Fue parte de la última “promo” del viejo San Martín, hoy es la directora del colegio

Local 09/05/2021
Silvana Romagnoli recordó los años de adolescencia que pasó en el antiguo establecimiento educativo, cuyo edificio está en proceso de demolición. En el lugar construirían un complejo de departamentos. Se preservará la fachada principal y el mástil de la escuela.
DSC09906
Silvana Romagnoli es actualmente directora del Colegio Superior San Martín.

Silvana Romagnoli es actualmente directora del Colegio Superior San Martín de San Francisco, pero su historia con esta entidad educativa viene de varias décadas atrás, cuando cursó toda su etapa del secundario en el antiguo edificio de calle Pueyrredón y Cabrera, que días atrás empezó a ser demolido.

Con mucho orgullo recuerda que fue parte de la última promoción que se egresó en ese establecimiento en 1982, dado que a mediados del ‘83 la escuela se trasladó al edificio de Bv. 25 de Mayo y Pje. Champagnat, donde actualmente ejerce como directora.

“En esa época la escuela secundaria era de cinco años. Pasé la etapa de mi adolescencia en este edificio, es lo que a uno más lo marca en la vida porque son años gloriosos”, contó con nostalgia Romagnoli, y agregó: “Pasé toda la escuela secundaria en el turno de la tarde. En esa época se estudiaba Bachiller en el turno mañana y Perito Mercantil por la tarde, además funcionaba el Comercial Anexo”.

La actual directora del San Martín recordó: “Sabíamos que la Promo ‘82 iba a ser la última de este edificio porque se palpitaba la construcción del nuevo colegio. Nuestra despedida fue en el edificio nuevo que estaba en construcción”.

“Tengo los mejores recuerdos de esta escuela. Se me viene a la memoria cada aula donde transité todos los años. Son imágenes imborrables que quedan en la vida. Recuerdo los docentes, los directivos y todos los compañeros que tuvimos”, afirmó.

Patrimonio arquitectónico

El emblemático edificio de Pueyrredón y Cabrera es considerado patrimonio arquitectónico de la ciudad de San Francisco, por ende, la fachada principal será preservada en el marco de la demolición que se lleva adelante.

“Cuando nos enteramos de la demolición nos movilizamos mucho. Sé que la fachada se va a conservar porque el edificio fue declarado patrimonio histórico”, dijo Romagnoli.

“Tenemos la expectativa de tal vez el próximo 17 de agosto (fecha donde se conmemora el fallecimiento del Gral. José de San Martín) reunirnos frente al lugar y hacer alguna celebración para recordarlo”, se esperanzó.

También desde la dirección tienen entendido que el mástil que está en la vereda se va a conservar.

Una gran familia

Silvana Romagnoli está al frente del Colegio Superior San Martín desde 2017, pero anteriormente atravesó muchos años como docente del establecimiento.

“Una vez que egresé del secundario elegí estudiar para ser docente y ni bien me recibí empecé a dar mis primeros pasos en el colegio San Martín. También decidí quedarme en esta institución luego de transitar varias escuelas. Somos una gran familia”, remarcó.

DSC09911

El antiguo edificio

En abril inició la demolición del histórico edificio tras 20 años de estar desocupado en el barrio Vélez Sarsfield.

En este espacio funcionó durante varias décadas el histórico colegio San Martín hasta que se dio su mudanza al nuevo edificio en 1983. Luego permaneció allí el ENET Nº1 hasta su traslado en 2001 al edificio de barrio Parque (ya como Ipem 264).

No obstante, en los últimos 20 años el edificio se mantuvo sin proyectos firmes para su reconversión. Es más, fue utilizado por algunas familias como refugio ante la necesidad de no tener un techo propio.

Controversia con la fecha de fundación

El director del Archivo Gráfico y Museo Histórico de San Francisco, Arturo Bienedell, informó que el Colegio San Martín se fundó en el año 1930, a diferencia de lo que muchos creen.

Para esa época en la ciudad había sólo una escuela secundaria oficial, que era la Escuela Normal. Sí había un colegio San Martín que era de un señor alemán que se llamaba Emilio Th. Foerster. Los estudiantes que cursaban ahí luego tenían que rendir en Córdoba pero debían pagar. Entonces un grupo de jóvenes profesionales de aquella época, año 1930, crean otro Colegio San Martín donde los alumnos podían ir a estudiar sin pagar. Tenían el lema “El alumno no paga, el maestro no cobra”, según explica Bienedell.

Era una escuela particular porque no tenía reconocimiento del Ministerio de Educación y Justicia de aquella época, por lo que los estudiantes tenían que ir a rendir a Córdoba.

El propio Foerster le facilitó un lugar en el edificio de calle Belgrano 2075 para que este nuevo colegio gratuito funcione. Al poco tiempo la matrícula crece porque había muchos chicos que necesitaban hacer el bachillerato para entrar a la universidad.

Por esto, alrededor del año 1934 se trasladó el colegio al edificio de calle Pueyrredón y Cabrera. Y diez años después de fundarse, en 1940 consiguen la nacionalización, es decir, el reconocimiento del Gobierno Nacional de ese colegio y obviamente la oficialización incluyendo a los docentes en la plantilla para pagar sueldos. Es decir que durante diez años esta gente estuvo dando clases en forma gratuita.

Muchos toman como fecha de fundación el año 1940, porque allí pasó a ser un colegio nacional reconocido por el Estado, pero el inicio fue en 1930 con la proeza de estos jóvenes profesionales.

 

 

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar