Pandemia y nostalgia: retratos de personajes locales que generan emoción

Local 06/06/2021
Desde hace unas semanas, el artista Oscar Quaglia comenzó a compartir en sus redes sociales muchas de sus obras realizadas a lo largo de su carrera. La repercusión fue tal que lo impulsó a preparar y comenzar a trabajar en retratos de más personajes de San Francisco.
quaglia

“Esta pandemia y por mi condición –es persona de riesgo por ser trasplantado del corazón- me movilizó los recuerdos y quise repasar todos los cuadros que tengo, que son un montón y me encontré con gente que ni me acordaba que la había pintado”, se sincera el artista plástico Oscar Quaglia.  

Desde hace unas semanas, el reconocido retratista comenzó a compartir en sus redes sociales muchas de sus obras realizadas a lo largo de su extensa carrera con la intención de recordar a personajes de San Francisco y de la amplia región que posaron para sus pinceles. La reacción de sus seguidores fue instantánea y los comentarios se llenaron de gratos recuerdos: “Son personas o personajes del llano”, aseguró el artista a El Periódico, “no hay políticos, por eso tuvo tanta repercusión”, agregó con una sonrisa.

Esta repercusión lo alentó para empezar a trabajar en los bocetos y futuras pinturas de otros reconocidos, o no tanto, vecinos y vecinas de la ciudad, aunque no quiso revelar de quiénes se trata, aunque estimó que son más de 30 los nombres que “están en carpeta”.  

En su perfil de Facebook, con fecha 30 de mayo, puede observarse la siguiente publicación: “Cuatro personajes de San Francisco en los ‘90. Cachy -Salas-, músico; René, retratado en el primer Bar de René sobre Irigoyen; Tito Lamberti, ciudadano Ilustre, y Ruffino, campeón de box, si lo habré visto pelear en el Ceibo en veladas a veces junto a Martillo (Roldán)”. Debajo del texto, los retratos de cada uno de los mencionados.

193908346_2945101119090786_6670369725135093843_n

Oscar no solo tiene las pinturas de personajes de San Francisco, sino que cuenta también con dibujos de personas de una amplia región, ya que a cada lugar que asistía para exponer sus obras siempre aparecía algún rostro que le llamaba la atención y lo terminaba pintando. De muchos ni siquiera supo los nombres, aunque para su sorpresa, con el correr de los años y tras publicar sus obras en Facebook fue conociendo varias de esas historias.

Devolución

Muchas de las obras que involucran personajes de la ciudad, Oscar las regaló a sus familiares, o la cedió a algún club o se encuentran en el Archivo Gráfico y Museo Histórico. “No persigo un fin económico, la satisfacción está en el hecho de poder rescatar a personajes que hicieron algo por la ciudad, o contribuyeron a que sea más agradable. Es como una devolución a esa gente que hizo algún bien”, aseguró el artista.

En este sentido recordó un retrato que hizo al exjugador de básquet Hugo Allasino, al que representó como transformándose en el increíble Hulk, cuadro que finalmente cedió al club El Tala y que se exhibe en su interior.

Para Quaglia, “el retrato tiene la ventaja de poder combinar el parecido físico con el carácter del modelo y uno como retratista tiene que acentuar o moderar con el dibujo y los colores tratando de interpretarlo según lo percibí y lo sentí”, agregó.

Repercusiones de las obras  

Algunos de los personajes que retrató el artista plástico los guarda celosamente en una habitación, como el de Héctor "Pichina" Goyenechea, recordado vecino de la ciudad, hincha fanático de El Tala y amigo de la infancia de Quaglia.

“Vivía en el barrio y casi todas las noches jugábamos a las bolitas de pibes -recordó -. Íbamos a ver El Tala, donde él era muy querido. Y fue un personaje porque tenía una ternura y una bondad muy grande y siempre colaboraba con todos”.

pichirica
El recordado Pichina. 

Otros de los que posaron y fueron retratados por Oscar fue la familia del ya fallecido doctor Carlos Alberto Ruella. Su hijo, Francisco “Chiqui” Ruella, también fue dibujado por el pintor y aseguró que la pintura de su padre y de toda su familia –incluso la suya- se conservan en buena manera y son un orgullo.

“Mi papá era el médico del barrio y de ahí nació la relación con Oscar –Quaglia-, ante cualquier situación lo llamaban a mi viejo e iba a atender a la gente a cualquier hora. De ahí que formaron una linda amistad y nos retrató a todos. Mi viejo y mi hermana están igual, yo si comparás la pintura, tengo unos kilos de más”, contó entre risas.

Ruella 2

Quaglia también retrató al ya desaparecido locutor radial Víctor Fernández, fallecido en agosto de 2013, con quien supo compartir un programa televisivo en el recordado Canal 2 de nuestra ciudad, que tenía sus estudios centrales en barrio Roque Sáenz Peña.

Otros retratos que son de la satisfacción del artista son los que “Teddy” Balangione, glosista de la ciudad, el escultor Oscar Bolaños; el pintor Esteban Olocco, el bandoneonista Marcelo Crespín y la señora Hebe M. de Tarasco, entre tantos otros.

Así, en medio de la pandemia, entre los recuerdos y la dificultad de no poder salir tanto, el artista sigue engrosando su obra con “personajes populares, del llano, ningún político”, cerró.

DSC00091

Además Oscar realizó retratos y cuadros de grandes artistas y personajes de la historia que atesora con gran cariño como de Mahatma Gandhi, Ernesto Sábato, Jorge Luis Borges y Facundo Quiroga, entre tantos otros. Inclusive un prominente político local, quiso comprarle este último cuadro, pero Quaglia se negó rotundamente.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar