Coronavirus: por qué es inviable la “inmunidad del rebaño” y por qué no se aplica

Más información 31 de julio de 2020
En una charla organizada por el médico y docente universitario Oscar Atienza explicaron con un modelo matemático que aplicar esa teoría implicaría al menos un millón y medio de muertes solo en Argentina.
businessmen-5243087_1920
¿Qué pasa con la inmunidad de rebaño en los países que tuvieron muchos casos?

Los opositores a las medidas de aislamiento o bien quienes niegan la gravedad de la pandemia de coronavirus han planteado como alternativa la llamada “inmunidad de rebaño” para combatir al coronavirus, para señalar que si la mayoría de la población se contagia con COVID-19, la enfermedad desaparecería porque quedaríamos todos inmunes. Sin embargo, numerosos especialistas en todo el mundo ya señalaron que se trata de una alternativa que solo se podría llevar a la práctica con una altísima cifra de muertes. ¿Por qué no es viable esa hipótesis?

Para responder esa pregunta, el médico Oscar Atienza, quien es especialista en salud pública y docente en la Universidad nacional de Córdoba, convocó a profesionales de distintas disciplinas, entre los que están Gustavo Demarco (doctor en Física y profesor adjunto de la Universidad Nacional de Villa María y de la Regional Villa María de la UTN), Alejandro Pereyra (licenciado en Economía, profesor de la UNVM y UTN) y Carlos Tais (ingeniero y docente en la UTN VIlla María), para hablar sobre el tema en una charla que organizaron a través de la plataforma Zoom.

Demarco mostró modelos con proyecciones que procuran demostrar cuál sería el costo en vidas humanas si se aplicara esa teoría de “inmunidad de rebaño”.

Al mostrar las gráficas, explicó que para lograr esa inmunidad es necesario que, como mínimo, el 84% de la población debe contraer el virus, según reseñó El Diario de Villa María.

Con una explicación muy clara, mostró que en un supuesto caso de que no exista cuarentena ni medidas de aislamiento, precisamente para esperar que la mayoría se contagie, en 120 días -bajo los supuestos del modelo, que son simplificados- habrían muerto más de 250 millones de personas en el mundo.

Trasladando ese modelo a la Argentina, en un menor lapso morirían nada menos que 1,5 millón de personas.

Demarco aclaró que estas proyecciones fueron realizadas sin cuarentena y sin considerar el colapso en el sistema de salud, aunque Atienza apuntó que en base a la tasa de letalidad en relación a los internados en  terapia, esas cifras significarían que “se necesitan tres millones de cama de terapia”, algo que claramente está muy lejos de tener nuestro país y cualquier otro.

Siguiendo con las proyecciones dadas a conocer por Demarco, aplicar en la provincia de Córdoba esa teoría de “libre contagio” tendría un costo en vidas humanas de 120 mil personas.

Como el profesional vive en Villa María, aplicó la proyección a esta ciudad, considerando un conglomerado urbano junto a Villa Nueva. En este caso, expresó que la “inmunidad de rebaño” causaría 4 mil muertes.

También proyectó el costo en vidas humanas que tiene un día de demora en las medida de aislamiento, que suma de a miles por cada jornada de retraso. “Por cada día de demora, se va amplificando esa cantidad”, dijo el doctor en Física.

Solo con vacunas puede lograrse

Como conclusión de la charla señalaron que “la inmunidad de rebaño es un modelo inviable por el costo en vidas humanas”, dijo Atienza.

Y concluyó que en todas las pandemias de la historia, la inmunidad nunca se controló de esa manera. “La única inmunidad de rebaño viable es la que da la vacuna”, aclaró.



 Más cuestionamientos

Otro investigador que explicó la falacia de esta teoría en situaciones de pandemia es el científico y biotecnólogo Ernesto Resnik. El especialista explicó el concepto de inmunidad de rebaño, que es un número estadístico, pero que se usa en relación con las vacunas.

En este sentido, expresó: “Se basa en el hecho de que, por ejemplo, de diez personas hay nueve inmunizadas, la última, la que no está inmunizada, no se puede contagiar de nadie. En realidad, ese número es más bajo”, y aclaró: “No hay inmunidad de rebaño en esta enfermedad sin montones de muertos”.

"La inmunidad de rebaño quiere decir simplemente que la gente salga a infectarse masivamente, con la idea de que si muchos se contagian vamos a lograr la inmunidad contra el virus. Si muchos se infectan, también muchos van a morir. Por lo que me parece de un nivel enorme de irresponsabilidad sostener esta teoría. Uno quisiera que sea simplemente por ignorancia, pero tengo la leve sospecha de que no es solo por eso. Pienso, en este sentido, que están tratando de decir algo que resulte en políticas distintas a las que se están tomando actualmente. Igualmente, nadie en el mundo habla de inmunidad de rebaño a estas alturas", explicó resnik en declaraciones a FM La Patriada.

También el investigador del Conicet Rodrigo Quiroga, especialista en bioinformática y docente de la Universidad Nacional de Córdoba, explicó el alto costo en vidas humanas que significa que la población se contagie en altos porcentajes. 

Esta investigación del New York Times, por otra parte, refleja lo lejos que está el mundo de alcanzar tal cifra de inmunidad y la enorme cifra de muertes que deberían ser necesarias en el camino. 

Finalmente, tampoco la Organización Mundial de la Salud defiende la estrategia de inmunidad de rebaño por la vía natural. “Promover la inmunidad de rebaño puede conducir a una aritmética muy brutal que no coloca a las personas, la vida y el sufrimiento en el centro de esa ecuación. Los estudios de seroprevalencia también muestran que la proporción de personas con enfermedad clínica significativa es en realidad una proporción más alta de todas las personas que han sido infectadas porque la cantidad de personas infectadas en la población total es menor de lo esperado“, dijo en mayo Mike Ryan, jefe del Programa de Emergencias de Salud de la OMS.

Te puede interesar