Caso Mariana: se hizo careo entre testigos

Policiales 03 de abril de 2014
Caso Mariana: se hizo careo entre testigos
Por F.R. (Enviado especial a Córdoba)

Con las declaraciones de dos investigadores del caso se reanudó hoy el juicio por la muerte de Mariana Ellena en Córdoba. Ambos relataron cómo habían buscado testigos y las primeras informaciones que obtuvieron. No aportaron demasiados datos, pero ratificaron que los dos acusados se habían entregado voluntariamente una vez que sus vehículos habían sido localizados, ya que en el momento del hecho ambos huyeron del lugar.

Esta mañana se realizó además un careo entre dos testigos mujeres que habían testimoniado en el primer día de las audiencias, con el fin de contrastar las diferencias que ambas tenían sobre la ubicación de los dos automóviles que habrían participado de la picada que derivó en el atropello a Mariana. Si bien coincidieron que los dos autos venían a una velocidad elevada y que podían haber estado corriendo una picada, difieren en dónde los vieron ubicados, aunque todavía faltan muchos otros testimonios y este punto podría no ser relevante. 

El juicio se reanudará mañana en doble jornada, con las declaraciones de otros testigos, de los que se esperan datos de gran importancia para esclarecer el hecho. En la jornada anterior, los testimonios habían sido muy claros en cuanto a la velocidad a la que circulaban los autos involucrados y que podrían haber estado corriendo una picada, también señalaron que el semáforo estaba en rojo y que el conductor del Fiat 147 huyó tras atropellar a Mariana. 

Al comienzo de la audiencia, el juez ordenó a dos investigadores policiales ubicar a dos testigos del caso que no se presentaron y traerlos a declarar, utilizando todos los medios disponibles.

Poca memoria 
El primer investigador (de Accidentología Vial) relató cómo había encontrado el Fiat 147 blanco en una playa de estacionamiento en la calle Deán Funes. Explicó que estaba abandonado, y detalló los golpes y roturas que presentaba. También cómo intentó localizar testigos cerca de la escena del atropello. Más allá de eso, el investigador prácticamente no tenía o no recordaba detalles del caso, a más de dos años de ocurrido.

Silencio de los acusados
El principal acusado es Catriel Maximiliano Bertorello, hoy con 18 años aunque en el momento del hecho tenía 16, quien manejaba el Fiat 147 acompañado de su novia, Brenda Salas. Según la causa, Bertorello presuntamente iba corriendo una picada con un Fiat 147 Spazio azul, comandado por Gustavo Gastón Luca (28), quien a su vez iba con amigos. Ambos se mantienen sin declarar todavía. 

Mientras que a Bertorello en la primera jornada se lo vio apesadumbrado, lagrimeando y casi sin levantar la cabeza, hoy estuvo atento a las declaraciones y prestando atención a todo lo que sucedía. 

¿Por qué publicamos el nombre?
Si bien al momento del hecho por el que está siendo juzgado Bertorello tenía 16 años, hoy se presenta al juicio oral y público como mayor de edad y por lo tanto El Periódico sólo expone los datos que en el juicio se brindan, como su nombre, sin exponer otros que puedan afectar su dignidad o reputación, algo que persigue la Ley Nacional de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.




Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar