Informan orientaciones pedagógicas para las escuelas, en el retorno a la presencialidad

Más información 18/02/2021
Las recomendaciones para la Educación General Obligatoria deberán ser contextualizadas en función de las realidades y particularidades de cada institución educativa.
alumnos

El Ministerio de Educación dispuso que los establecimientos escolares tanto de gestión estatal como privada tendrán una presencialidad de alternancia, esto es, períodos de trabajo con asistencia de los y las estudiantes a la escuela y actividades de aprendizaje remotas.

Cada institución, en función de los espacios disponibles, deberá organizar por semana, por turno y/o por día los regímenes de alternancia, respetando el protocolo establecido en la Resolución Ministerial 26/2021, los cuales se mantendrán fijos hasta el primer corte de acreditación parcial (trimestre o cuatrimestre, según corresponda).

Las escuelas de matrícula mínima, como por ejemplo las de modalidad de Educación Rural, podrán garantizar la presencialidad permanente en el marco de las 4 horas establecidas como tiempo de exposición en el trabajo áulico.

El documento establece que las propuestas pedagógicas y dispositivos didácticos deberán readecuarse de manera que en las instancias presenciales se aborde el trabajo realizado en las actividades virtuales, a fin de ir formando a los y las alumnas para el trabajo autónomo en los hogares. Las instancias remotas sincrónicas o asincrónicas, ya sea a través de recursos tecnológicos o en formato papel, deberán resguardar la carga horaria del personal.

Los docentes que pertenecen a los grupos de riesgo —dispensados de concurrir a la escuela—destinarán prioritariamente su carga horaria a las actividades no presenciales, la elaboración de recursos didácticos u otras funciones que el equipo directivo disponga.

Trabajo interdisciplinario

En el marco de una jornada escolar de 4 horas —establecida por el protocolo— se hace necesaria la reorganización y priorización curricular, en el marco de la unidad pedagógica 2020-2021. Esto supone identificar cuáles son los núcleos centrales de las disciplinas o áreas que permiten asegurar la progresión de los aprendizajes.

En este sentido, el memorándum establece que todos los campos de conocimiento deben ser incluidos, así como los contenidos transversales —entre ellos Educación Sexual Integral—, por lo que el equipo docente deberá trabajar articuladamente e integrar áreas, disciplinas y/o espacios curriculares para el logro de los propósitos formativos (con el asesoramiento de los equipos directivo y de supervisión y las orientaciones dispuestas por cada Dirección General de Nivel o Modalidad). Para ello están disponibles las plataformas “Tu escuela en casa” (ISEP-Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba) y “Seguir Educando” (Ministerio de Educación de la nación), así como los equipos técnicos de la Dirección General de Desarrollo Curricular, Capacitación y Acompañamiento Institucional.

El documento sugiere, en el marco de la reconfiguración de las prácticas de enseñanza, sistematizar las propuestas trabajadas en el 2020; atender la situación de los/as estudiantes que requieren de procesos de intensificación de los aprendizajes, así como profundizar la evaluación formativa y de resultados. Asimismo, en el caso de que haya estudiantes que por razones sanitarias (grupo de riesgo), no puedan asistir a la escuela, se insta a prever estrategias de enseñanza y continuidad pedagógica que pueda desarrollarse de manera no presencial.

Comunicación con las familias

Con el fin de fortalecer el vínculo con las familias, el documento ministerial señala que las instituciones educativas deben contemplar los espacios y tiempos de trabajo para fortalecer el vínculo con las familias, estableciendo canales fluidos, continuos y consistentes para construir juntos la presencialidad cuidada y garantizar la trayectoria escolar de los y las estudiantes.

En este sentido, se brinda un documento con recomendaciones para identificar las prioridades en la tarea de informar, al tiempo que se insta a comunicar de forma clara y con antelación quiénes serán los estudiantes que —en función de las “burbujas” establecidas— iniciarán el 1 de marzo de 2021 y quiénes el 8 de marzo de 2021. Para ellos, deberá priorizarse la asistencia de hermanos en la misma semana o días de presencialidad, para facilitar la organización familiar.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar