Sigue este miércoles el juicio a Vietti Colomé por el crimen de Jaider

Policiales 12/08/2020
Se espera que declaren hoy unos nueve testigos, entre ellos, su hermano. Ayer, dos testigos lo complicaron. Hoy podría haber sentencia.
hernan vietti colomé
Vietti Colomé siguió virtualmente la audiencia.

Este miércoles se realizará la segunda jornada del juicio que se le sigue a Hernán Vietti Colomé, quien está imputado por homicidio simple, acusado de haber cometido el crimen contra Jorge “Turco” Jaider en septiembre de 2017.

Se espera que hoy declaren unos nueve testigos, entre ellos Lucio, su hermano. También se espera el testimonio del socio de éste. Declararían también dos mujeres que avalarían los dichos de Funes y Ferrero en cuanto a que Vietti Colomé y Ferrero fueron a la casa de Funes, y que Jaider estuvo en una oportunidad con ellos. Por su parte, dos de los testigos probarían que el veterinario practicaba taekwondo. También, otro testigo podría aportar pruebas de la supuesta agresividad de Vietti Colomé. Además, se escuchará a dos peritos.

Ayer dos de los testigos complicaron al veterinario, entre ellos el del veterinario Roberto Ferrero, con quien mantenía una amistad además de la misma profesión, por la cual terminaron siendo socios en algún momento. Por esta relación, surgió el conocimiento entre Vietti Colomé y otro testigo en la causa, Omar “Funyo” Funes, quien acercó a la vida de estos a Jaider. El de Funes fue otro testimonio que le puso las cosas más difíciles al imputado.

En tanto, Vietti Colomé se mantuvo con el relato de que se defendió de un intento de asalto, lo que derivó en una lucha violenta. 

vietti colomePara Ferrero, Vietti Colomé era “violento” y estaba “enloquecido” con su hermano
hernan vietti coloméVietti Colomé negó conocer a Jaider pero un testigo lo complicó

La acusación

Según la acusación, Jorge Jaider visitó la mañana del 22 de septiembre de 2017 la veterinaria de Vietti Colomé, en calle Iturraspe 1232. El objetivo era cobrar un dinero que el profesional le debía por haberlo contratado para hacer un trabajo: “apretarlo” a su hermano Lucio para dirimir una cuestión de herencia familiar. Habida cuenta que el veterinario no estaba dispuesto a seguir pagando por un trabajo que no se realizaba, este –según el expediente- para evitar que trascienda el motivo delictual “tomó a Jaider de la bufanda que tenía en su cuello y comenzó a propinarle golpes de puño”. Lo hizo hasta “asegurar el resultado buscado, la muerte de Jaider”. Según la autopsia, “el turco” murió por la combinación de asfixia y traumatismo de cráneo.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar