Los hinchas de Colón podrían entrar al Guinness World Records

Más información 09 de noviembre de 2019
colon
Algunos de los 37.000 hinchas que Colón movilizó a Asunción; hubo 10 kilómetros de cola en el paso de la aduana.

Vamos a ver si pesa más el fútbol o el corazón" dijo el entrenador de Colón de Santa Fe, Pablo Lavallén, sobre el choque por la final única de la Copa Sudamericana contra el Independiente del Valle de Ecuador que se disputará este sábado en Asunción.

"Independiente se caracteriza por tener un fútbol más aceitado que el nuestro pero nosotros jugamos más con el corazón", dijo en rueda de prensa antes del reconocimiento del campo de juego de La Nueva Olla, el estadio del club Cerro Porteño, donde se jugará la final desde las 17.30

Lavallén destacó la cualidad de su rival de posesión de la pelota. "Nosotros vamos a intentar hacer lo mejor posible con el agregado del corazón. Con el extra, con el plus de lo emocional (más) que con lo técnico y lo estratégico. Es la oportunidad única de ser campeón", expresó. "Este es un partido donde no hay mañana", apuntó Lavallén.

Unos 35.000 hinchas

Además de su primera final, Colón se trajo a la capital paraguaya a unos 30.000 aficionados desde la ciudad de Santa Fe, ilusionados en ser testigos de una hazaña histórica.

Representantes del Guinness World Records intentarán probar en Asunción si se trata del desplazamiento de público más grande detrás de un partido de fútbol en el mundo, según medios de prensa argentinos y paraguayos.

Miles de hinchas formaron kilométricas colas con sus vehículos en el trámite de ingreso por la frontera entre Clorinda (Argentina) y Puerto Falcón (Paraguay), distante a unos 60 kilómetros de Asunción. Otros varios centenares se instalaron con carpas improvisadas en las orillas de la bahía de Asunción, en la Costanera, frente al Palacio de Gobierno en medio de un calor húmedo de 35 grados.

Y por la tarde, en la puerta del hotel Sheraton, miles de hinchas se congregaron para realizar un banderazo de apoyo al plantel, una vez que los jugadores regresaron del entrenamiento. El calor, la efervescencia, todo fue subiendo: era la última arenga antes de la gran final, esa que Colón aguardó pacientemente durante toda su historia.

"Es lo más justo"

"Somos unos privilegiados. Vamos a protagonizar una final única y es como si estuviéramos en Santa Fe", dijo Lavallén. Para él, la decisión de la Conmebol de establecer un solo partido en campo neutral "es lo más justo". 

"Esperamos que este nuevo sistema sea una buena experiencia y que sea una fiesta para los que participamos y para la gente de Argentina, de Ecuador y para los anfitriones de Paraguay", destacó. Sobre el rival, admitió que "tiene una línea de juego muy definida, quiere imponer sus condiciones y su experiencia".

"Independiente tiene más experiencia que nosotros (jugó una final de la Libertadores en 2016) y nosotros somos debutantes en una final", puntualizó para vaticinar finalmente que ambos tienen méritos suficientes para llevarse el trofeo.

Fuente: La Nación

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar