Una buena: con la vacunación, se espera un mejor panorama después del invierno

Local 27/06/2021 Por Faustino Rizzi
Si se mantiene el ritmo de colocación de vacunas y el descenso de nuevos casos, en pocos meses el escenario por la pandemia podría ser mucho más favorable en San Francisco y Córdoba. Según el director del Hospital Rawson, Miguel Díaz, se podría llegar a la inmunidad de rebaño.
DSC_0821
Todavía falta, pero se espera un presente más favorable en los próximos meses.

La provincia de Córdoba todavía atraviesa los días más oscuros y dolorosos en el calendario de la pandemia de COVID-19: junio ya es el mes con más cantidad de personas fallecidas por esta enfermedad en el territorio provincial, con 1.103 casos hasta el último jueves. Sin embargo, algunos indicadores permiten vislumbrar un panorama bastante más favorable en unos pocos meses, sobre todo si se continúa con el ritmo de vacunación de las últimas semanas.

¿Cuánto falta para la “salida” de todo esto? ¿cuándo se termina este drama y se vuelve a una nueva normalidad más cercana a la que conocíamos? Es la pregunta y el comentario de millones de personas en todo el mundo. Con el importante aumento en la cantidad de personas vacunadas en Argentina el final de la película parece más cerca, si bien distintos especialistas insistieron en que deben mantenerse los cuidados personales y colectivos para evitar contagios que vuelvan a descalabrar el panorama.

Para Miguel Díaz, especialista en infectología y director del Hospital Rawson en la ciudad de Córdoba, además de coordinador del equipo de asesores sanitarios del Gobierno provincial, de mantenerse el ritmo en la cantidad de vacunas aplicadas en las últimas semanas, en el próximo semestre podría alcanzarse la llamada inmunidad de rebaño, que básicamente consiste en que el virus tenga mucha menos circulación debido a que la mayor parte de la población se encuentra ya protegida por la vacuna. De esta manera, se protege también a las personas que por distintas razones no están vacunadas contra el coronavirus. 

“Es probable que tengamos un escenario más favorable si se mantiene este ritmo de vacunación que ha planteado la Nación y que Córdoba también está llevando adelante con una muy buena organización. Creo que después del invierno vamos a tener una inmunidad importante en la población y uno puede estar hablando de inmunidad de rebaño, sobre todo si se refuerza las primeras dosis con las segundas. Esto va a hacer que haya una menor circulación viral y en ese momento habrá que plantear cuáles serían las medidas preventivas a continuar ya en una nueva normalidad”, señaló Díaz. 

O sea que si bien hay que mantener los cuidados preventivos, se puede tener esperanza en una mayor normalidad ya con la primavera. 

Sí, siempre teniendo en cuenta el dinamismo que ha tenidos esta pandemia, los cambios constantes que tiene y la aparición de nuevas variantes, que son un tema de preocupación, y la cobertura que otorgan las vacunas. Todas las publicaciones en el mundo hablan de que la esperanza está centrada en la vacuna para bajar la circulación viral. Cuanta más gente se vacune mejor va a ser la respuesta para disminuir la circulación del virus.

Es decir que esto sería con las variantes y datos actuales que indican que son cubiertas por las vacunas, pero no sabemos qué podría pasar más adelante si aparecen otras más peligrosas. 

Exacto. En este momento la variante que más circula en el país es la variante manaos, y las vacunas tienen cobertura para esta variante, sobre todo si está colocada la segunda dosis. En cuanto a la variante delta todo parece indicar que tiene cobertura, pero hasta que logremos la inmunidad de rebaño la cuestión es seguir con las medidas preventivas para reducir la circulación.

Con el descenso de los casos, todavía son altas las internaciones y la cantidad de muertes. ¿Por qué pasa esto?

En cuanto a la mortalidad, hay varios factores. En primer lugar, la tasa de letalidad se está manteniendo proporcional al número de casos. La mortalidad también se está manteniendo, lo que pasa es que están muriendo personas más jóvenes en relación a la edad de los fallecidos el año anterior. Esto pareciera que impacta más. En cuanto a la estadía hospitalaria, si bien es un poquito superior a la del año pasado, no es una diferencia significativa sobre 1.300 casos que hemos analizado desde el punto de vista clínico en la provincia. La mediana de internación se sigue manteniendo con una diferencia mínima en los días de internación. Pero el número de fallecidos tiene que ver con el número total y también con la saturación del sistema.

¿A qué se refiere con esto? ¿significa que con saturación la atención de pacientes se hace más difícil?

Ya el año pasado sucedió y sucede en todo el mundo. A mayor saturación del sistema mayor probabilidad de fallecimiento, porque en un centro asistencial no es lo mismo atender diez pacientes críticos que cien. Entonces esto también influye, la modalidad de atención no es la misma cuando uno tiene saturado el sistema que cuando tiene cierto margen de acción. 

¿La cantidad de nuevos casos e internaciones sigue siendo alta para el sistema de salud?

Sí, si bien habría una disminución se sigue manteniendo alto, y esto hace que 10 o 15 días después de la aparición de los casos se producen las internaciones. Es decir, yo me infecto hoy, voy a tener el análisis positivo en siete o diez días y a partir de ahí unos tres días más para la internación. De manera que la internación va detrás del pico de casos, entonces por eso se mantienen tan altas las internaciones.

¿Sigue alta la ocupación de camas en el Hospital Rawson?

Sí, el Rawson sigue siendo el hospital de referencia, entonces partimos de un piso alto de internación. Tenemos todavía una internación que va del 95 al 100 por ciento permanentemente desde hace un mes. 

¿Cuál es el mensaje a la población en este momento?

Que colaboren en este momento de gran circulación del virus en evitar las reuniones, los lugares donde se transmite el virus y las situaciones donde ya se ha comprobado que se transmite el virus. Y también pedir empatía con el sistema de salud. El equipo sanitario está muy cansado, quienes trabajan en los centros asistenciales están muy estresados y lógicamente para quienes trabajan en unidades críticas la muerte de una persona no pasa desapercibida. Eso hay que tenerlo también en cuenta. 

 

DESTACADO

11 días

Es la mediana en la cantidad de días que pasa una persona internada en un estudio realizado con 1.300 pacientes en Córdoba. Desde que se interna al paciente hasta que se da de alta o fallece.

RECUADRO (puede no ir)

25 MILLONES

Una nueva partida de 1.181.500 vacunas AstraZeneca llegó ayer al país y la Argentina cierra una semana de arribos con récord de dosis, llegando a un total de casi 25 millones desde el inicio del plan de vacunación.

Según se informó oficialmente, esta semana se alcanzó también un récord de distribución, con más de 4.000.000 de dosis repartidas en todo el territorio nacional.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar