Caso Maru: testigos coincidieron en la violencia del atropello

Policiales 04 de abril de 2014
EL PERIÓDICO en el juicio

F.R. (Enviado especial a Córdoba)

Con la ausencia de la mitad de los testigos que estaba previsto que declarasen hoy, se cumplió en los Tribunales I de la ciudad de Córdoba la tercera jornada en el juicio por la muerte de Mariana Ellena. Los testimonios de una muer que caminaba por el lugar, un repartidor que circulaba en un camión y una joven que trabajaba en un bar ubicado cerca de la esquina donde ocurrió el hecho, parecieron confirmar la violencia con que fue atropellada Mariana, ya que si bien ninguno dijo ver el momento exacto sí escucharon un impacto muy fuerte. 


Por el hecho está acusado de homicidio culposo y de conducción peligrosa (correr una picada) Catriel Maximiliano Bertorello (18), que atropelló a Mariana en la esquina de Chacabuco y Corrientes y eso derivó en su muerte cinco días más tarde. En ese momento tenía 16 años y conducía un Fiat 147 blanco, a pesar de no tener carnet para manejar, junto a su novia Brenda Andrade Salas. Según la causa, Bertorello iba presuntamente corriendo una picada, cruzó el semáforo en rojo y arrolló a Mariana.

El otro imputado es Gustavo Luca (28), no por la muerte de la joven sino que está señalado como el otro conductor que iba presuntamente corriendo la picada en su Fiat 147 azul, aunque frenó en el semáforo.

En la sala estuvo hoy, por primera vez, el padre del principal acusado, el reconocido folclorista Juan Bautista Bertorello, quien señaló que por el momento no haría declaraciones, aunque prometió hacerlo una vez concluido el proceso. No hubo ningún cruce de palabras ni acercamiento con los padres de Mariana, ubicados a escasos metros.


Día 3
El relato más gráfico este viernes fue el de la joven que trabajaba en un bar, quien dijo ser la primera que vio a Mariana tendida en el suelo. Por el ruido o por la forma en que la encontró pensó que se había tirado de un balcón, indicó. También recordó que la ambulancia demoró unos 20 minutos en llegar al lugar, pero no pudo precisar más datos sobre los ocupantes del Fiat 147, a quien dijo que solo vio de atrás. 

Quién sí aportó algunos datos sobre el 147 blanco fue un chofer que se encontraba con su camión en el lugar. Aseguró que al escuchar el impacto y ver caer a Mariana siguió con el camión y fue hasta el lugar donde había caído, y que desde allí vio a la pareja del 147 como si estuvieran discutiendo, pero que luego siguieron. También observó que el paragolpes delantero del coche lo tenía casi desprendido.

Además dieron su testimonio una pasajera de un taxi, quien sólo pudo relatar los pocos datos que le había dado el taxista que la llevaba y quien dijo haber sido testigo, y una mujer que caminaba por el lugar junto a una amiga, pero dijo que al escuchar el fuerte ruido sólo atinó a taparse la cabeza y no vio ni recuerda más nada de ese momento. También declaró un policía, encargado de secuestrar el vehículo en la playa de estacionamiento donde fue dejado, quien detalló el estado en qué encontró el vehículo.

Seguirá el lunes

El juicio seguirá el lunes con la declaración de más testigos. Se esperan que al menos 10 personas presten testimonio, y según pudo saber este medio una de ellas podría aportar una declaración muy importante. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar