Consultorio inclusivo: demanda en aumento y gran trabajo para revertir malas experiencias

Local 04/04/2021
Este espacio significó la primera conquista del colectivo trans, que el pasado miércoles conmemoró la lucha por la visibilidad. Ahora trabajan por la inclusión laboral.
IMG_1318

El pasado miércoles 31 de marzo se conmemoró el Día de la Visibilidad Trans, una fecha instaurada para concientizar acerca de las dificultades y la discriminación que enfrenta la comunidad en todos los espacios en los cuales se mueve. Uno de ellos, el de la salud, fue el que originó el reclamo por la creación de un consultorio inclusivo, el que finalmente se inauguró en noviembre de 2019 en el Hospital J. B. Iturraspe.

El consultorio inclusivo fue así la primera conquista de este colectivo. El mismo está a cargo de la doctora Paulina Casale, la enfermera profesional Verónica Bessone y la licenciada en Trabajo Social, Carla Ghisolfi.

A poco de inaugurado el espacio sobrevino la pandemia, pero eso no impidió que se siguieran atendiendo las necesidades de esta población.

“Estuvimos funcionando con ‘normalidad’ hasta los primeros meses de 2020. Después la atención continuó, pero de manera diferente. Ya la coordinación se tenía que establecer con los profesionales para poder coordinar un día y una hora en que se pudiera trabajar con todas las comodidades y el tiempo que requiere la atención. Porque al estar afectados al abordaje de la pandemia por Covid-19, también hubo otras actividades que resolver”, explicó Ghisolfi.

Luego, la trabajadora social afirmó que la atención nunca se suspendió, sino que se sostuvo: “Lo que se trató sobre todo fue de tener garantizado el tratamiento para aquellas personas que ya estaban con la hormonización. Se trató de sostener y garantizar durante todo 2020 el suministro de estos medicamentos”, agregó.

Creció la demanda

Bessone, por su parte, aseguró que la creación del consultorio inclusivo logró que parte de la población trans que antes no se atendía volviera a realizar sus consultas médicas.

“Históricamente esta población no venía al hospital por diferentes motivos. A partir de la ley de identidad de género, en donde está perfectamente expresado qué pasa en el sistema de salud, cuáles son los derechos que tienen estas personas y la creación de estos consultorios, encuentran en este espacio un lugar en donde se respetan esos derechos”, agregó.

Para Bessone sería ideal que todo el sistema de salud pudiera garantizar la atención a todas las personas y para eso se crearon estos consultorios: “Hace que todo el hospital sepa que están, que se capaciten todos los profesionales, que se capaciten las personas de la administración. Y sí, la demanda creció muchísimo. Había algunas personas que no venían al sistema de salud porque habían tenido malas experiencias”.

La profesional recordó que la dificultad en acceder a la salud llevó a que hoy el promedio de vida de una persona trans sea de 35 a 40 años. “Por eso es una población que tiene muchos problemas de salud, eso es porque falta acceso al sistema. Cuando los chicos y las chicas trans vinieron a hacer el pedido al hospital concretamente de la creación del consultorio, era porque, por ejemplo, tenían que viajar a otro lugar y eso significaba un día de gastos y la incomodidad de tener que ir y venir. Eso estaba especificado en la ley y había que crearlo”, apuntó.

 

Hormonización, principal consulta

Las principales consultas dentro del consultorio médico tienen que ver con los tratamientos con hormonas, aunque hay otras y muy diversas.

“La gran mayoría de la población que viene son mujeres trans, que son mayores de 20 años con mucho interés para iniciar el tratamiento por hormonización. También hubo otras demandas puntuales vinculadas a articulación con otros profesionales por otros problemas de salud. Cuando empezamos a abordar algunas personas adolescentes, también asesoramos a los familiares porque algunos tienen temores, incertidumbres, desinformación”, explicó Ghisolfi.

La profesional indicó que, de todas maneras, cuando surgen consultas específicas se derivan a otros profesionales. “Nosotros trabajamos en articulación con organizaciones de la sociedad civil, entre ellas el colectivo trans inclusivo. Es una demanda que surge de esta organización, lo han incorporado, acuden acá. Y quizá se maneja como si fuera un consultorio de medicina general. Y después se acompaña a otros especialistas en el caso que se lo requiera, si hay alguna otra cuestión de salud para abordar”, agregó.

Turnos

Desde la próxima semana, los turnos podrán sacarse al teléfono 0800-555-4141. La atención, el tratamiento y la medicación son gratuitos.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar