Frontera: el robo de cables sigue dejando a los vecinos sin el servicio de telefonía e internet

Policiales 07/02/2021
La situación se vive hace un par de años y complica a varios sectores de la ciudad. Desde Telecom reconocen que hay reclamos que no fueron todavía atendidos. Hay disconformidad con el papel del gobierno municipal.
poste tel
Uno de los postes del sector que sigue en pie, aunque sin línea.

Aunque el teléfono fijo fue quedando en muchas casas rezagado ante el uso de la telefonía celular, en otras sigue siendo la gran vía de comunicación. No solo por quienes lo siguen eligiendo por una cuestión generacional sino también por aquellos que lo contratan para además hacerse del servicio de internet.

En la ciudad de Frontera son varios los sectores que permanecen sin el servicio actualmente, en algunos casos a causa del feroz temporal de diciembre de 2018 y en otros por los constantes robos de cables telefónicos, un problema que por el momento no tiene solución.

En barrio Villani, por ejemplo, aseguran que tras una tormenta de lluvia y viento en diciembre pasado los postes de al menos una cuadra y media quedaron averiados y, como si fuera poco, se robaron los cables, por lo que hace dos meses no existe línea.

Andrés Chávez, integrante de la comisión del centro vecinal, aseguró que el sector quedó incomunicado, sin teléfono y sin internet: “Pasó una tormenta a comienzos de diciembre, con mucho viento y amaneció al otro día con varios postes apoyados a los cables de la línea de energía eléctrica. Hice el reclamo a Telecom y me dijeron que en 48 horas los solucionaban, pero no fue así. Luego se produce un corte de energía eléctrica porque la EPE (Empresa Provincial de Energía) procedió a bajar los postes. Cuando quedaron en el piso, más tarde, se robaron los cables”, contó a El Periódico.

Chávez indicó que siguió realizando los reclamos a la empresa Telecom junto a otros vecinos y que le comunicaron en principio que el problema sería solucionado el 8 de enero, luego el 28 del mismo mes, pero nada de esto ocurrió y hoy llevan poco más de dos meses sin el servicio.

También, el vecino llevó la inquietud al gobierno municipal que dirige Victoria Civalero, pero tampoco encontró respuestas: “Me parece pobre lo que se está haciendo porque como municipio deben gestionar mejor que el ciudadano. Nosotros planteamos problemática en el centro vecinal, hicimos los reclamos correspondientes”, aclaró.

Según pudo conocer este medio, desde la Municipalidad de Frontera vienen elevando reclamos a Telecom desde el momento en que muchas líneas quedaron sin servicio luego del temporal de 2018. Además habrían contactado otras firmas que puedan proveer internet mediante fibra óptica. Sin embargo, para los vecinos eso no alcanza.

Afectados

Chávez remarcó que la única alternativa es tener internet a través del servicio telefónico, ya que no pueden contratar por fibra óptica. Tampoco por antena, ya que no habría disponibilidad de parte de la empresa de San Francisco que lo provee de esa forma.

“Mucha gente adulta mayor está acostumbrada a utilizar el teléfono fijo. Entonces nos preguntan frecuentemente si hacemos los reclamos, si tenemos novedades. Ellos no manejan la tecnología y es preocupante porque no pueden comunicarse ante una descompensación o problema de salud o algún tema de inseguridad”, indicó preocupado el vecinalista, quien también puntualizó en que los estudiantes de cualquier nivel no pueden acceder en sus domicilios a la educación virtual nacida con la pandemia del coronavirus.

El cuartel de Bomberos se anticipó

El cuartel de Bomberos Voluntarios de Frontera funciona también en barrio Villani, por lo que sufre el mismo problema. Sin embargo, pudo acceder mediante la firma de un convenio con Telecom a obtener un derivador de llamadas previo a los robos en el sector.

“El teléfono fijo (311413), pese a no haber línea, sigue funcionando porque contamos con un derivador de llamadas. De esta forma se llama al fijo pero la llamada se deriva a un celular de manera automática que es nuestro teléfono de guardia”, contó Javier Díaz a El Periódico, jefe del cuerpo de bomberos: “Si no lo hubiésemos pedido en su momento estaríamos hoy como los demás vecinos”, afirmó.

Sin embargo, la falta de acceso a internet complota contra la capacitación de los integrantes del cuartel: “Al no tener Arnet por el robo de cables nos quedamos sin el servicio y no podemos hacer vía zoom las clases de capacitación. Comienzan el 20 de febrero los aspirantes y estoy viendo cómo hacer para que puedan participar”, agregó.

Para Díaz “es una vergüenza lo que pasa en Frontera, se roban los cables como si nada”.

En el barrio se encuentra además una sucursal del Correo Argentino, la cual también se ve afectada ante esta situación.

La respuesta de Telecom

El Periódico se comunicó con fuentes de la empresa Telecom, desde donde reconocieron la situación en este sector puntual que, según informaron, se alimenta de dos armarios (elementos que proveen de red): uno de ellos no tiene abonados activos y el restante detectaron que por los robos existen al menos 14 reclamos “con cierta antigüedad”.

Al margen de esta respuesta, ya a mediados del año pasado desde la empresa se mostraron preocupados los recurrentes robos de cables en Frontera.

Datos aportados por esta firma muestran que entre 2019 y 2020 se registraron 23 robos de cable y que a raíz de estos incidentes se vieron perjudicados muchos clientes, debido a que fueron sustraídos tramos de los cuales se extrae cobre que ingresa al mercado ilegal. Asimismo, Telecom informó en aquella oportunidad que estaba trabajando junto con las autoridades de Frontera para hacer frente a este delito.

Llamado de atención

El robo de cables telefónicos existe hace más de dos décadas. Fue una constante con la crisis económica del 2001 y en los últimos años volvió con más fuerza.

A mediados de enero pasado, las policías de San Francisco y Frontera llevaron adelante el denominado “Operativo de Control de Chatarrerías y Depósitos” para inspeccionar la compra-venta de este tipo de insumo.

En nuestra ciudad se logró recuperar de un depósito tres baterías para antenas de telefonías cuyo valor oscilarían los 100 mil pesos.

Por su parte, personal policial de Frontera realizó requisas en tres comercios y logró recuperar más de 8 kilogramos de cobre, presuntamente robado a la empresa telefónica.

La recurrencia de este delito debe ser un llamado de atención para las autoridades policiales y municipales, para generar sistemas de mayor vigilancia. Pero también para los mismos usuarios, quienes pueden denunciar estos robos en flagrancia, es decir, en el preciso instante que sucede para poder llegar a una causa judicial.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar