Las fiestas de egresados: entre las suspensiones y la incertidumbre

Local 08/11/2020
Los alquileres de los salones ya están saldados, pero las fiestas no podrán realizarse, al menos, en la fecha planeada. Hay quienes decidieron postergar y otros, en cambio, suspender.
salones
Las fiestas de egresados, tal como estaban pensadas, no podrán realizarse en 2020. - Fotografía: Jorge Pablo Ghigo.

La pandemia obligó a modificar tradiciones más que importantes para los estudiantes de sexto año. Primero fue el “último primer día”, un festejo que se realiza el primer día de clases luego de las vacaciones de verano. Luego, la Estudiantina, la gran fiesta para celebrar su día y que en los últimos años, en San Francisco, tiene lugar en la plaza Vélez Sarsfield con música y animación en vivo. Ahora, no sólo deberán cerrar el año sin haber podido usar las remeras y las camperas de la “promo” en el aula durante todos estos meses, sino que sus fiestas de egresados, tal como estaban pensadas, no podrán hacerse. 

Teniendo en cuenta que este tipo de eventos se viene planificando desde hace más de un año, y que con ese fin suelen conformarse comisiones de padres y madres, generalmente los salones en donde esos festejos se iban a realizar ya están pagados. ¿Qué pasa con eso?

“No es que las suspendemos nosotros, es que no están autorizadas por este año. Hay algunos colegios que quieren esperar al año que viene y hacerla cuando se pueda, pero todo es muy incierto”, explicó Vanina Cagnola, una de las mamás que integra una comisión de este tipo.

Seguidamente agregó: “Los chicos ya están muy desanimados y ya no quieren nada, es más cosa de los grandes que se niegan a no tenerla. En nuestro caso tenemos salón propio pero ya habíamos señado otras cosas como DJ, decoradora, filmación y fotógrafo, lo cual ninguno se comunicó para ver qué hacíamos y si nos van a devolver algo o no. Con el tema viaje nos dijeron que hay que ver qué resuelve el Ministerio de Turismo, pero ellos dicen que si no se puede hacer ahora en diciembre se reprograma”.

En otros casos, los chicos ya optaron directamente por suspender, ante la incertidumbre de no saber lo que puede pasar los próximos meses. “Teníamos fecha para el 14 de noviembre, era la primera recepción de San Francisco. La Municipalidad nos recibió en dos oportunidades, una por la Estudiantina y otra por esto de la recepción. San Martín la iba a hacer en Bomberos y Bomberos hace diez días informó que no se pueden hacer recepciones por la aglomeración de personas”, empezó Marisol Gallardo, mamá de otra comisión.

Y continuó: “Los chicos decidieron no hacerla, porque la podían pasar para el 14 de marzo. Con esta incertidumbre, vaya uno a saber dónde van a estar ellos el año que viene. Entonces directamente la cancelaron”.

Sobre cómo se arreglaron con el dinero, ya que el salón estaba pagado, indicó: “Cuando se inició la pandemia habíamos abierto una cuenta en una entidad. Cuando pasó esto de la pandemia no abonamos más nada porque no sabíamos qué iba a pasar. Entonces ahora se les devuelve el dinero a los papás. Bomberos sí devuelve, pero lo otro no sabemos, como decoradora o filmación. Los chicos lo tomaron bien. Están como resignados ya, ellos mismos decidieron no hacerla el año que viene porque ya no vale más la pena, más de uno va a estar en la facultad. Es como que se les frustró la promo”.

“Tenemos que tener empatía desde los dos lados”

Rodrigo Franceschi, presidente de Bomberos Voluntarios, se refirió a lo que sucederá con los alquileres de los salones con los que cuenta la institución. “Para este año seis promos tenían reservado el salón, de diferentes colegios: San Martín, Pablo VI, escuela Normal, FASTA, ISFA y Hermanos Maristas. Fueron alquilados con mucha anticipación, a principios de 2019, y obviamente cuando nos encontramos en marzo con todo esto de la pandemia debió esperar todo, nunca creíamos que iba a ser tan prolongado todo este tema”, dijo.

El dirigente explicó que la situación fue de menor a mayor. Primero, con incertidumbre, hasta estas semanas en que se supo que la realización de una fiesta de este tipo era algo inviable para este año. “Las seis promos de este año tenían la totalidad paga del salón, hoy en la actualidad están vigentes esos alquileres”, comentó.

En ese marco, aseguró que desde la Comisión Directiva se habló de no tomar decisiones apresuradas hasta tanto no haya algo concreto: “Mientras no tengamos algún aval de la Municipalidad no podemos hacer nada. El salón en sí está habilitado, obviamente con menos capacidad, pero toda recepción que se hace entra dentro del marco de espectáculo público y hoy la Municipalidad no los permite. No es que no queremos hacer la recepción, es una decisión de la Municipalidad que está avalada por el COE”.

“Nosotros estamos abiertos al diálogo y ojalá se pudiera volver todo a la normalidad y se pudieran hacer las recepciones el próximo fin de semana, pero lamentablemente es una situación en la que tenemos que tener empatía desde los dos lados. Bomberos está dispuesto a reintegrarles el dinero si alguna promo no va a hacer la recepción y lo tiene decidido. Obviamente tendríamos que ver con tesorería cómo se va a reintegrar porque hoy Bomberos está viviendo una situación en la que se le complica disponer de todo ese dinero de una sola vez y en un corto plazo, quizá tendríamos que armar planes de pago, pero ya será una cuestión que tendremos que resolver nosotros internamente con las promos. Y por otro lado si hay alguna promoción que tiene decidido seguir esperando, esperaremos. Desde Bomberos tenemos siempre la mejor predisposición”, agregó.

“Es todo incertidumbre”

Juan Carlos Carisio, gerente de la Sociedad Rural, hizo referencia a lo que sucederá con el alquiler del salón que este año estaba señado para dos promociones. “Los salones, generalmente para los egresos, se alquilan con un año o dos de anticipación. Nosotros en este momento tenemos contacto con la gente que los alquiló y estamos esperando que la resolución la tomen ellos en base a la situación en la que se encuentran”, dijo.

“Es un tema que todavía no se habló porque evidentemente la gente es optimista en realizar en algún momento la recepción. Suspender un evento o dar marcha atrás todavía no sucedió. Generalmente se alquila el salón rosado, pero no había muchas reservas para este año. Y algunas para el año que viene, pero es todo incertidumbre”, indicó.

En la misma línea se ubicó Carina Gianoglio, directora del IPEM Nº 145 "Dr. Francisco Ravetti", que aseguró que aún no se ha definido nada en relación al polideportivo que los estudiantes de esa y otras escuelas suelen utilizar para tal evento. “No depende de la escuela, sino que se arma una comisión de padres y organizan la fiesta de egresados a partir de quinto año”, explicó.

Y sumó: “Nosotros no hemos hecho ninguna modificación en la fecha porque como nosotros lo hacemos en el polideportivo se verá en función de eso. Se sabe que las fiestas de egresados están suspendidas, pero no hemos hecho ningún tipo de modificación ni reservas para otras fechas. Eso está latente y se verá cuándo se autoricen”.

“Seguramente la gente se empezará a comunicar con nosotros, también las otras escuelas para las que tenemos reservado el lugar, establecerán comunicación con nosotros, pero mientras no haya un ok de las autoridades gubernamentales nadie va a hacer nada por las dudas, si lo hicieran tampoco podríamos darles muchas respuestas, no se movieron fechas ni nada porque todos los papás están a la espera de ver qué pasa, cuándo se autoricen y qué movimiento habrá en relación a eso y luego empezarán a generarse las consultas”, finalizó.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar