Dieron perpetua a Julio Saluzzo por el femicidio de su esposa Verónica Tottis

Policiales 20/05/2021
El crimen se produjo el 4 de junio del año pasado, cuando la mujer regresaba a su residencia de Las Varillas. El acusado admitió los hechos en el juicio y deberá cumplir 35 años de cárcel.
Julio Saluzzo
Julio Saluzzo asesinó a su esposa: prisión perpetua.

Julio Saluzzo (46) fue condenado hoy a la pena de prisión perpetua por el femicidio de su pareja, VerónicaTottis, cuyo cadáver fue encontrado calcinado dentro de una camioneta en una ruta en la localidad cordobesa de Villa del Rosario en junio del año pasado, informaron fuentes judiciales.

Saluzo, reconocido por su vinculación al ambiente de la jineteada en Córdoba, fue condenado en un juicio abreviado por la Cámara en lo Criminal y Correccional de 12a. Nominación que lo acusó del delito de "homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar violencia de género".

Desde la cárcel de Bouwer, Saluzzo participó de manera remota del juicio, en el que utilizó pocos segundos para expresar ante los camaristas Ana María Lucero Offredi, Gustavo Reinaldi y María Gabriela Bella: "Reconozco los hechos, estoy muy dolido por la situación y pido perdón".

Saluzzo se encuentra detenido desde el 7 de junio pasado, tres días después del crimen, y deberá permanecer en esa situación los próximos 35 años, según indica la Justicia, ya cumplirá el tiempo máximo que propone esa condena.

Tras escuchar la sentencia, el hermano de la mujer asesinada, llamado Nicolás, aseguró: "A Verónica la queremos recordar entre todos como una persona de bien, que lo único que quiso fue vivir y se dedicó plenamente a sus hijos".

El crimen

El hecho ocurrió el jueves 4 de junio del año pasado cuando Tottis regresaba junto a su perro de la localidad de Jesús María, donde había visitado a su familia, con destino a su residencia de Las Varillas.

El cuerpo calcinado fue encontrado por la noche en el asiento del conductor de una camioneta Ford Ranger incendiada a unos metros de la banquina de la ruta provincial 13, a la altura del kilómetro 43, entre las localidades de Villa del Rosario y Luque.

Primero se pensó que Verónica había sido víctima de un accidente, pero un par de pistas (entre ellas un bidón de nafta) despertaron las sospechas.

Luego, la prueba recolectada en contra del único acusado, su marido, había sido contundente: la señal de GPS del teléfono móvil de Saluzzo ofreció la pista de que el hombre se encontraba a la hora del crimen en el preciso lugar donde se cometió.

Con información de Télam.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar