Turismo en las Sierras: reservas para enero, por debajo de años anteriores

Más información 31/12/2020
Aunque con matices y excepciones, en general se percibe un movimiento algo menor que los veranos pasados. Los alojamientos de mayor categoría prevén un mejor nivel de ocupación.
verano en cordoba
En Carlos Paz, este mes hubo buen movimiento, pero baja ocupación hotelera.

Temporada atípica es el término que más usan los operadores del turismo en los destinos serranos. Es que, después de ocho meses de ahogo financiero y puertas cerradas, los dueños de hoteles y de cabañas y quienes alquilan casas durante el verano buscan tomar un poco de aire en este verano 2021, que todavía presenta muchos interrogantes.

Diciembre representó un alivio: al menos volvieron a la actividad, con turistas cordobeses. Hubo buen movimiento en los fines de semana, pero fue más de quienes salieron a paseos de un día que de los que optaron por pagar alojamiento.

Para enero, con la temporada abierta a visitantes de todo el país, la impresión previa es que la ocupación sería menor que la de los veranos anteriores y que trabajarán mejor los establecimientos de mayor categoría, que no representan más del 25% de la oferta en Córdoba.

Algunos aún esperan una sorpresa, al entender que el turista cada vez reserva menos con anticipación.

Desde la Secretaría de Turismo de Villa Carlos Paz, Germán Livelli aseguró que en diciembre esa ciudad tuvo una aceptable cantidad de visitantes, con un pico en el “finde” largo en el que la ocupación rozó el 50%.

“Ahora, con el arranque de las obras de teatro, los dos últimos fines de semana hubo más movimiento, pero no tanto en alojamiento, sino en gastronomía”, rescató.

“Para enero, en hoteles y en casas de alquiler hay mucha consulta, pero aún no tantas reservas. Salvo en hoteles de uno y dos estrellas, en los que hay pocas consultas”, detalló. “Pero tenemos aún mucha esperanza en esta temporada tan atípica”, remarcó Livelli.

Leonardo González, presidente de la Asociación Hotelera de Carlos Paz, sostuvo que “hay reservas aceptables para este fin de año, de dos a tres noches. Pero muy variado según las categorías de hoteles: algunos tienen un 40% de reservas y otros, un 10%”, expresó. También acotó que “cada vez los turistas deciden más a último momento”, y con eso abrió la esperanza de que los números mejoren en enero. Calculó que las reservas promedio para ese mes rondan el 40%.

“El segmento más alto se va a mover mejor y los demás, que son la mayoría de los hoteles, un poco menos”, pronosticó González.

“La mayoría coincide en que ha tenido que bajar los precios para poder vender. Hasta un 10% o 15% de lo que tenía pensado cobrar”, dijo.

Más impresiones

Gabriela Cachayu, secretaria de Turismo de Villa General Belgrano, detalló que el “finde” largo de diciembre allí se registró un 75% de ocupación y para el feriado de Navidad, un 48%. Para Año Nuevo, la reserva trepaba al 75%. Y para enero, ya midieron que está reservado el 85% en los hoteles y cabañas más categorizados y entre el 50 y 60% en el resto. En términos comparativos, apuntó que es “muy similar” a los números del año pasado.

Cachayu opinó que la preferencia por los establecimientos de mayor jerarquía responde a que la gente de mejor poder adquisitivo, que solía vacacionar en el exterior, hoy está eligiendo destinos nacionales. En Córdoba, no muchas localidades atraen al grueso de ese público.

Alejandro Kobelt, dueño del hotel Casablanca, de Santa Rosa de Calamuchita, estimó que en diciembre trabajó al 40% de un año atrás y que para enero las reservas subieron recién en los últimos días y oscilan entre el 35% y el 40%, lo que significa una merma del 15% o el 20% respecto del verano pasado. De todos modos, lo consideró favorable en el contexto actual, porque marca “una reactivación” del turismo.

Kobelt, vicepresidente de la Asociación Hotelera de Calamuchita, apuntó también que, a nivel regional, las cabañas y hoteles de mayor categoría son los más demandados.

“El balance de diciembre es positivo; el hecho de que se hayan habilitado los servicios, aunque no con todas las plazas, significó al menos recuperar la actividad que estaba paralizada”, dijo el secretario municipal de Turismo de Mina Clavero, Ariel Panella. Y agregó: “En reservas para enero, estamos un 30 por ciento por debajo de otros años. Pero la nueva tendencia es reservar sobre la hora, más aún con la pandemia. Igual creemos que será un buen verano, aunque distinto y con protocolos sanitarios”.

Rodrigo Alonso, titular del área Turismo de Villa Cura Brochero, resumió: “Diciembre fue bueno, con preferencias por las casas de alquiler; claramente las familias no se animan a compartir su espacio con otras. Los hoteles están evolucionando recién ahora en las reservas. Será una aceptable temporada, aunque obviamente no comparable con las anteriores”, cerró Alonso.

Al sur de Traslasierra, Leonardo Rodríguez (director de Turismo del municipio de San Javier-Yacanto) apuntó: “En diciembre trabajamos a un 90%, con un gran movimiento, y volvemos a estar casi completos para este fin de semana largo de fin de año. Y enero va estar muy bueno, la primera quincena ya tiene un 85 por ciento de reservas”. Esa área viene apostando a un perfil de turismo de mayor poder adquisitivo que el promedio. Es en esos puntos donde se verían los mejores números.

En pandemia. Hoteleros y cabañeros señalan que no tantos turistas toman precauciones sanitarias por la pandemia. Y marcan que el riesgo de contagio no está en los establecimientos, con protocolos, sino más en balnearios y peatonales.

Fuente: La Voz del Interior

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar