Guillermo Rabino: “Nuestro compromiso como jueces es tratar de resolver con la mejor de la fe”

Local 03/07/2021 Por Franco Cervera
Uno de los jueces de San Francisco habló a fondo sobre la tarea en la Cámara Criminal local, la responsabilidad de dictar sentencia y diferenció la Justicia local de los casos de corrupción a nivel nacional. También consideró que debería debatirse la edad en la imputabilidad de los menores y evaluó positivamente los juicios por jurados populares.
Guillermo Rabino2 (1)
Guillermo Rabino, juez de Cámara de San Francisco.

El juez de la Cámara Criminal y Correccional de San Francisco, Guillermo Rabino, lleva más de 30 años trabajando en el Poder Judicial de la provincia de Córdoba. Cuenta con una vasta experiencia en miles de causas y procesos que marcaron el destino de familias de la ciudad y región.

En este sentido, el vocal recibió a El Periódico en el edificio de Tribunales y habló ampliamente sobre el funcionamiento de la Justicia local, la situación de los menores de edad que cometen delitos y la responsabilidad de tener que dictar sentencias resolviendo la libertad o prisión de las personas.

- ¿Cómo toma esa responsabilidad de resolver un caso o dictar sentencia?

Es una responsabilidad, quizás la palabra sea una respuesta fácil pero se trata de una labor donde se está resolviendo sobre cuestiones muy importantes para la vida de las personas. Se resuelve sobre la libertad y muchas veces en base a distintas pruebas que a veces no son tan claras. Lo tomamos con mucha seriedad y responsabilidad, pero definitivamente es una situación que hay que afrontarla con tranquilidad y con análisis prudente.

- La prueba es fundamental. 

Muchas veces leemos alguna información periodística o algún comentario que hace la gente y nos hacemos una idea de cómo debería resolverse un caso, pero hay que ver las pruebas. Porque son las que condenan o absuelven. Y a veces estas pruebas no son tan claras, y nosotros no tenemos otra opción que atenernos a ellas. Entonces eso termina condicionando, como corresponde, al juez a tomar decisiones y estas tiene impacto sobre las personas.

- ¿Le quitó el sueño algunas veces la responsabilidad de dictar sentencia?

Sí, más de una vez. No me tomó esta función a la ligera pese a que hace años estoy en la Justicia Penal. Muchas veces alguna causa me quitó el sueño o estoy constantemente pensando en algo que hay que resolver, incluso a veces con cierta cuota de angustia. Pero siempre ayudado por la formación profesional que se tiene.

- ¿Alguna vez le pasó estar convencido de que el acusado era responsable del hecho pero las pruebas no eran suficientes?

Sí. Pasa de todo. Por eso remarco la importancia de las pruebas. Se puede tener la íntima convicción de que el resultado es uno u otro, pero las pruebas están indicando otra cosa. Ahí es cuando se generan más tensiones. En cambio, cuando la prueba es clara en un sentido, eso no es difícil de resolver.

- ¿Qué opina de los juicios por jurados populares?

La experiencia de juicios por jurados es muy enriquecedora para los jurados, pero también para nosotros. Las personas se ponen en nuestro lugar por un momento y nos damos cuenta de lo que estamos hablando, porque puede pasar que el trato con las evidencias no está en línea con lo que ellos pueden pensar. Y ahí es cuando tienen que resolver en base a la prueba que se reunieron.  

- A veces por causas de corrupción a nivel nacional se apunta a la Justicia en general. ¿Cómo toman esto?

Cuando se habla de la Justicia por casos de corrupción, nosotros no tuvimos la posibilidad de resolver muchos de esta índole, sólo algunos y locales. Pero los principales casos de corrupción son nacionales y ahí es donde a veces terminamos salpicados por responsabilidades que no son nuestras o decisiones que no tomamos. La Justicia que investiga a la corrupción nacional, no son jueces de San Francisco o Córdoba, son de Capital Federal. Nosotros como Justicia penal local tenemos nuestras responsabilidades y estamos abiertos a que los periodistas y el resto de la sociedad nos indique y aporte para ver en qué podemos mejorar. Pero definitivamente cuando se habla de que la Justicia hizo esto o lo otro, hay que aclarar que hay muchas justicias.

Guillermo Rabino (1)

Condenas y la situación de los menores 

- ¿Cree que hay algún tipo de delito que debería agravarse la condena?

Pienso que hay distintos tipos de aristas para analizar. Una de es que muchas veces las resoluciones de los juicios es producto de un acuerdo entre el imputado que confiesa y el Ministerio Público Fiscal que acusa. En esas circunstancias, los jueces tenemos poco que decir porque ya hubo un acuerdo previo que se llama juicio abreviado. Eso evidentemente hace que la pena sea menor. Fuera de eso están el resto de los delitos donde las escalas penales indican la cantidad de años. No creo que estén en general mal las escalas penales de los delitos. Quizás hay algunos hechos que se perciben mucho más grave por la sociedad y que a veces no se reflejan tanto en las escalas penales. En cuanto a los delitos viales hubo un cambio en 2017 que fue bastante alta y da margen para encontrar una pena que se estime justa.

- ¿Algún caso lo dejó marcado?

Vengo actuando desde 2005 en el juzgado de Control, luego como juez y antes como fiscal de Arroyito. Los que más recuerdo son los que más noticias han generado en los medios.

- ¿Cuánto incide la repercusión en los medios?

Creo que los casos que más quitan el sueño pueden tener más relación con otras situaciones y no necesariamente relacionados a los más mediáticos. Nuestro compromiso como jueces es tratar de resolver con la mejor de la fe, aplicando todos los conocimientos y tratar de respetar las pruebas. Muchas veces algunas cuestiones la prensa la toma como resonantes y para nosotros no son complicados o no nos dan más tarea.

- ¿Qué opina de la intención de bajar la edad de imputabilidad de menores?

Quizás los tiempos cambiaron y antes los menores estaban en menor contacto con la realidad y comprendían menos algunas cuestiones. Es un tema para analizar la baja de imputabilidad de menores. Hoy es totalmente inimputable hasta que no se tenga 16 años, y quizás deberíamos darle un contexto de mayor responsabilidad penal a los menores. Pero admito que es un tema muy controvertido.

- ¿De quién depende esta cuestión?

Es un tema para discutir, de hecho, en otros países tienen un régimen distinto. Algunos con menor imputabilidad y otros dependiendo la capacidad o no del menor para entender la situación depende de pruebas y no de la edad fijada. Dependerá de los legisladores que quieran cambiarla.

- ¿Alguna vez se sintió amenazado por algún caso o intento de soborno?

No en términos de amenaza real. A veces algún mensaje, pero muy leve, nada que amerite demasiado la atención. Sería preocupante si algún magistrado sufre esto porque eso hablaría de una sociedad mucho más violenta de la que tenemos.

- La Justicia está para resolver casos: ¿también para prevenirlos?

La Justicia está para resolver casos entre particulares, y con aquellas personas que habrían cometido un delito. No creo que la Justicia esté para prevenir, porque si hay un problema el juez debe resolver y ser independiente. No puede tener ningún inconveniente, y mantener la objetividad e independencia posible como la mejor forma de resolver el conflicto que se le plantea. La herramienta de prevención debería estar fuera de la magistratura.

- Aumentaron los casos de violencia de género: ¿cree que una fiscalía especializada puede ayudar a resolverlos?

Seguramente una fiscalía especializada en violencia de género puede ayudar a resolver mejor y más este tipo de causas, pero por los datos que tenemos es necesario tener más gente que resuelva. Teniendo una sola Cámara como en San Francisco no se puede trabajar mucho más. Tendríamos que tener otra cámara más como ocurre en otras localidades porque sino puede producirse un cuello de botella.

San Francisco primera en causas resueltas y segunda en juicios efectuados 

El Centro de Estudios y Proyectos Judiciales del Poder Judicial de Córdoba dio a conocer los datos del desempeño de las distintas Cámaras en lo Criminal y Correccional durante el periodo 2020, donde San Francisco se resalta por ser la que más procesos resolvió y la segunda con más juicios efectuados.

“El balance es positivo y nos alienta y más teniendo en cuenta la realidad que vivimos el año pasado. Pese a esto logramos mantener en cantidad y calidad la actividad que hacemos. Esto indica que estamos yendo por buen camino”, dijo el juez Rabino.

Según los registros, la Cámara en lo Criminal y Correccional de la Quinta Circunscripción Judicial de los Tribunales de San Francisco, logró 451 resoluciones y se ubicó en primer lugar a nivel provincial durante 2020. Detrás aparece la Cámara de Primera Nominación de Río Cuarto que resolvió 295 casos. Además la Cámara de San Francisco quedó en segundo lugar en la provincia en cantidad de juicios realizados, con 156. La de Villa María se ubicó primera con 180. 

 

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar