La autopsia reveló que la joven de Junín murió por los golpes

Policiales 29 de abril de 2014
La autopsia reveló que la joven de Junín murió por los golpes

Gran conmoción generó en todo el país la muerte de una adolescente de 17 años que fue atacada a golpes, la semana pasada, a la salida de la escuela nocturna en la localidad de Junín, provincia de Buenos Aires. El episodio ocurrió la semana pasada, pero la joven murió el domingo.

La autopsia reveló ayer que el deceso se produjo por lesiones causadas por golpes de puño y patadas. Las tres mujeres que participaron de la golpiza, entre ellas una menor de edad, fueron detenidas por el caso (ver análisis de Mariana Otero).

Naira Ayelén Cofreces fue atacada a golpes el miércoles a la salida de la escuela secundaria Nº5 y murió el domingo tras agonizar en la unidad de terapia intensiva del Hospital Interzonal General de Agudos Dr. Abraham F. Piñeyro.

Fuentes judiciales citadas por medios locales reportaron ayer que las pericias preliminares al cuerpo de la adolescente determinaron que el deceso se produjo por los “fuertes” golpes de puño y patadas, algunas en la cara, que recibió la víctima mientras estaba tirada en el suelo.

En tanto, voceros policiales informaron ayer a la agencia DyN que a la víctima mortal se le diagnosticó muerte cerebral a las 22.24 del domingo en el hospital de Junín, por lo que sus familiares decidieron donaron sus órganos.

“No puedo más, me destrozaron. Me arruinaron la vida””, dijo entre lágrimas la madre de la adolescente muerta, y reclamó justicia. El fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, José Albote Galante, a cargo de la investigación, pidió que la causa sea caratulada como homicidio agravado por premeditación, delito que prevé pena de prisión perpetua.

El hecho

La investigación permitió establecer que tres mujeres, que están detenidas, atacaron a golpes a la víctima mortal y a una amiga, que sufrió un corte en el labio y perdió un diente, el miércoles alrededor de las 22 a la salida de la escuela, ubicada en Vuelta de Obligado y Cabrera.

Las detenidas fueron identificadas como María Rosa Mederos, de 32 años y ama de casa, Anabella Mederos de 22 y alumna de la escuela, que fueron trasladadas a la comisaría de la localidad de Arribeños, y una menor de edad, también alumna de la escuela, que fue llevada al Instituto de Menores de la ciudad de La Plata.

El intendente de Junín, Mario Meoni, dijo que no le encuentra “una explicación a tanta locura” y atribuyó a “celos” la causa del ataque a la adolescente. Asimismo, reconoció que “hace ya bastante tiempo” que se registran “situaciones de agresiones entre jóvenes” en esta localidad bonaerense.

Otras fuentes indicaron que habría sido atacada por ser una chica “linda”.

En tanto, la titular del Juzgado de Garantías de Junín, María Laura Durante, dijo que “no están claros” los motivos del ataque y coincidió con el jefe comunal en que las peleas son “cotidianas” a la salida de boliches y en la calle.

“Las peleas llegan a un extremo que nunca hemos visto”, advirtió la magistrada en declaraciones a radio América.

El director de Asistencia a la Víctima de Junín, Andrés Rosas, aseguró que “la escuela es una caja de resonancia de un contexto social donde la violencia es un componente cotidiano”, subrayó. (Agencias)

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar