Etiquetado de Alimentos: “El proyecto de ley busca prevenir la obesidad”

Salud 07/11/2020
Se debatirá en la Cámara de Diputados. De aprobarse, los envases con alimentos de mala calidad nutricional lo advertirán en sus frentes y no podrán venderse en escuelas. Lo analiza una nutricionista de la ciudad.
etiquetado de alimentos
El proyecto busca que los alimentos brinden información nutricional simple y comprensible.

La Cámara de Senadores aprobó por amplia mayoría y giró a Diputados el proyecto de Ley sobre Etiquetado de Alimentos. La iniciativa establece la colocación de una serie de sellos frontales en los envases de alimentos con altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías.

Alejandra Risso, licenciada en Nutrición, dialogó con El Periódico acerca de lo que podría significar una ley de este tipo y destacó los cambios que podría traer su aplicación, principalmente en las escuelas de San Francisco.

“El proyecto de ley busca prevenir la obesidad. Nuestro país tiene un alto porcentaje. En niños menores de 5 años tenemos uno de cada 10 con exceso de peso; de 5 a 17 años, cuatro de cada 10 años, es alto el salto. Y si vamos ya a la población adulta, de 18 años en adelante, tenemos siete cada 10. Sabemos que toda enfermedad no transmisible, como la obesidad, es tan mortal como otra pandemia. Hoy vemos que la obesidad es un factor de riesgo para el Covid-19, por eso se busca prevenir y bajar los porcentajes”, explicó.

Risso, que también es docente en escuelas secundarias, aseguró que el etiquetado de alimentos de esta manera colaborará en dar información clara. “Al poner el etiquetado en la parte frontal, uno va a saber si el alimento tiene, por ejemplo, exceso de azúcares. Ese alimento va a tener un octágono donde diga en forma clara y grande ‘exceso de azúcares’, así como también si tiene exceso de sodio, de grasas saturadas, etcétera. Si tiene algún edulcorante que no puedan consumir los niños o si tiene cafeína, se va a poner ‘no indicado para niños’”, explicó.

Y sumó: "Para conocer aun más la importancia de que se apruebe esta ley, están los resultados de la encuesta nacional de factores de riesgo de 2018. Argentina ocupaba el cuarto lugar de mayor consumo de azúcar en el mundo con 150 gramos por día, es decir, aproximadamente una taza té o un equivalente de 30 cucharaditas por día. Este valor triplica la cantidad recomendada por la Organización Mundial de la Salud que es de 50 gr por día".

galletas

Un importante cambio en las escuelas

La profesional sostuvo que la aprobación de esta ley traería modificaciones importantes, entre otras cosas, en el desenvolvimiento de los kioscos escolares.

“Por eso también están muy movilizadas las industrias alimentarias. Es que todo alimento que en la parte frontal tenga algún octágono con estos rangos, que no son los ideales, no van a poder venderse ni publicitarse en los centros educativos”, aseguró.

Por otra parte, Risso opinó que si bien muchas veces se piensan los kioscos en las escuelas como estrategias económicas, hay que encontrarle una estrategia educativa. En ese sentido, recordó el Programa Kioscos Saludables que se implementó desde el municipio local, pero reveló que aún quedan cosas por trabajar. “Se hizo hasta un apoyo municipal, con aportes de barras de cereales, etcétera, pero también tienen los otros alimentos. Entonces el niño cuando va con su dinero, porque no posee toda la educación o los hábitos, elige a lo mejor un snack o una gaseosa. Se hizo la prueba piloto de tener frutas y el chico no las seleccionaba. Hoy hay mucho para trabajar en nuestros kioscos”, recalcó.

La profesional, que también fue coordinadora de la Licenciatura en Nutrición en Fasta, que dependía de la Universidad Católica de Cuyo de San Juan, comentó una experiencia que vivió en ese entonces. “En la carrera se había hecho una propuesta que se llamaba ‘merienda saludable’, porque a veces el chico elige por el amiguismo. Entonces se acordó que un grupo de padres llevara la merienda para todos. Si uno se pone a pensar en frío convenía, porque el papá a lo mejor una vez cada 20 días tenía, junto con otros padres, que llevarla y no se tenía que preocupar. Un día se llevaban ensaladas de frutas, otro día yogurt con cereales. Los padres nos decían qué alimentos los chicos no consumían porque decían que no les gustaban, pero cuando vieron que los amigos los consumían los incorporaron”, recordó.

Tras ello, Risso indicó: “Hoy hay que trabajar un poco más desde la escuela, tener proyectos para apoyar este cambio que no es fácil”.

Derecho a la información

Sobre el final, Risso dijo que la información que propone el proyecto de etiquetado también busca garantizar el derecho a la información clara para la población, a una alimentación adecuada y saludable y a la salud de los argentinos. "Luego de que se logre la aprobación de la ley, dependerá de cada ciudadano cuánto valora la prevención y el cuidado de su salud”, opinó.

Y concluyó: "Como nutricionista, creo que es de suma importancia este proyecto para la prevención no solo de la obesidad sino también para la hipertensión, alteraciones en el colesterol, glucemia (hiperglucemia) entre otras".

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar