La familia de Gino Ponce insiste con que fue homicidio, mientras la Justicia sigue buscando pruebas

Policiales 13/10/2020
Los investigadores aseguran que no se detectaron golpes o heridas defensivas de parte del joven hallado muerto en Frontera. Restan, de todos modos, realizar peritajes. Este miércoles, la familia de Gino vuelve a marchar para pedir justicia.
manifestación Gino Ponce
Este miércoles, los familiares de Gino vuelven a manifestarse.

Mientras los investigadores avanzan en la recolección de más pruebas que intenten determinar las causas de la muerte de Gino Ponce, la familia del joven de 19 años volverá este miércoles a marchar clamando Justicia, tal como lo hizo hace una semana.

Ponce fue hallado sin vida el domingo 4 de octubre en horas de la madrugada en Frontera. En primera instancia se sospechó de un suicidio, aunque con el correr de las horas la familia de la víctima esbozó una serie de dudas, sosteniendo que se trataría de un homicidio y basándose en amenazas que habría venido recibiendo Gino en el último tiempo de parte de otro joven.

Fuentes cercanas a la investigación indicaron a El Periódico que el informe de la autopsia marca “muerte por ahorcamiento”, sin que se detecten golpes o heridas defensivas. A su vez, adelantaron que se reconstruyó con las cámaras de seguridad el camino que habría realizado el joven de 19 años previo a su muerte, donde –sostienen las fuentes- se lo observa solo.

gino ponce
Gino Ponce fue hallado muerto el pasado 4 de octubre. 

La investigación consta además de entrevistas al círculo cercano del joven y por el momento –manifiestan- no habría elementos que puedan cambiar el rumbo de lo que hasta el momento se piensa que sucedió. No obstante, las fuentes indicaron que quedan peritajes por realizar con el propósito de despejar todas las dudas.

Nueva manifestación

Por otra parte, desde la familia afirman que Gino no se suicidó, sino que lo mataron. Bajo el lema “Luchemos entre todos para que Frontera no sea más tierra de crimen fácil” organizaron una nueva marcha clamando por justicia.

Según Darío Ponce, padre de Gino, su hijo venía siendo víctima de amenazas de parte de otro chico. “Él estaba asustado, quería irse a vivir a otra parte por las amenazas. Su teléfono lo tiene la Justicia. Hay testimonios y todo está siendo investigado”, relataba ante la consulta de El Periódico días atrás.

Ponce informó que este miércoles volverán a marchar hasta la oficina donde funciona la PDI de Frontera. La concentración (piden llevar barbijo) será a las 19 en la esquina de Catamarca y el camino interprovincial.

"No nos cierran muchas cosas, yo lo vi a mi sobrino en la posición que estaba y no fue un suicidio", explicó Carina, una de las tías del joven.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar