Adquirir una PC ya cuesta más de 38 mil pesos

Local 02 de agosto de 2020 Por Melina Barbero
Es el precio más económico para un equipo de escritorio con monitor. Algo similar, en notebook, arranca en los 50 mil. De ahí, para arriba. La cuarentena disparó la venta de computadoras entre un 100 y un 300%, así también los precios. El cliente sigue prefiriendo notebooks, aunque son mucho más caras.
educacion virtual
La demanda de computadoras subió exponencialmente cuando empezó la cuarentena.

Comprar una computadora no es una decisión sencilla. Hay muchísimas opciones en el mercado dependiendo de si se trata de una netbook, notebook o equipo de escritorio como así también la marca y las prestaciones.

Distintas empresas informáticas coinciden en que las computadoras hogareñas son más económicas de adquirir y más fáciles y rápidas de reparar aunque aseguran que quien puede opta por una notebook por su facilidad para el transporte.

Desde 38 mil pesos

Desde Quantum, Lucio Lozano asegura que el precio varía mucho entre las opciones. “Para una PC de escritorio básica tenés que hablar de 28 mil pesos en adelante sin monitor. La mayoría de la gente ya tiene monitor, sino tenés que sumarle 11 mil pesos, se va a 38 o 39 mil pesos con monitor. Eso es básico, para un primario o secundario como mucho. En tanto una notebook básica, de las mismas características, pero HP, de primera marca, HP, es decir, no marcas como Cpomapct PC Box, Posiivo BGH o Bangho que son chinas ensambladas en Argentina y no tienen punto de comparación en calidad, hablás a partir de 60 mil pesos. Una Celeron o Pentium con 4 GB de memoria y disco de 500 GB, bien básico”, explicó.

En Megasoft los precios son similares. “Una PC de escritorio sin monitor básica está en 30 mil pesos. Con monitor se va a 42 mil pesos. Después de ahí es indefinido el precio. Una PC de escritorio puede llegar a valer hasta 500 mil pesos”, comentó su propietario Martin Platini.

Y agregó: “En notebooks lo más básico que tenés hoy en día en Lenovo, que es lo único que manejamos nosotros por la calidad y porque son muy buenas las garantías y fallan muy poco, es un Celeron y debe estar valiendo 53 mil pesos, con pantalla de 15,6 pulgadas. Para juegos, una notebook puede llegar a los 100 mil pesos”.

Igual sucede en Memory. Raúl Ludueña, titular de la firma, concordó con que es mejor elegir marcas importadas. “Algunas marcas nacionales más conocidas no fabrican más, como Bangho o CX. Ha quedado en el mercado un par de marcas nacionales con una calidad muy inferior a lo que viene de afuera. Mientras vos compres una computadora importada, sea la marca que sea, Lenovo, HP, Asus, una notebook para no renegar para un uso domiciliario está entre los 50 y 60 mil pesos. Un equipo con Pentium tiene que estar costando 50 mil pesos, un equipo con Core I3 70 mil pesos y un Core I5 para la rama de la arquitectura y el diseño gráfico, cerca de los 90 mil pesos. Nada que ver en escritorio. Si hacemos una comparación, una Pentium que sí se consigue, porque notebooks Pentium casi no se consiguen sino que arrancan de Core I3 para arriba, una PC Pentium ideal para un docente, con un monitor de 19 pulgadas, vale 45 mil pesos. Una Core I3 está costando aproximadamente 52 mil pesos”, reflejó.

Ventas y servicio técnico “a full”

Las tres firmas consultadas coinciden que la cuarentena, con el teletrabajo y la educación virtual, produjo un aumento significativo en las ventas de equipos e insumos en comparación al año pasado

“Se duplicó la venta, el consumo en el rubro. La demanda subió exponencialmente cuando empezó la cuarentena, hoy los insumos de impresión representan el 60% de nuestra facturación, cartuchos, tóners, resmas, y después impresoras. Hay unos faltantes abismales, no hay de ningún tipo”, comentó Lozano. Respecto al servicio técnico indicó: “Hoy tenemos más de 15 días de demora cuando normalmente hacíamos trabajos semanales”.

Platini añadió: “Se incrementó muchísimo la venta y muchísimo la parte técnica. La gente entendió que tenía que volver a la informática, la había abandonado por el celular. Con esto de la cuarentena entendieron que la informática es muy importante. Se vendió muchísimo y se vendió todo tipo de cosas. Llegamos hasta casi cuatro veces más que el año pasado o más tal vez, pasa que trabajamos con delivery al principio y casi nunca paramos, sólo 10 días y después nos habilitaron y seguimos”.

Para Ludueña fue igual. “Las ventas aumentaron un 100 por ciento, increíble”, reconoció. Y sumó: “Servicio técnico a full, aumentó un 300 por ciento por el precio abismal que tienen hoy las computadoras. Cada vez se hace más difícil comprar una computadora. El que no puede comprar, repara, potencia o modifica su computadora para adaptarla al home office. La inversión es muy inferior a la compra de una computadora nueva”.

Te puede interesar