Proyecta levantar su casa con ecoladrillos: “Quiero que sea armónica y que transmita calidez”

Construcción 14/03/2021 Por Melina Barbero
Buscando opciones para construir en seco, Julieta Novaretto se puso en campaña para levantar con ecoladrillos su propia casa.
ecoladrillos
Los ecoladrillos van ganando cada vez más terreno en la construcción.

Los ecoladrillos van ganando cada vez más terreno en la construcción: son una alternativa mucho más económica y ecológica a la construcción tradicional. Así lo entienden muchas personas que, decididas a crear sus propias viviendas, optan por estos materiales en el momento de iniciar una obra.

Julieta Novaretto buscaba opciones para construir en seco y se decidió por los ecoladrillos. Así, mientras se encuentra tramitando los planos de lo que será su vivienda, va recolectando botellas y plástico para construirlos.

Según explicó a El Periódico la joven sanfrancisqueña, la idea surgió en la búsqueda de un tipo de construcción alternativa y con la utilización de una técnica no convencional: “La intención es tener una casa sea armónica y que transmita calidez a la hora de habitarla. Antes de definir que la construcción iba a tener elementos como ecoladrillos, botellas de vidrio y adobe, fui revisando ideas de construcciones en seco, domos, hasta que consideré hacerla de este modo y realmente fue cuando sentí un gran deseo de concretarla. Fue pensando en esos materiales y también con la idea de rescatar todo tipo de aberturas, pisos, materiales que se puedan”, contó.

En el caso de Novaretto, si bien desde pequeña se interesó por el ambiente, lo ecológico y lo natural, hace apenas unos años que realmente asumió un compromiso más personal: “Pude ver que es posible y necesario repensar el modo en que se manejan los recursos, el consumo. Que es posible y necesario ampliar los buenos hábitos cotidianos desde la conciencia y no desde la comodidad. Intento que esos modos formen parte de mi estilo de vida, multiplicar acciones y contagiarlas”, afirmó.

Cómo será la construcción

El terreno donde levantará la vivienda se encuentra en el loteo Brisas del Sur. El diseño fue elaborado junto a Gisele Daga, arquitecta, y a Gustavo Morero, ingeniero agrónomo. La mujer aclaró que se tendrán en cuenta todos los detalles técnicos para la combinación de materiales, la orientación, optimización del espacio, la fachada y los recursos pluviales y solar: “Son todos los detalles profesionales que no escapan a cualquier tipo de construcción. Siempre intentando respetar la idea de funcionalidad, calidez, espacio compartido, materiales reciclados, reutilizados y adobe. De esta manera hoy estamos en la etapa de presentación de planos, donde no hay a nivel municipal ningún requisito específico para presentar este tipo de construcción”, agregó Novaretto.

ecoladrillos (2)

De acuerdo a su idea, los ecoladrillos se utilizarán en paredes interiores y exteriores que den al norte: “De esta manera aseguraríamos que no sufra o se dañe el material y se conservaría el diseño. Además, parte de los ladrillos podrían ser utilizados en el techo como material aislante y algunas botellas de vidrio como ventanas y filtros de luz”, señaló.

Ventajas

“Además de las ventajas económicas y ecológicas, es un muy buen aislante térmico de frío/calor, y también del ruido y la humedad. Son elementos resistentes y antisísmicos, así que se adaptan perfectamente para la edificación de este tipo”, explicó.

Si bien no tuvo experiencias de bioconstrucción, Novaretto consiguió material, vio videos y realizó cursos digitales: “Por eso me contacté con ‘Capocha’ (Gustavo Morero), que es quien tiene los conocimientos sobre el tema y guiaría esa parte del proyecto. Eso es lo lindo y algo que me entusiasma mucho también, que una parte pueda ser una construcción colectiva, donde mucha gente, más allá de nosotros, pueda participar, conectarse y compartir su energía en el proceso de construcción”.

Cómo se puede ayudar

Las botellas que utilizará para levantar su vivienda las fue armando ella misma, ya que la reutilización de los materiales es algo que hoy convirtió en un hábito. Pero además recibe muchas de amigos, familiares y de personas que va conociendo que suelen armar ecoladrillos y no conocen ningún punto de recolección.

Si bien aún está realizando los cálculos aproximados para conocer la cantidad que necesitará, sabe que medianamente equivalen en espacio a un ladrillo común, por lo que necesitará una muy buena cantidad. “Al día de hoy llevo un buen número recolectado y creo que voy a llegar a la cantidad necesaria que puede formar parte de la edificación”, contó.

ecoladrillos (1)

Para tal fin, desde hace un tiempo cuenta con una caja en donde se pueden depositar los ecoladrillos, que está ubicada frente a donde vive, sobre Los Garabatos 1765. “Así, de esta manera, en cualquier momento en que a la gente le quede cómodo puede dejarlos, sin tener la necesidad de depender de un horario. Así que son bienvenidos”, admitió.

Quien colabore debe lavar y secar la botella. A posterior, se irá rellenando con residuos plásticos o papel aluminio de manera compactada. Es importante que los desechos que se ponen en la botella estén limpios y secos y que no se usen residuos orgánicos ni pilas. Por último, con el material en su interior bien compactado, se cierra la tapa.

“Creo que este tipo de iniciativa es una puerta que se abre para que demás personas y entidades lo consideren verdaderamente como un recurso. Ojalá lleguemos al final del proyecto con un lindo hogar construido con el apoyo colectivo, que sirva para inspirar propósitos futuros”.

 

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar