Donde antes se gritaban goles hoy reina el silencio: los complejos de fútbol 5 piden volver a trabajar

Deportes 22 de julio de 2020
Desde locales meramente comerciales, hasta clubes de fútbol. Tras cuatro meses, el parate pone en jaque su futuro y las alternativas son pocas.
Complejo Futbol 5 (3)
Los complejos de fútbol 5 llevan más de cuatro meses cerrados y ninguna de las actividades de las permitidas los ayuda.

Los complejos de canchas de fútbol recreativo han sido también uno de los sectores más golpeados por el cese de actividades. Tras cuatro meses sin poder abrir sus puertas atraviesan una situación compleja y angustiante aguardando todavía ser incluídos en las medidas de flexibilización o al menos tener una respuesta.

Estos espacios no solo son un lugar para reunirse a "patear" entre amigos sino que también algunos ofrecen servicios de cantina para compartir el asado, en otros funcionan escuelitas de fútbol y en los clubes, además de alquilarse, también son el lugar de entrenamiento de inferiores y hasta del plantel profesional.

En San Francisco existen al menos 7 lugares con estas características y según un relevamiento realizado días atrás, hay por lo menos 1500 canchas de fútbol 5 registradas en el país y unos 2500 clubes o escuelas deportivas que poseen un predio de este tipo y que dan trabajo a cerca de 100.000 personas.

En algunas provincias como Salta y San Luis la actividad ya volvió con intensas medidas sanitarias y en Santa Fe se habilitará un período de prueba por 15 días. Es que a nivel nacional ya existe un protocolo base para el regreso, creado por la Cámara de Complejos Argentinos de Fútbol 5, asociación conformada hace un par de meses para organizarse y gestionar estas habilitaciones, pero en Córdoba y particularmente en San Francisco todo esto parece muy lejano.

En ese marco, los responsables de los complejos Tercer Tiempo, Dos Hermanos y Sportivo Belgrano, que ofrecen distintas alternativas a los servicios convencionales, contaron cómo atraviesan esta situación y reclamaron por la apertura de la actividad. 

Consultas diarias y la imposibilidad de seguir creciendo

Emiliano Gómez, de Complejo Dos Hermanos, explicó que reciben al menos dos o tres consultas a diario preguntando por el retorno de la actividad. Es que en pocos años este espacio se transformó en un lugar muy concurrido y ya analizaban nuevas inversiones a futuro que quedaron truncas por el cese de actividades.

"En lo económico la Rural se ha portado muy bien con nosotros con respecto al alquiler, pero los impuestos siguen corriendo y el mantenimiento también, y no hay ingresos. A esta altura se hace cada vez más difícil y me parece que llegó el momento de volver, la gente circula por la calle y hace una vida normal como si nada, se habilitan otros rubros y nosotros seguimos sin poder trabajar", sostuvo.

En ese sentido, Gómez explicó que el lugar recibían un promedio de 200 y 250 personas a la semana solo en los torneos que organiza el complejo. "A eso hay que sumarle los grupos que vienen de manera particular, más clubes y empresas que organizan eventos especiales para sus empleados. Todo eso era muy bueno para nosotros, una motivación para seguir creciendo y que ahora no lo tenemos", señaló.

"La gente venía a despejarse del trabajo en la semana, venía a jugar entre amigos, a comer y pasarla bien. Ahora recibimos unas dos o tres consultas por día, te dicen que tienen ganas de jugar. Yo me manejo mucho en instagram y la gente está siempre participando", dijo Gómez.

Además, el lugar cuenta con servicio de cantina y espacio para festejos de cumpleaños. "Estábamos de lunes a lunes con gente, pero a esta altura ya necesitamos volver a trabajar", indicó.

Complejo Futbol 5 (5)
Emiliano Gómez explicó que el parate también les cortó la posibilidad de crecer.

Listos para el regreso

En el inicio del aislamiento, el complejo pudo realizar una inversión para remodelar el lugar, pero no pudo avanzar en otros aspectos por la imposibilidad de generar ingresos. "Hicimos todo lo adecuado para que cuando nos toque volver estemos listos, pusimos caucho en las canchas y quedó casi nueva, cambiamos algunos reflectores y hasta ahí pudimos hacer, pero no pensábamos que el parate iba a ser tan largo", señaló Gómez.

En cuanto los protocolos para el regreso, sostuvo que su implementación en el lugar no tendría problemas. "Lo único que tendríamos que adaptar es el 5 contra 5 porque acá se juega 6 vs. 6, pero no hay dramas por eso, el punto es que nadie nos dice nada, seguimos con la incertidumbre y no sabemos qué hacer. No puede ser que tengamos que salir a reclamar para que nos dejen trabajar", indicó.

"Pude hablar solo con Rubén Marchi, que también tiene un complejo, y me dice lo mismo: no obtiene respuestas, y nadie habla del tema. Es entendible la situación a nivel país, pero en San Francisco al menos con capacidad reducida y protocolo ya es hora de arrancar", concluyó.

Al margen de la situación complicada en cuanto a lo económico, Gómez explicó que se las arregla para seguir en contacto con los clientes. Hace unas semanas publicó un divertido video en la red social instagram que recibió muchas reacciones positivas de sus seguidores.

Ver esta publicación en Instagram

¿A quién más le paso algo así?

Una publicación compartida por Complejo "Dos hermanos" (@complejodoshermanos) el

En Sportivo Belgrano, el impacto es económico y social

La "verde" dispone de dos canchas de césped sintético en el predio del estadio "Oscar C. Boero", la imposibilidad de utilizarlas tiene sin dudas un impacto económico en la institución deportiva pero también social porque además de alquilarse y de ser utilizadas por los planteles de fútbol, es un espacio muy significativo para los socios.

"Las canchas son utilizadas por la escuelita, fútbol femenino y hasta por el plantel profesional, después de las 19 horas el lugar funciona de manera comercial cobrando un alquiler. Tenerlo cuatro meses cerrado es complicado porque no se generan recursos, pero tenemos esperanzas porque en Santa Fe se abrió y ahora esperamos que pueda abrirse en San Francisco. El impacto económico es fuerte porque ahí teníamos un ingreso importante", explicó Pablo Esser, presidente del club.

48386341_1011630595702738_8829177155289088_n
Las canchas de césped sintético de Sportivo también lucen desiertas.

"Es muy doloroso, porque el club también está atravesando una situación complicada, hay gente que trabaja de esto y no lo está haciendo, es la diaria del club y hoy no está, y a pesar de estar cerrado tenemos los mismos gastos de siempre y el mantenimiento", agregó. 

En tanto, Esser explicó que el lugar también cobra un sentido especial en club de fútbol, por la ubicación y principalmente por la vida social que le da al predio del estadio. "Nuestro estadio es el alma matter del club, las canchitas están ahí y tienen un sentido especial, nosotros hicimos una cantina en el lugar donde los socios se acercaban a tomar un café y ver fútbol, incluso muchos iban a ver los entrenamientos del plantel y era un espacio social muy lindo acompañado de fútbol que hoy no está. En nuestro caso particular, necesitamos abrir el club", contó.

Complejo Tercer Tiempo (1)
Tercer Tiempo recibía a varias instituciones que entrenaban en el lugar.

Crisis en temporada alta  

En el caso del complejo Tercer Tiempo la situación también los golpea. En este lugar no solo se alquilan canchas a particulares, sino que también ofrecen servicios para fiestas de cumpleaños, pero principalmente era el lugar de entrenamiento de otras instituciones deportivas que no tenían donde entrenar.

"La situación no es buena, nosotros tenemos muchas presiones de alquileres, costo de luz, impuestos, todas las cargas sociales y no hay miras de que nos dejen abrir, ni que nos permitan hacer nada, ni tener una asistencia del gobierno", sostuvieron.

"Tenemos dos canchas y un salón equipado para fiestas infantiles. En las cancha se hace fútbol y hockey, para particulares y para clubes como el Centro Recreativo Ariel Giaccone que entrenaba con las inferiores en el invierno o Deportivo Libertad", agregaron.

"Hay deportes que no son invasivos como el hockey que en Santa Fe está permitido desde hace mucho tiempo y acá no se permite, a nosotros eso nos daría algo de trabajo, por ejemplo. Permiten a la gente reunirse en un local gastronómico y no en una cancha a practicar un deporte", expresaron.

Los responsables del lugar explicaron que tenían compromisos asumidos desde antes de la pandemia y tuvieron que suspenderlos a todos, obviamente sin poder generar ingresos. A esto se le suma el miedo a los robos, o particularmente a destrozos y usurpaciones.

"Sabemos que hay predios donde la gente se mete de manera clandestina a jugar, jovenes o chicos que terminan rompiendo los alambrados y usurpan para jugar al fútbol. Nosotros tenemos el lugar cerrado, no hay nada que puedan robar, pero vamos a verificar que todo esté bien", explicaron.

Tercer tiempo cambió de dueños desde hace casi dos años, este impulso les había permitido generar muchos contactos para reactivar el lugar. "Somos el único predio que tiene baños divididos en masculino y femenino, por eso tenemos muchas mujeres que participan en nuestro predio. Hemos tenido la dicha de contar con clubes que venían a entrenar y para nosotros eso era importante", indicaron.

"El fuerte nuestro se da de marzo a noviembre, así que venimos de una recaída de trabajo muy grande. Además la gente estuvo con algo de miedo con el tema de la economía y el cambio de gobierno, ya estábamos en jaque antes y esto nos complica mucho más, venimos a pulmón tratando de sostenernos", concluyeron.

Complejo Tercer Tiempo (3)
En tercer tiempo también se realizan fiestas de cumpleaños.







Te puede interesar