Coronavirus en San Francisco: momento clave para la ciudad y posibles escenarios

Local 27/08/2020 Por Faustino Rizzi
Las experiencias en Río Cuarto, Villa María y Oliva muestran que una vez aparecidos algunos casos la situación puede cambiar de plano en pocos días, lo que conllevó retrocesos de fase o limitación de actividades comerciales. En San Francisco se esperan resultados de los hisopados y controles en barrios.
Coronavirus Hospital Iturraspe
Personsal de Salud en el Hospital Iturraspe. - Foto: Fabricio Llanes.

Aún con cifras que la ubican, con mucha diferencia, como la ciudad con menos casos de coronavirus entre las consideradas más importantes en la provincia de Córdoba, San Francisco atraviesa horas decisivas para conocer qué expansión tiene el coronavirus entre su población. Y esto porque si bien hasta ayer miércoles los incrementos fueron bajos cada vez que se anunciaron casos, las experiencias en Río Cuarto, Villa María u Oliva demuestran que una vez aparecidos algunos casos la situación puede cambiar de plano en apenas un par de días con una mayor cantidad de contagios, lo que conllevó retrocesos de fase o limitación de actividades comerciales. 

La situación también se refleja a nivel provincial: Córdoba superó los 2.000 casos de coronavirus el pasado miércoles 29 de julio, luego de semanas con un aumento de contagios en la gran mayoría de los departamentos. Y en menos de un mes, hasta el miércoles 26 de agosto, ya había al menos triplicado esa cantidad, con 6.572 casos reportados.

El 29 de julio, los fallecidos por COVID-19 en la provincia eran 46. Al 26 de agosto, ya son 110 personas las fallecidas por esta causa en el territorio cordobés.

San Francisco, al igual que el departamento San Justo, se mantuvo hasta ahora con una realidad muy favorable. Ni la ciudad ni el departamento registran fallecimientos por COVID-19. Sin embargo, el escenario a nivel provincial cambió y mucho. Esto se observa con la suba de casos en Villa María y Río Cuarto, aunque cada ciudad es un caso particular, por lo que no se puede descartar que en San Francisco se registre una situación similar.

Sin embargo, hay que esperar los resultados de las pruebas aún en estudio para saberlo y seguir los pedidos que desde marzo repiten las autoridades sanitarias una y otra vez: evitar contactos o reuniones sociales innecesarias (ahora no permitidas) y amontonamientos de personas, usar barbijo, mantener el distanciamiento social y lavarse las manos con frecuencia.

Problemas y escenarios

Más allá de que los brotes puedan no conformar un escenario sanitario muy grave, con personas que pasan la enfermedad sin complicaciones, lo ocurrido en distintas localidades de la provincia muestra que sí pueden derivar en otras medidas que perjudican el día a día en la comunidad, como el retorno a la cuarentena estricta (fase 1) en varias de ellas, como Oliva o General Cabrera.

Otras ciudades aún no tuvieron decisiones tan estrictas, pero sí tuvieron que cerrar nuevamente sus bares y restaurantes por varios días, como Villa María; o bien con varios cierres preventivos de instituciones y comercios en el caso de Río Cuarto. Es decir, decisiones que afectan a buena parte de la ciudad.

Y a esto se le suma que algunos sectores todavía no pueden desarrollar sus actividades o no pueden hacerlo de manera habitual, lo que hace peligrar su subsistencia en medio de una crisis económica, con lo que el panorama se pone aún más cuesta arriba para estos rubros si aumentan los contagios.

Esto no significa que en San Francisco se vaya a retroceder de fase o que vayan a tener que cerrar comercios. Puede que los contagios sean pocos o muchos o ni una cosa ni la otra. Para eso hay que esperar a los resultados, pero las autoridades del Gobierno local y del COE regional saben que si la situación cambia en gran manera tendrán que analizar si se toman otras medidas y que un aumento de contagios en ningún caso va a ayudar.

Lo ocurrido en otras ciudades de la provincia y el país refleja el dinamismo de la pandemia y cómo las cosas pueden cambiar de un día para el otro. Tanto en ciudades grandes como en localidades más pequeñas de la provincia, todo es día a día, porque con un descuido se puede originar un brote que lleve a bastantes contagios donde antes no había ni uno solo.

Fuerte suba en Río Cuarto 

Hasta el 8 de agosto Río Cuarto sumaba apenas 15 casos y mostraba un escenario bastante tranquilo, con una cifra similar a la que tiene hoy San Francisco (13). Para muestra, la ciudad del sur provincial el pasado 19 de julio había sumado un caso positivo después de 100 días sin novedades (tenía 12 hasta entonces). 

Ahora, el informe del Ministerio de Salud del último miércoles reportó 73 nuevos casos en Río Cuarto, que atraviesa un importante brote que acumuló nada menos que 231 contagios en apenas cinco días, para elevar a 389 el total de casos desde marzo. 

Aumento en Villa María

Villa María también quedó inmersa en el brote originado a través del corredor de la ruta nacional 9, principalmente por su vinculación con la población de Oliva (355 casos) y Marcos Juárez (266). Hasta comienzos de julio, Villa María había tenido apenas 10 casos y hasta el 27 de ese mes sumaba 50. El escenario es distinto hoy, ya que hasta el miércoles 26 de agosto registró 189 y las autoridades sanitarias ya advirtieron que se están dando casos entre personas jóvenes que se contagian en reuniones no permitidas y luego el virus se traslada a sus padres o abuelos.

Las autoridades sanitarias en esa localidad también hicieron un llamado a la población para que cumpla con las medidas de prevención y revelaron que se encontraron con casos de personas a las que fueron a hisopar por ser considerados contactos estrechos de casos confirmados y no las encontraron en sus domicilios, cuando debían permanecer en aislamiento. 

Pero además, la Sociedad de Infectología de Villa María emitió un preocupante documento en el que consideró que el sistema de salud público y privado en esa ciudad "está por colapsar" y que "hay muy pocas camas disponibles para internar". 

La organización subrayó: "Los contagios masivos se producen en las reuniones sociales, asados con amigos, rondas de mate, cumpleaños y encuentros entre personas en los que no se respeta el distanciamiento ni el uso de cubrebocas".

San Francisco, todavía estable

De las principales ciudades en la provincia, la capital del departamento San Justo es la que tuvo la menor cantidad de casos desde que comenzó la pandemia hasta la fecha.  Y los casos no han sido elevados tampoco en departamento San Justo, que registra solo 38 hasta este miércoles.

Sin embargo, esta semana ya se informaron cinco nuevos positivos, sumando 13 en total, y este jueves se dispuso nuevamente que se hicieran testeos en el marco del operativo Identificar, que busca detectar lo antes posible casos de coronavirus entre sectores de la población y así cortar la cadena de transmisión del virus. Algo que ya se había realizado en junio pasado, cuando todos los resultados dieron negativos. Habrá que esperar los resultados en los próximos días para poder comparar. 

Esta vez las pruebas se realizan a vecinos de los barrios Parque, Hospital y San Francisco, debido a que son los sectores donde se localizan contactos estrechos de los últimos positivos confirmados.

Sigue la cosa

Como se indicó, San Francisco muestra un presente que todavía puede verse con optimismo pero que puede cambiar en pocos días, por lo que hay que mantener las medidas de prevención. La pandemia no terminó, todavía no hay vacuna y las autoridades nacionales, provinciales y municipales lo han señalado innumerables veces: evitar salidas o reuniones innecesarias y la aglomeración de personas, higiene de manos, uso de barbijos y distancia social. 

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar