Buscan atacar el “mercado negro” de la venta de autopartes de motos

Policiales 23/08/2020
Desde la Departamental San Justo realizan operativos sorpresa de control y verificación en talleres mecánicos dedicados a la reparación de este tipo de rodados.
Operativo motos Policía
Este tipo de operativos se realizan de forma regular aunque bajo el factor sorpresa.

Uno de los flagelos actuales en materia de seguridad son los robos de motocicletas en San Francisco, Frontera y Josefina. Según un relevamiento de El Periódico, en el último mes de julio se llegaron a sustraer al menos tres motocicletas por semana.

Muchos de estos casos trascienden porque los damnificados optan por denunciar el robo en redes sociales buscando recuperar el rodado mediante el pago de un rescate, fenómeno que también aumentó y que preocupa a las autoridades policiales.

Por este motivo, para atacar de lleno la comercialización ilegal de motovehículos robados o motopartes, la División Investigaciones de la Policía inició diversos operativos de control y verificación en talleres mecánicos dedicados a la reparación de este tipo de rodados.

En diálogo con El Periódico, el comisario mayor Mauricio Rantica, director de la Policía local, se refirió a este tipo de operativos que se realizan de forma regular aunque bajo el factor sorpresa.

“Desde que nos hicimos cargo de la Departamental con este grupo de trabajo hemos llevado a cabo una planificación y diagnóstico de los hechos delictivos y dentro de las herramientas que hemos tomado adoptamos el control de los talleres mecánicos, tanto que funcionen para reparación o en calidad de depósito. Venimos realizando un exhaustivo control de los vehículos que allí se encuentre, sus numeraciones, dominios, en qué condiciones se encuentra y de los registros que tienen los propietarios de estos lugares”, detalló la autoridad policial.

Según Rantica, los “resultados vienen siendo altamente satisfactorios y se trata de una actividad que vamos a continuar”.

Comisario Mauricio Rantina
El comisario mayor Mauricio Rantica se señaló que este tipo de operativos bajo el factor sorpresa.



“Mercado negro”

Desde la Jefatura reconocieron que “si hay robo de motos es porque también hay un mercado negro de venta de motopartes”.

En este sentido existe una cifra negra de robo de motocicletas que no son denunciados porque la gente opta por pagar rescates y esta se trata de una actitud que preocupa a la Policía.

“Lamentablemente, en su desesperación por recuperar su motovehículo mucha gente trata de buscar soluciones por fuera de la ley, ofrecen rescates y en algunas ocasiones nos consta que son estafados porque paga por algo que no obtiene. Nosotros tratamos que los  vecinos se lleguen a la Policía y que se realice la denuncia y se recupere su rodado a través del personal de la División Investigaciones”, señaló Rantica.

Por esto, desde la Policía local buscan coordinar acciones a través del Consejo de Seguridad Interprovincial para que los controles a talleres también se realicen en Frontera y Josefina.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar