Panero y Sclerandi, los martilleros que se reinventaron en pandemia con los remates virtuales  

Local 05/06/2021
Este sábado, desde las 14, subastarán decenas de colchones, somieres y box. Cada vez más gente participa de sus eventos a través de la página www.panerosclerandi.com.ar  
Panero Sclerandi (1)
Panero Sclerandi (1)

La pandemia de coronavirus obligó a muchos profesionales a trasladar su servicio o tarea a la virtualidad. En el caso de los corredores y martilleros públicos de San Francisco, Fernando Panero y Mario Sclerandi, hacerlo superó todas las expectativas previstas.

Hoy sus remates virtuales son un éxito total, dado que cientos de personas se conectan desde distintas partes del país para participar, comprar o conocer esta nueva experiencia de compra por internet en tiempos de pandemia.

Este sábado, en tanto, desde las 14 llevarán a cabo una gran subasta, donde venderán 50 colchones nuevos de 2da selección, de una plaza, de dos plazas, somieres, juegos de living y box para usarlos como base de somieres. Además, los compradores tendrán flete gratis hasta 200 km. desde de San Francisco.

Para participar deben registrarse previamente de forma gratuita en la página web www.panerosclerandi.com.ar

De la incertidumbre a una modalidad eficiente 

"Cuando comenzó la pandemia tuvimos que suspender varias subastas y no sabíamos cómo resolverlo, era todo muy incierto", comentó Sclerandi, recordando que empezaron a indagar y decidieron realizar el primer remate virtual en San Francisco en octubre del año pasado.

"Nunca imaginamos que íbamos a tener esta repercusión y cientos de personas participando del remate", recordó asombrado y agradecido a mucha gente que los asesoró en esos primeros remates virtuales.

“Éramos un poco reacios al cambio por la edad o porque no conocíamos mucho de la virtualidad. Fuimos aprendiendo mucho, indagando y tomamos la decisión de llevar a cabo el primer remate virtual en octubre pasado y tuvimos la suerte que nos fue muy bien”, destacó Panero.  

Hoy ya realizaron cerca de 50 remates virtuales, y todos fueron con éxito. "La virtualidad permite que participen personas desde Ushuaia a La Quiaca", expresaron mencionando que una vez participó un cliente desde Chile, pero después se dieron cuenta que no era posible enviarle el producto.

Los remates virtuales llegaron para quedarse 

Mario y Fernando reconocen que cuando vuelvan los remates presenciales en esta zona los van a volver a poner en práctica, pero también tienen por seguro que los virtuales llegaron para quedarse.

"Hay subastas que es mejor hacerlo virtual y otros presencial. Incluso puede que sean los dos al mismo tiempo", consideró Sclerandi.

"Los presenciales te dan un contacto social impresionante. Es un evento muy lindo porque tenés una relación interpersonal especial con la gente. Mientras que el virtual da la posibilidad de participar a la gente desde cualquier parte, personas que no conocés, y sin tener que perderse toda una tarde, sino que se conectan mientras hacen otra actividad ", sostuvo Panero.

Al mismo tiempo, ambos destacaron que con los remates virtuales tuvieron que incorporar la ayuda de otras personas y esto provocó que más profesionales tengan su ingreso económico. "Son cinco personas que estaban prácticamente en la misma situación que nosotros. Hoy nos ayudan mucho para poner en marcha estos remates", indicaron.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar