“La mirada de la mujer en situación de violencia cambió”

Local 04 de noviembre de 2019
Lo admite Rodrigo Beccaría, responsable del flamante Polo de la Mujer en San Francisco, quien destacó el rol de este espacio en la ciudad.
beccaria
Rodrigo Beccaría

No se trata de esconder. Tampoco de meter a una persona dentro de una habitación con el fin de protegerla pero revictimizándola o en cierto punto haciendo que se sienta culpable de algo que no generó. Los refugios para mujeres víctimas de violencia de género suelen ser parte de una discusión que con el tiempo se fue aclarando.

Rodrigo Beccaría, responsable del flamante Polo de la Mujer en San Francisco, asume que los tiempos cambiaron y que en la actualidad “la mirada de la mujer en situación de violencia cambió” porque no se trata de tenerla encerrada en un refugio.

“La idea es que esté acá, a puertas abiertas, claro que con ciertas reglas de convivencia pero que no deje de hacer su vida. Si tiene que llevar sus hijos a la escuela que lo pueda hacer. Siempre con las medidas de protección, de restricción, si es necesario con el dispositivo Salva (o botón antipánico), pero sin que ella tenga que estar encerrada”, sostuvo en diálogo con El Periódico el licenciado en Trabajo Social.

Contacto

El Polo de la Mujer funciona en calle Avellaneda 648. Teléfono: 03564-439035. Atención: de 8 a 20. También existe un 0800 888 9898.

El Polo Integral de la Mujer abrió sus puertas en San Francisco a fines de septiembre. Se trata de un espacio para la atención de víctimas de violencia de género que funciona en dependencias de la Casa del Niño -Avellaneda 648-, en reemplazo de lo que se denominó Unidad de Violencia Familiar. Hoy, este espacio está en condiciones de atender el triple de casos de los que intervenía antes de reconvertirse. 

Como una novedad, el lugar contará con un refugio que será custodiado las 24 horas del día, aunque, como explicó Beccaría, tendrá otra perspectiva. 

“Estamos haciendo una puesta en funcionamiento gradual, ajustando las cuestiones. Lo edilicio está listo pero queda la cuestión de seguridad, el protocolo de acción y trabajo. Hoy se da respuesta derivando a alojamientos”, explicó. Se estima que a corto plazo este espacio ya estará funcionando. 

equipo polo
El equipo de trabajo del Polo de la Mujer 



Desarrollo 

El Polo Integral de la Mujer otorga asistencia a la víctima de violencia de género. Funciona de 8 a 20, de lunes a viernes.

Beccaría sostuvo que es un lugar no solo de asesoramiento y contención sino además un centro de denuncias. 

Al respecto, Beccaría indicó: “La primera visita es una entrevista con el equipo interdisciplinario, se hace la valoración de la situación y el riesgo, se plantea una estrategia de intervención que puede ser la denuncia o una red de apoyo y en base a eso se continúa. Dentro de esta estrategia de intervención como Polo contamos con varias herramientas”, explicó el funcionario, y agregó: “La idea es brindar ayuda integral desde lo psicológico, lo social y lo legal. Trabajan cinco psicólogas, tres trabajadores sociales y tres abogadas para ayudar a tener una mirada más integral. Además existen una serie de becas a disposición”.

Beccaría confirmó que con la cantidad de profesionales que tiene el Polo hoy se puede abastecer el triple de demanda que tenían: “La mujer que llega es atendida y no se le da un turno. Nadie se va sin atención”, afirmó. Asimismo, agregó que ya duplican la atención que venían dando antes de la creación del nuevo espacio. “Ya surgieron demandas del interior, gente de Arroyito, por ejemplo, y vamos articulando con la localidad de donde es cada víctima”.

cursos polo
 Días atrás inició el Curso-Taller de Capacidades Socio-Laborales, que se dicta dos veces por semana



Centro de denuncias

La denuncia que se toma desde el Polo Integral de la Mujer es la civil. Se trata de denuncias por maltrato psicológico, económico u otras que no constituyan un delito penal. En el caso de estas últimas se trabaja en un asesoramiento y acompañamiento.

“Nosotros somos una boca más de denuncia, pero se siguen tomando en los demás lugares”, señaló.

Para Beccaría, lo novedoso de esta política es que la víctima cuenta con todas las herramientas en un solo espacio. “Nosotros podemos ver que cuando aceptan a venir, se sostienen en el tiempo y continúan los resultados son muy buenos”, explicó en relación a las víctimas. Sin embargo, aclaró que salir del ciclo de violencia no suele resultar muy fácil: “Hay muchos factores que intervienen, entre ellos el económico, para que una mujer se sostenga en el tiempo. Pero hay que respetar los tiempos, sus decisiones y si decide continuar con la relación no juzgarlas y entender que hay un proceso donde se le brindó un asesoramiento e información. Claro que hay un criterio fino siempre y cuando no haya un riesgo inminente”. 

NÚMEROS 

En primeros 9 meses de este año se cometieron 203 femicidios y otros 35 asesinatos se investigan como posibles casos de femicidio, indicó un relevamiento realizado por la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMalá) que insistió en su reclamo para que se declare la Emergencia Nacional en Violencia de Género.

Son 40 los botones antipánico entregados en San Francisco actualmente.

De los 20 hasta los 50 años, son las víctimas de violencia de género que llegan al Polo de la Mujer. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar