en el taller tenés que trabajar con el motor adentro”, indicó.

Un doble festejo

Solange contó que es fanática de Chevrolet. Apenas terminó la competencia, entre festejos y emociones, lo primero que preguntó fue cómo terminó el campeonato de Turismo Carretera -que finalizó ese mismo día con el campeonato de Agustín Canapino-. “Apenas terminé la carrera me dijeron que también había ganado Chevrolet, fue una emoción muy grande, fue doble el festejo”, contó entre risas.

La competencia incluyó, este año, cinco carreras: tres el sábado y dos el domingo. De la misma participaron 96 autos de establecimientos educativos de todo el país.

Desafío Eco

¿Qué es el Desafío Eco?

El Desafío Eco es una competencia de la que participan establecimientos educativos de nivel secundario de América Latina.

Son los estudiantes quienes deben diseñar y construir, con la guía de sus profesores y la fiscalización de técnicos del Automóvil Club Argentino, un automóvil eléctrico alimentado por baterías.

¿Cuál es el objetivo?

Se busca inculcar a los estudiantes nociones básicas del cuidado del medio ambiente y en particular promover el aprendizaje integrado, utilizando el proceso de diseño y construcción para la aplicación de principios científicos, conceptos matemáticos y de sistemas tecnológicos.

Asimismo, se quiere motivar y educar a los estudiantes en la investigación de sistemas de transporte alternativos no contaminantes y promover el trabajo en equipo para diseñar, producir, testear y competir utilizando nuevas tecnologías.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar