La oposición le pidió a García Aresca controles nocturnos dentro de la ciudad

Local 30/09/2020
El objetivo es evitar los nexos que luego generan los contagios masivos. Hoy hubo una reunión entre los presidentes de los bloques opositores con el intendente y el secretario de Gobierno.
concejo deliberante
Los presidentes de los bloques opositores se reunieron con el intendente.

Durante una reunión extensa que se realizó este miércoles, los tres presidentes de los bloques opositores en el Concejo Deliberante: Luciano Stoppani, Cristian Canalis y Andrés Romero, se reunieron con el intendente Ignacio García Aresca y el secretario de Gobierno, Damián Bernarte, quienes estuvieron acompañados del presidente del recinto, Gustavo Klein, y la titular del bloque oficialista, Fabiana Palacios.

En el encuentro se trataron cuestiones referidas al avance del coronavirus en San Francisco, donde tan sólo en la noche del martes –recordemos- se reportaron 108 casos positivos (analizados entre el jueves y el domingo, aclararon desde el COE regional).

El pedido de la oposición, fundamentaron desde las tres bancas, fue trasladar inquietudes respecto a los controles que se llevan adelante, entre otras cosas, y ponerse a disposición ante un escenario que se volvió crítico con el aumento de casos positivos de las dos últimas semanas.

Entre los pedidos que se le hizo al Ejecutivo, señaló en diálogo con El Periódico Andrés Romero, concejal del Frente de Todos, se destacó la necesidad de controles nocturnos dentro de la ciudad, a modo preventivo: “Planteamos que los controles externos se realicen con fuerzas de seguridad e inspectores de tránsito, como se hace, y que la planta de funcionarios recorra y haga controles internos para hablar con la gente a modo preventivo. Entramos en una etapa compleja, para que la situación no se vuelva un problema como en Río Cuarto y Villa María, donde en la última persiste la cama ‘caliente’, donde cada 40 minutos las camas de los hospitales se ocupan”, analizó y añadió que el pedido va también para bares y cantinas de clubs, “donde la gente se está juntando y pueden generarse problemas”.

Tras ello, el edil kirchnerista sostuvo que la reunión dejó un “saldo positivo” y que además se plantearon otras cuestiones relacionadas a los test obligatorios que se hacen en el acceso a San Francisco.

“Es un momento difícil, no crítico aun pero complicado y queríamos ponernos a disposición y hubo apertura del oficialismo. Se respondió a todo, aunque fue una reunión tensa. Queda el saldo positivo que se vuelvan a dar otros encuentros en base de cómo avance la lucha contra el virus”, resaltó Romero.

Cecilia Roffé insiste con las sesiones virtuales

Por otro lado, la concejal del bloque Córdoba Cambia, Cecilia Roffé, insistió con uno de sus pedidos de inicios de cuarentena, de que las sesiones del Concejo Deliberante sean “virtuales”, sobre todo en estos momentos donde el recinto debió cerrarse debido a que dos ediles y un administrativo se encuentran en aislamiento por contacto estrecho con personas contagiadas.

“Sigo pidiendo que sesionemos. Deberíamos tener habilitada la forma de sesionar virtualmente, estar preparados para una situación como la que vivimos donde es necesario que nos cuidemos. El brote ya lo tenemos”, indicó ante la consulta de El Periódico.

roffé
Cecilia Roffé y Luciano Stoppani (Archivo)

La edil opositora, en tanto, indicó que le hubiese gustado participar de la reunión de este miércoles con el intendente y el secretario de Gobierno, aunque dijo no haber sido invitada: “Hubiese sido buena una mesa de consenso desde el primer momento, que los concejales participen y puedan dar su opinión siendo constructivos y aportando. Hoy, por ejemplo, no pueden estar suspendidas las sesiones”, señaló.

Roffé aclaró que la invitación al presidente de su bloque, Luciano Stoppani, fue “a tono personal”, sin un temario previo para que el conjunto (con ella y Ángelo Cornaglia, los demás integrantes) debata previamente.

Tras ello, la concejal opositora se mostró crítica de las últimas decisiones municipales que fueron a contramano del pedido que hizo el COE central a nuestra ciudad para que restrinja el horario de las actividades nocturnas: “Primero se respetaba al COE y se actuaba de acuerdo a lo que decían. En su momento presenté proyectos para que los talleres culturales o academias de Inglés vuelvan a funcionar, los lavaderos de autos también y desde el oficialismo nos decían que el COE no lo permitía. Pero hoy, que el COE pide tomar medidas porque la situación es preocupante no se respeta; hay que tener una línea de acción y sentido común”, pidió.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar