Arboleda floja, asados y peligro a la vera de avenida Maipú

Local 23 de noviembre de 2019
Muchos eucaliptus corren serio riesgo de caerse al tener su base comida por el fuego. Si bien el problema viene de antaño, nuevamente el sector se convirtió en un lugar de encuentro. Vecinos alertan que quienes pasan por allí corren peligro.
191121PAPEL_MG_4547
El último ejemplar caído a la vera de Maipú

Los eucaliptus ubicados a la vera de la avenida Maipú se muestran imponentes. ¡Imagínese el ruido que pueden hacer al caer! O el daño si se desploma hacia la calle y sobre alguno de los tantos vehículos que por allí transitan: autos, motos y bicicletas. 

CLAVES

- Numerosos eucaliptus que se encuentran a la vera de la avenida Maipú tienen sus bases consumidas por el fuego.

- Ya hubo caídas de ejemplares, que son de gran porte, tanto sobre la calle como el espacio verde. Además un árbol de estos ubicado sobre Güemes cayó el año pasado sobre el techo de una casa.

- Vecinos del sector denunciaron que se volvieron a hacer asados en la zona los fines de semana y que el fuego se prende en el hueco de los árboles. Sostienen que el peligro de caída es latente en el lugar.  

Entre el miércoles por la noche y la madrugada del jueves uno de los ejemplares se derrumbó, aunque afortunadamente sobre el mismo espacio verde. En 2017, pasó algo similar aunque la caída se produjo sobre la avenida un domingo y a plena luz del día. En ambas oportunidades, el viento y la lluvia fueron las causas de que estos árboles no mueran de pie. Pero hubo mucha fortuna ya que nadie salió lastimado. 

Asimismo, en 2018 mientras trabajadores municipales se encontraban talando árboles secos en la zona, uno de ellos que estaba ubicado sobre Güemes cayó sobre el techo de una casa y originó serios daños materiales. Tampoco había personas en el lugar. 

En esa franja de eucaliptus hay varios de ejemplares secos o enfermos que corren el riesgo de desplomarse en cualquier momento, sobre todo cuando hay tormentas y vientos fuertes como el que hubo esta semana

Además de aquellos que están quemados, otros fueron afectados por el exceso de agua recibida ya que suele ser una zona inundable. 

191121PAPEL_MG_4664 (1)
Bases quemadas por el fuego en la mayoría de los árboles 



Espacio recreativo histórico que resurgió 

La vera de la avenida Maipú supo ser décadas pasadas un lugar de encuentro de familias y amigos durante los fines de semana para la recreación. Había asadores en el lugar, mesas de cemento y los domingos, sobre todo, el espacio se llenaba de gente. Lo que muestra la costanera de avenida Cervantes en la actualidad es un fiel reflejo de lo que era ese costado de la Maipú. 

La Asociación para el Medioambiente y su Dinámica (AMAD) alerta sobre esta situación desde hace más de una década.

Cuando desaparecieron los asadores, quienes allí todavía utilizaban este lugar para juntarse prendían el carbón para el asado sobre la base de los árboles, los que se fueron perforando. Esto pasaba con frecuencia pese a que existe una ordenanza que prohíbe la generación de fuego y que establece penas a los incumplidores.

Hoy esa mala costumbre volvió a este sitio. No la de juntarse a pasar un momento sino la de prender unas brasas sobre lo que queda de las bases de los árboles.

“El último fin de semana por lo menos había tres familias comiendo. Es más, se arma un canal cuando hay agua y los chicos lo usan para pescar mojarritas. Pero es un peligro y en cualquier momento va a pasar algo grave”, alertó un vecino de uno de los barrios cercanos. 

Daños graves 

Desde que inicia la avenida hasta su intersección con Güemes, por ejemplo, son más de 20 los ejemplares de gran porte que sufrieron y sufren todavía los efectos del fuego en sus bases. Por lo menos seis cuentan con la mitad de esta consumida y están ubicados en la primera línea cercana a la avenida. De caerse, por la inclinación de su copa, sería lógico que lo hagan sobre la arteria, por lo que será cuestión de suerte que no pase nadie en ese momento

“Estos huecos ponen en riesgo la estructura de los árboles y tratándose de eucaliptus, en condiciones climáticas adversas existe un grave riesgo no solo para su conservación sino también para las personas que transitan sobre la avenida, ya sea caminando o en algún vehículo”, indicaron desde la Asociación para el Medioambiente y su Dinámica (AMAD), que desde hace más de una década alerta sobre esta situación.

Sobre este lugar se notan árboles talados por el municipio, que corrían peligro de caerse, pero lo hecho parece no alcanzar. 

La afluencia de personas que circulan por avenida Maipú es muy grande ya que es una zona de la ciudad que creció urbanísticamente en los últimos años. Además frente a la zona de los eucaliptus el municipio inauguró este año el “Paseo Maipú", sobre lo que se denominó “costanera norte”, un espacio público pensado para que los vecinos desarrollen actividades recreativas y deportivas. Cada sábado y domingo se ven familias y muchos niños en el lugar. 

El peligro está latente y ya hubo algunos avisos en el último tiempo. Por eso, que cuando vuelva a pasar no haya esta vez que lamentar algo más que la caída de un árbol. 

 

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar