Temporal: dos corrientes de aire afectaron 80 kilómetros cuadrados de ciudad

Local 22 de diciembre de 2018
Fueron datos vertidos por la reconocida especialista María Luisa Altinger, doctora en Ciencias Meteorológicas con más de 50 años de trayectoria y que recorrió la ciudad tras la tormenta severa del viernes 14 de diciembre. La profesional aconsejó a la Municipalidad la necesidad de revisar cartelerías, techados y el mismo arbolado bajo normas establecidas.
TEMPO
el temporal de San Francisco fue escala F1, es el segundo nivel sobre un total de seis.

Una semana después del temporal que azotó a San Francisco el último viernes 14 de diciembre, la ciudad todavía continúa recuperándose de los destrozos provocados con vecinos unidos trabajando en plazas y espacios verdes para que vuelvan a la normalidad lo antes posible.

Todavía no se sabe a ciencia cierta el costo económico de los daños, aunque sí que fueron 137 viviendas las afectadas en distintos puntos de la ciudad, la mayoría en barrio Parque, según el relevamiento oficial.

Las imágenes del desastre ocasionado recorrieron los medios del país y llamaron la atención de María Luisa Altinger (83), doctora en Ciencias Meteorológicas con 50 años de trayectoria. La mujer es reconocida como una de las referentes en el tema en nuestro país y al ver las primeras imágenes de las consecuencias decidió viajar a San Francisco para observar los daños en primera persona y recabar información para una base de datos única en el país sobre tormentas severas y tornados que data del año 1930.

La científica brindó sus evaluaciones a Bomberos Voluntarios, y a través del contacto establecido con los voluntarios dialogó en forma exclusiva con El Periódico, para dejar sus conclusiones sobre el fenómeno que atravesó la ciudad. Sabe muy bien de lo que habla, ya que presenció unos 300 hechos similares en toda su carrera.

“Es un caso a estudiar”

“Cuando vi los daños en la plaza Vélez Sarsfield dije: ‘Este es un caso que hay que estudiar’”, contó María Luisa en la charla con este medio. La especialista estuvo el sábado 14 y el domingo 15 recorriendo toda la ciudad, observando y analizando lo que los destrozos le comunicaban.

“Cuando se trata de casos extraordinarios es importante ir y verlos. Para preguntarse si se trató de un tornado o de una tormenta severa y poder hacer predicciones al respecto. Lo que pasó por San Francisco fue una tormenta severa que produjo dos intensas corrientes de aire descendentes con ráfagas que superaron los 120 kilómetros por hora y que en su punto cúlmine llegaron a los 170. Los daños se produjeron en un rectángulo de 11x8 kilómetros (11 a lo largo desde el aeroclub hasta Frontera y de sur a norte unos ocho kilómetros a lo ancho). Serían unos 80 kilómetros cuadrados de zona de daño”, precisó la especialista.

Según Altinger, por los destrozos analizados, existió la posibilidad de que las fuertes corrientes de aire hayan estado precedidas por un tornado que tuvo su punto neurálgico en la zona de barrio Iturraspe (en Bomberos Voluntarios) cruzó los Tribunales y el Interprovincial y se retiró hacia la zona rural. “Según mi estimación venía delante de la tormenta, pero inmediatamente después ingresa la segunda corriente descendente que lo desintegró”, comentó la mujer. Sin embargo, aseguró que se necesitaba un estudio mayor para determinarlo con mayor probabilidad.

parque 3 Temporal 2018

Escala F1

Altinger brindó una información esclarecedora: “La duración de una tormenta con corrientes descendientes es mayor a la de un tornado. El efecto del tornado es más instantáneo, de una duración de pocos segundos, en cambio en San Francisco las ráfagas de viento se extendieron por varios minutos”.

Dentro de la escala para medir y clasificar la intensidad de tormentas y tornado, denominada Escala de Fujita, el temporal de San Francisco fue F1 (es el segundo nivel sobre un total de seis), cuyos daños pueden ser moderados con vientos que van desde los 120 a los 180 km/h.

La especialista en Ciencias Meteorológicas describió el recorrido que tuvieron las poderosas corrientes de aire. “La primera vino por la ruta 19, pasando por el aeródromo, tuvo su máximo frente a la Costanera y se extiende a lo largo de varios cientos de metros, dejando a los árboles indicando hacia el norte, noroeste. Después hay un silencio y llega la otra corriente descendente fuerte siguiendo hacia la zona urbana que invade casi toda la ciudad con el máximo de potencia en la zona de Bomberos, Tribunales y barrio Parque”, detalló.

Predicción y medidas

“En un fenómeno como el de San Francisco hay que imaginarse a la naturaleza como un cazador que tiene una venda en los ojos y sale a disparar con su ametralladora, pero apunta al azar. Normalmente pasarán unos cuantos años para que se repita un fenómeno similar o no, desde octubre hasta fin de abril es todo un espectro de riesgo en cuanto a estos fenómenos, hay que estar atentos a lo que dice el Servicio Meteorológico con sus alertas, aunque no pueden predecir la magnitud del fenómeno”, aclaró.

Por último, dadas las consecuencias que dejó el temporal, la especialista instó a la Municipalidad a analizar la cartelería, las construcciones, revisar el arbolado con profesionales “y exigir que se cumplan las reglamentaciones estipuladas”. E hizo especial hincapié en la colocación de postes y cables de los servicios de telefonía y Cablevisión: “Están colocados de una manera muy precaria”, finalizó.

ALTINGER

María Luisa Altinger fue la primera meteoróloga del país y doctora en Ciencias Meteorológicas. Jubilada en 2002 como investigadora del Conicet y docente de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA).

Relevamientos y solidaridad comunitaria

Este miércoles finalizaron los relevamientos casa por casa por los barrios donde se evaluaron los destrozos ocasionados por el temporal. Según fuentes el secretario de Salud, Fernando Giacomino, se recolectaron 137 planillas con declaraciones de distintos tipo de daños en hogares, la mayoría de ellos en viviendas de barrio Parque.

Por otra parte, todos los días hubo numerosas muestras de solidaridad de la comunidad ya sea con numerosas donaciones para los afectados como grupos de vecinos, organizaciones sociales y partidos políticos que se unieron para realizar limpiezas y recolección de ramas y objetos en distintos espacios verdes de la ciudad, como plaza Vélez Sarsfield, el Parque Cincuentenario y la Costanera, entre otros.

ayuda 4

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar