Sigue este viernes el juicio por el homicidio de Marcelo Rojas

Policiales 01 de noviembre de 2019
Por el hecho está acusado Leandro Artaza. Ayer declararon cinco testigos y se vivieron momentos de tensión.
artaza
Artaza es juzgado por cuatro hechos.

Luego de que cinco testigos declararon en el primer día del juicio que se le lleva a cabo a Leandro Ezequiel Artaza (23), imputado por el crimen de Marcelo Rojas, entre otros hechos, este viernes desde las 9 continuará el proceso en la Cámara en lo Criminal y Correccional de la ciudad de San Francisco. Artaza está acusado por homicidio calificado por el uso de arma de fuego, tenencia ilegal de arma de guerra y amenazas calificadas en dos hechos. El joven es defendido por el abogado Mario Ruiz.

Acusaciones

Artaza es juzgado por cuatro hechos, todos ocurridos en 2018. El más resonante: es acusado de haber asesinado a Marcelo Rojas (19).

Según la acusación, el primero de los hechos ocurrió el domingo 3 de junio de 2018 cerca de las 18. Según la investigación, ese día Artaza, que se conducía a bordo de una moto Honda CBX, se hizo presente en la estación de servicios ESSO, ubicada en Caseros y Cervantes, más precisamente al sector de playa de carga donde estaba su hermano "Bebe" Artaza discutiendo con Matías Rubiolo y Tomás Jerez. Con el objetivo de alarmar y amedrentar, increpó a Rubiolo, que se fue del lugar, y a Jérez, a quien persiguió hasta adentro del shop, dónde luego apuntó al abdomen y le gatilló, sin producirse el disparo.

El segundo hecho, siempre de acuerdo a la acusación, tuvo lugar el domingo 1 de julio de 2018 cerca de las 2.30 de la madrugada en Esperanza y Chaco. Jonathan Marcelo Rojas, la víctima, se encontraba en la vereda de su casa, ubicada en Esperanza al 500. Rojas estaba enemistado con Artaza por tener Rojas una relación de pareja con la mamá de los hijos de Artaza. Artaza extrajo un arma de fuego y para darle muerte efectuó dos disparos, uno de los cuales le dio en la cabeza. Rojas fue trasladado al hospital Iturraspe, donde falleció el 5 de julio del mismo año por traumatismo craneoencefálico con hematoma producido por un disparo de arma de fuego. 

El tercer caso ocurrió el domingo 2 de septiembre de 2018. Ese día Artaza, que era sospechoso del hecho anterior y estaba prófugo, iba a bordo de una Honda Falcon por San Lorenzo de norte a sur y, al llegar a Uruguay, frenó y para alarmar y amedrentar a los policías Damián Moreyra y Priscila Juárez, que realizaban patrullajes preventivos en la zona, extrajo un arma de fuego y apuntó contra ellos para luego darse a la fuga.

El último hecho tuvo lugar el miércoles 19 de septiembre de 2018 y da cuenta de que se halló escondida, en la supuesta casa de la pareja de Artaza, un revólver calibre 38, arma apta para disparar.

Hizo aclaraciones

A pesar de que no declaró, Artaza hizo algunas aclaraciones tras escuchar las acusaciones en su contra.

Así, respecto al hecho de la estación de servicio dijo haber perseguido a Jerez porque pensó que era el sujeto que le había pegado a su hermano, pero al darse cuenta de que no, se fue. Negó haber gatillado.

En cuanto al hecho de amenazas contra los agentes de policía, negó haberles apuntado sino que afirmó haberles hecho una seña obscena con la mano. A su vez reclamó nuevamente las imágenes de las cámaras del lugar.

Respecto al hecho de homicidio se apegó a lo dicho en la etapa de instrucción.

En tanto sobre el hecho del arma hallada, negó que fuera de él o de su novia.

Testimonios

Durante la primera jornada declararon cinco testigos. 

En primer lugar declaró el subcomisario Luis Díaz (43), quien dio detalles de la detención de Artaza, que estuvo prófugo durante dos meses. También habló del hallazgo del arma en el departamento de su novia. 

Díaz recordó que por esos días en que Artaza estuvo prófugo se llevaron a cabo investigaciones que hicieron saber que no tenía domicilio fijo, que se movía sólo por las noches, y que esa semana se encontraría en la casa de sus padres, en un domicilio de barrio Parque, por lo que se librararían tres órdenes de allanamiento de las que participaría el Eter, una de ellas en esa vivienda. Sin embargo, no se llegó a eso tras conocerse que de ese domicilio estaba saliendo un remis con dos personas a bordo. Luego de seguirlo con un auto de civil y pidiendo colaboración, lograron detener el auto en Roca y Trigueros, y aprehender a Artaza, que se trasladaba junto a su novia. Tras no hallarles armas, lo que era una hipótesis, con la aprobación de la mujer Díaz se dirigió al departamento hacia el que estaban yendo, ubicado por Cabrera al 4000, y halló en un cajón del baño un arma de fuego dentro de una bolsa. Tras ser indagado por fiscalía y defensa, brindó numerosos detalles de los hechos y de sus circunstancias.

El subcomisario también afirmó que el Eter iba a participar de los allanamientos por la "peligrosidad" que revestía Artaza, que era conocido en el ambiente delictivo y del que se sabía que solía moverse armado. Habló de una familia "temida" en la ciudad.

En segundo y tercer lugar hablaron los agentes de policía Damián Moreyra (21) y Priscila Juárez (22), cuyas declaraciones fueron en línea con la acusación, que da cuenta de que fueron apuntados con un arma de fuego en proximidades del Parque Cincuentenario, cuando Artaza seguía prófugo por el supuesto homicidio. Ambos reconocieron a Artaza del que, sabían, estaba prófugo por un presunto homicidio, y que conocían por fotos, y advirtieron el arma de fuego, aunque no pudieron brindar precisiones sobre la misma.

Cuarto en declarar fue F. R. (17), hermano de Marcelo Rojas, que presenció el momento del homicidio. El joven dio cuenta de una relación de enemistad entre su hermano y Artaza por una mujer y lo identificó como el sujeto que le disparó. Además dio detalles de cómo ocurrieron los hechos, teniendo en cuenta que fue testigo presencial. El joven dio cuenta de haber sido amenazado de muerte  para no ir a declarar o bien para "declarar bien" y que la amenaza incluyó a su padre.

En quinto lugar declaró Matías Rubiolo (19), que iba en moto con el joven a quien Artaza persiguió hasta el shop de la estación de servicio y le gatilló.

Rubiolo, que llegó a la sala esposado y escoltado por un agente del Servicio Penitenciario por estar en prisión desde hace más de un año, dijo que iban en una Yamaha Crypton con Tomás Jerez por Bv. 25 de Mayo y doblaron hacia la costanera cuando vieron dos Honda Twister en las que iban dos parejas (reconoció al hermano de Artaza en una de ellas pero no al imputado). Luego de que su compañero le dijera que el sujeto al que él no llegó a ver tenía un arma, él aceleró mientras que su compañero pegó un salto, se bajó de la moto, y corrió hacia dentro del shop. Rubiolo afirmó que dio vuelta a la manzana para volver por su compañero pero al ver a la PolicÍa en el lugar desistió de ello y se fue. Asimismo aseguró saber que Jerez tenía problemas con Artaza aunque no supo precisar de qué tipo.

Momento de tensión

Un momento de tensión se vivió con el hermano de Rojas en la sala, previo a su declaración.

Notablemente nervioso y, luego de confirmar que había sido amenazado ante una pregunta de la fiscalía, Aliaga Díaz pidió que se desalojara la sala, donde familiares del imputado presenciaban el desarrollo de la audiencia.

Tras ello, disconforme, el abogado defensor abandonó el lugar. Seguidamente, el juez dio lugar al planteo, por lo que se retiró al acusado y a sus familiares, que seguían el juicio oral y público, y Ruiz debió volver al recinto pidiendo la posibilidad de sumar un veedor del Colegio de Abogados. El planteo fue rechazado pero se le permitió, igualmente, que un veedor siga el proceso como un miembro más del público.

Finalmente volvió a ingresar Artaza y el testigo declaró. En medio de su testimonio, el joven reconoció haber sido amenazado de muerte para no ir a declarar o bien para "declarar bien". La amenaza, dijo, incluyó a su padre.

Sigue mañana

Luego de un cuarto intermedio, el proceso continuará mañana desde las 9.

Los hechos son juzgados por el vocal de cámara Alejandro Acuña mientras que la acusación corre por parte de la fiscal de cámara Consuelo Aliaga Díaz. 

Las claves del juicio

Leandro Artaza (23) está acusado de cuatro hechos.

El más importante es el homicidio de Rojas.

Tres de esos hechos están relacionados: el homicidio, la amenaza a dos policías cuando estaba prófugo y la tenencia de arma de guerra por hallarse un arma de ese tipo en la casa de su novia.

El proceso comenzó hoy, sigue mañana y podría durar tres días.

Hoy declararon cinco testigos.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar