El director del Hospital Iturraspe brindó recomendaciones para las celebraciones de fin de año

Local 25/11/2020
“Hoy la vacuna no está y hay que seguirse cuidando”, reiteró Valentín Vicente, quien dio algunas pautas para minimizar el riesgo de contagios en las próximas fiestas de fin de año. Insistió en que sigue habiendo infecciones diarias y que al aire libre se disminuye el riesgo, pero no lo desaparece.
Vicente
Valentín Vicente, director del Hospital Iturraspe.

Con la llegada del calor y la disminución en las cifras de nuevos casos diarios de coronavirus en todo el país, que aún están lejos de ser bajas, hay distintas evidencias que indican un relajamiento en las medidas de prevención para evitar el contagio del virus. Esto pasa no solo en San Francisco, como lo demuestran las imágenes de balnearios en Miramar, las sierras cordobesas y otras localidades provinciales. Pero es un hecho que en los últimos días en la ciudad se pudieron ver en espacios públicos a varios grupos, familiares o no, sin el uso de barbijos ni distanciamiento, sin contar las reuniones o juntadas puertas adentro.

La esperanza pronta de una vacuna aparece como el posible comienzo del fin para esta época de pandemia, pero lo cierto es que la misma todavía no pasó, que la vacuna todavía no se aplicó y que los contagios se siguen sucediendo a diario en una cantidad que no es menor. Y con las consecuencias que ya se conocen de la COVID-19.

Las imágenes de las playas de Miramar y otros puntos turísticos colmadas de personas sin cumplir con medidas preventivas originó críticas y también la preocupación de autoridades sanitarias por el grave riesgo de aumentar los contagios que ello conlleva. Al respecto, el director del Hospital Iturraspe, Valentín Vicente, no dejó dudas: “El virus está todavía con nosotros y todavía hay contagios. Hoy todavía tenemos que cuidarnos como el primer día”. Además, el también coordinador del COE Regional San Francisco brindó recomendaciones para minimizar los riesgos en las próximas celebraciones de fin de año.

Vicente aseguró que comprende la necesidad de muchas personas de reunirse y disfrutar al aire libre, más en esta época de verano y con la disminución en las cifras de contagios, pero reiteró que lamentablemente pandemia sigue presente. “El comienzo del verano y la llegada de las fiestas de fin de año invitan a juntarse, pero desgraciadamente la pandemia no pasó, el virus está todavía con nosotros y todavía hay contagios. Y tomar actitudes irresponsables puede llegar a aumentar en forma muy importante estos contagios. Debemos apelar a los cuidados individuales en las personas”, explicó el especialista.

“Falta todavía para la vacuna. Falta que se defina cuál va a ser, falta que llegue físicamente a todos los vacunatorios y que finalmente las personas sean vacunadas, para que a partir de ahí sean protegidas. Calculo que para comenzar la aplicación falten dos meses, recién va a ser sobre enero”, indicó.

El director del nosocomio público aconsejó no tener en cuenta la posibilidad de la vacuna hasta que la misma no sea una realidad. “Hoy por hoy la vacuna no está, no se está vacunando y hay que seguirse cuidando. El contagio de COVID potencialmente todavía puede ser muy grave y peligroso, puede tener consecuencias fatales, tanto para personas con comorbilidades como sin ellas, como hemos visto. Hoy todavía tenemos que cuidarnos como el primer día”, resumió.

Reuniones de fin de año

Por otro lado, las autoridades sanitarias y del COE regional consideran que será casi imposible controlar las reuniones de fin de año, y por eso apelan a la responsabilidad individual y a minimizar los riesgos, para lo cual Vicente efectuó una serie de recomendaciones. “La Provincia está trabajando en sugerencias para estas fiestas, pero en líneas generales lo que yo puedo decir en este momento es que tendrían que ser reuniones de no más de 10 personas, con mesas al aire libre. Si hay alguien del grupo familiar con síntomas respiratorios o con algo de temperatura, que no concurra a la reunión para proteger a su familia”, explicó Vicente.

“No estar tan juntos, no compartir el vaso, tener alcohol para desinfectarse en medio de la reunión. Tratemos de hacer grupos chicos, seguramente va a haber oportunidad para volver a tener esas largas mesas de familiares o amigos, pero este no es el momento. Pedimos que no se hagan traslados para reuniones con una gran cantidad de personas. Dejemos eso para otra oportunidad, cuando ya el peligro de esta enfermedad no esté”, agregó.

Además, Vicente recordó que el virus generalmente se contagia de contactos estrechos o de algún familiar, no de las personas que no conocemos o con las que tenemos un contacto circunstancial. “El 80 o 90 por ciento de los contagios viene de la mano de un conocido o familiar. Por eso estas fiestas serían el marco ideal para que se produzcan esos contagios”, fundamentó.

Finalmente, pidió que para estas fiestas tratar de que los adultos mayores de la familia no participen de las reuniones o que si lo hacen que sea con todos los recaudos que se puedan tomar con ellos. “Lamentablemente tenemos que desalentar estas reuniones, pero es por cuidarnos. Hemos tenido casos de personas mayores que han recibido la visita de familiares por un cumpleaños, se han contagiado y han terminado falleciendo. No transformemos estas reuniones en una tragedia familiar”, insistió.

Situación actual

El director del Hospital calculó que la cifra de contagios en San Francisco está entre 50 y 80 casos diarios. “Es una cifra aceptable, entre comillas, y está lejos del pico que habíamos tenido de más de 150 casos. Desde el punto de vista epidemiológico la situación es relativamente buena en este momento, con una tasa de internación que ha disminuido aproximadamente un 50% de las que llegamos a tener en el Hospital Iturraspe. Pero pedimos a la población mantener los cuidados”, señaló.

Cuidarse el aire libre

Finalmente, Vicente aclaró que al aire libre disminuye el riesgo de contagio del virus, pero que no lo desaparece. Y cuestionó el amontonamiento de personas en lugares turísticos sin medidas de prevención. “Si estamos todo el tiempo juntos en casa, si vamos al aire libre no constituye un riesgo siempre y cuando no sea el escenario que hemos visto en los lugares turísticos este fin de semana: toda esa concentración de gente sin ningún tipo de distanciamiento, de cuidados y tomando de los mismos vasos o jarras. Esa es la antítesis de lo que estamos pregonando desde hace tanto tiempo”, apuntó.

Y añadió que se puede estar con la familia al aire libre, pero con los cuidados necesarios. “No en esa concentración de gente ni en ese modo, sin tener cuidados. Busquemos un lugar más lejos, que reúna condiciones de distanciamiento. Se puede tener el tapabocas mientras estén ahí, mantener el distanciamiento, y disfrutar el día y las vacaciones”, pidió.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar