La zapatería de barrio donde además podés pagar los impuestos

Local 13/03/2021
Sus propietarios encontraron en una firma para cobranzas una forma de atraer clientes y ahora ambos negocios les son igual de rentables. Esta semana cumplió 12 años de vida en barrio Dos Hermanos.
zapateria 4m
El último proyecto concretado por la familia fue la apertura de una sucursal dentro del Supermercado Vea.

Quizá allá por 2009, cuando decidieron abrir las puertas de su zapatería en barrio Dos Hermanos, no se imaginaron que el comercio crecería de tal manera. Es que a poco de inaugurar, las ventas eran mínimas.

El negocio nació luego de que otro de un rubro diferente cerrara por razones económicas. “No fue más viable y había que hacer otra cosa. Entonces nace la idea de la zapatería”, contó Irma Allasia, al frente de ‘4M’ (Venezuela 250), denominación en honor a sus hijos.

La zapatería inauguró el 23 de febrero de 2009 en un garaje con portón de madera y con amueblamiento del negocio anterior. La inversión se priorizó, en principio, para traer calzado.

La llegada del Pago Fácil

Más tarde, apostaron por la puesta en marcha de algo diferente: anexarle al rubro textil un Pago Fácil, como una estrategia para atraer clientes al local. “Cuando abro la zapatería, llegado un mes digo ‘tengo que ver la forma de traer gente al negocio’, porque estaba en un barrio bastante lejos del centro. Y me surge la idea de investigar sobre Pago Fácil. Mandé un mensaje, ellos se comunicaron conmigo, y ahí empezó todo el trámite”, contó Allasia.

Así fue que viajó a Córdoba, se capacitó, y el 4 de junio arrancó con la firma de cobranzas. La decisión fue un éxito, ya que en la zona no había un comercio similar que permitiera pagar impuestos.

La suma de servicios le dio muchas satisfacciones, aseguró: “Uno ve que la gente está conforme, agradecida por haber puesto este servicio en el barrio. Hay mucha gente grande que tenía que trasladarse al centro”.

Además, poco después incorporaron el servicio de Western Union para envío de dinero, siendo los únicos en San Francisco que se animaron a trabajar con este sistema. “Hay bastante afluencia de gente extranjera en este momento que envía dinero a sus familias o al revés, sus familiares les envían a ellos. Eso lo hacía el correo pero ya no quiere trabajar con ese sistema entonces los mandan acá. Una de las satisfacciones es que la gente te dice que ya no se tienen que ir a Córdoba o Santa Fe para cobrar dinero que les mandan de afuera. No había quién lo hiciera”, dijo Allasia.

El último proyecto concretado por la familia fue la apertura de una sucursal dentro del Supermercado Vea tanto de Pago Fácil como de Western Union.

Mientras tanto, son cautelosos con nuevas iniciativas: “Hay un stand by por la situación que estamos viviendo, pero algunos cambios pueden venir respecto al negocio del calzado”, adelantó.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar