La misión de su vida

Local 10 de noviembre de 2016 Por
Milagros Carballo, la joven que denunció a su padre por abuso sexual, inicia una cruzada para prevenir otros hechos como los que ella padeció. El sábado 19 realizará una concentración en la Plaza Cívica.
161109ARPA_MG_71452 (1)
Milagros Carballo promueve la concentración para el sábado 19 de octubre. (foto: Faustino Rizzi)
Milagros Carballo

“Creo que es mi misión ayudar a aquellas que están sufriendo lo mismo que yo”, dice convencida Milagros Carballo (21), la joven que en abril de este año hizo pública, a través de redes sociales, su denuncia por abuso sexual que padeció durante años por parte de su padre.

El próximo sábado 19 de noviembre, en el Día Mundial para la Prevención del Abuso Infantil, Milagros junto a un grupo de amigos y compañeros de trabajo realizarán una manifestación para visibilizar y alertar a las familias sobre este tipo de casos.

“Mi idea es que la sociedad abra los ojos, que la gente no piense que no le puede pasar porque en realidad los casos de abuso contra menores suceden mucho más de lo que creemos”, asegura.

El evento se realizará en la Plaza Cívica desde las 18, habrá una manifestación con distintas lecturas, una intervención teatral con actores dirigidos por Adrián Vocos y a los asistentes se les entregarán cuentos que abordan la temática de la prevención contra el maltrato y el abuso infantil.

“El abuso sexual infantil en nuestra ciudad sigue siendo un tema tabú, en las escuelas no se habla, en las familias tampoco y está pasando, siento que es necesario hacer algo”, resalta la joven.

Una referente

Tras la exposición mediática de su caso, Milagros sabe que se transformó en una activista y en una referente contra el maltrato y el abuso infantil.

Es por esto que a su página “No más gritos sin Voz” y a su Facebook personal Mili Carballo, llegan consultas de adolescentes, jóvenes y mujeres víctimas de diferentes tipos de abusos y maltratos.

“La mayoría empiezan por contarme lo que están viviendo o han vivido y después me preguntan qué tuve que hacer para denunciar, cómo fueron las pericias y muchas cosas más”, explica Milagros. 

“Sanando”

Milagros acepta que al denunciar su caso su vida cambió radicalmente, y que cada día significa ir sanando sus heridas.

“Valió la pena. Hace un año atrás me quería morir, hoy quiero vivir y evitar que sigan sucediendo estos casos”, afirma.

El caso

El 12 de abril de este año Milagros denunció a su progenitor, Carlos Taborda (84 años), tras varios años de abusos sexuales reiterados. El 26 de ese mismo mes, la joven decidió hacer público su caso mediante Facebook con la intención de “visibilizar” un tema tabú como el maltrato y el abuso infantil en el interior de las familias.

Días después el hombre fue detenido y luego le concedieron la prisión domiciliaria, algo que había solicitado su defensa por su edad y aduciendo problemas cardíacos.

La causa fue elevada a la Cámara del Crimen pero todavía no hay fecha de realización del juicio, que se realizaría el próximo año.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar