Frontera: una escuela, a metros de una comisaría, que pide mayor seguridad

Local 07 de noviembre de 2019
Tras el ingreso de un hombre armado al EEMPA, un docente pidió seguridad ante el temor de la comunidad educativa. Desde el municipio advirtieron que un adicional policial para la escuela es un tema del gobierno provincial y agregaron que ayudan con otras medidas.
EEMPA

Gonzalo Giuliano Albo es profesor de Historia la Escuela de Enseñanza Media Nº 1062 "Don José de San Martín" (EEMPA), en Frontera, establecimiento sobre el que dijo se encuentra hoy en una “situación de riesgo, totalmente desguarnecida y vulnerable” a recibir un nuevo ataque”.

Se trata del establecimiento educativo que hace una semana y media vivió cinco minutos de terror, tras el ingreso de un joven armado que buscaba venganza por mano propia y hasta disparó tres veces en el interior del lugar. Afortunadamente nadie salió herido y esta persona, que sería de apellido Allende, resultó detenido. 

“La venganza personal de este pibe con quien sea sigue pendiente. Hay problemas de consumos peligrosos en el medio y no se hace nada", alertó el docente en diálogo con El Periódico, quien puso el ojo crítico en la Municipalidad de Frontera, la inspección y hasta la propia dirección de la escuela: "Estamos con un problema grave en la escuela. La Municipalidad ni siquiera se acercó a una reunión en la que podríamos haber hablado de algún adicional policial. Inspección tampoco nos ayuda, no tenemos una dirección con total poder de decisión. Estamos librados a la buena de Dios", remarcó.

Por otro lado, concejal del Partido Justicialista de Frontera, Juan Manuel Pastore, contó que junto a su bloque ofrecieron hacerse cargo de la mitad del costo de un adicional policial para custodiar al Eempa 1062.

Cabe recordar que el colegio funciona en Calle 1 esquina 84, a escasos metros de la Comisaría Sexta. 

El municipio se defiende 

La intendenta Victoria Civalero negó que la Municipalidad haya estado ajena a lo sucedido y confirmó que hubo contactos con la directora de la institución, Claudia López.

Civalero explicó a El Periódico que se juntó al día siguiente con la directora y que dialogaron sobre las posibles medidas de seguridad a tomarse. Asimismo, dijo que habló con el jefe policial de Frontera para manifestarle la “intranquilidad” de la comunidad educativa, por lo que a la otra noche un móvil policial custodió el ingreso a las aulas. 

Sobre la posibilidad de un adicional de policía en el colegio, Civalero sostuvo: “Desde el Ministerio de Educación al de Seguridad tendría que haber una comunicación directa, más allá de mi intervención como intendenta. El colegio pertenece a la Provincia. A nosotros esto nos preocupa y estamos disposición. Pero el tema del adicional me parece que no es un tema nuestro sino algo provincial”. 

En base a ello, la intendenta contó que propuso al colegio y a la policía la presencia de un móvil policial tanto al ingreso como a la salida de los alumnos de la escuela. 

“Lo que me llama la atención y no estoy de acuerdo es que se haya hablado de un municipio ausente cuando hemos tenido reuniones y hemos hablado de alternativas. Creo que quien debería estar hablando del tema es la autoridad máxima que es la directora. No quiero creer que la persona que planteó esa problemática sea por alguna cuestión de afinidad política con un sector opositor a nosotros, porque sería una barbaridad”, respondió Civalero ante la crítica de Giuliano Albo.

Por último, la mandataria municipal confirmó que le proveerán un sistema de portería eléctrica –junto a una cámara de seguridad- a la escuela. “La instalación la vamos a hacer con personal del municipio”, indicó.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar