Tres amigos lanzan la campaña del "corte solidario" para ayudar a un merendero

Local 20 de julio de 2020
Pertenecen a Frontera. Buscan recolectar alimentos, ropa, frazadas y juguetes. El espacio al que llegarán las donaciones abre tres veces a la semana para entregar cada día unas cien raciones de comida.
IMG_0480
(De izq. a der.) López, Arias y Rodríguez, quienes cortarán el cabello a cambio de donaciones.

Un diálogo entre niños que concurren a un merendero inspiró a tres amigos de Frontera, peluqueros, quienes brindarán parte de su tiempo para llevar adelante una campaña solidaria durante el mes de agosto. Esta consistirá en ofrecer un corte de cabello a cambio de dos alimentos no perecederos, ropa, frazadas o juguetes. Lo recolectado se donará al merendero La Amistad, ubicado en la vecina ciudad.

Según contaron a El Periódico, Enzo López (19), Iván Arias (19) y Leandro Rodríguez (18), los encargados de desenfundar las tijeras, la idea surgió dentro del mismo predio donde funciona La Amistad cuando se ofrecieron a cortar de manera gratuita el cabello de varios de los niños que asisten tres días a la semana, junto a su familia, a buscar sus viandas.

“Mientras cortábamos entre ellos hablaban que salían a pedir. Nos generó tristeza, que con 6 o 7 años tengan que ir a la calle para hacer eso”, resaltó Arias.

El trío es parte del barrio San Roque, donde funciona el comedor y merendero, por eso eligieron darles una mano ahora recolectando alimentos para las viandas.

En La Amistad, actualmente entregan 300 raciones de comidas a la semana, por lo que la necesidad de contar con alimentos es grande.

Los cortes se harán en el domicilio de López, quien montó una pequeña peluquería. Quienes deseen sumarse a la campaña donando para acceder al beneficio, deberán pedir un turno por teléfono al 3564-628566. “Los cortes los vamos a hacer durante todo agosto, los viernes y sábados, de 10 a 19. La idea es no amontonar gente, por eso lo haremos con turnos y tendrán que tener todos el barbijo”, manifestó.

merendero la Amistad 2Relevan más de 20 comedores, merenderos y ollas populares entre San Francisco, Frontera y barrio Acapulco

López, quien se encuentra terminando el secundario y aspira ampliar su negocio en un futuro cercano y seguir capacitándose, coincidió con Arias respecto a la necesidad de ayudar a la gente del barrio: “Decidimos hacer esta campaña porque conocimos las necesidades, cómo viven los chicos que concurren al lugar. Nosotros dentro de todo somos del barrio y si bien uno vive al día no tenemos mayores necesidades”.

Necesidad constante de alimento 

María Terraf es una de las colaboradoras de La Amistad, quien se unió a este espacio cuando el comedor Emanuel, del cual participa, quedó sin espacio físico para seguir funcionando.

Terraf valoró la conducta de los tres jóvenes en tiempos de crisis como el actual: “Es buenísimo que se comprometan a ayudar a los demás. Llama la atención porque son chicos jóvenes y la juventud no se compromete mucho y somos siempre lo más grandes los que estamos. Pero destacamos que pongan lo suyo, lo que aprendieron para ayudar a estos chicos que vienen a buscar sus raciones y cada vez son más”, afirmó.

Mientras prepara la olla para que el agua hierva y acomoda los paquetes de fideos que van a ir a parar dentro, María recalca que lo necesario son los alimentos no perecederos porque en el espacio “sale mucha olla”, aunque también dijo que son bienvenidos productos como la sal, el aceite, la harina, el puré de tomate y sobre todo carne, algo muy difícil de conseguir en las donaciones y que les aportan mayor proteína a los menús.

IMG_0487

Desde el espacio ubicado en Calle 100 casi avenida Sastre, se entregan 98 porciones de comida cada lunes, miércoles y viernes que abre. Además con los tuppers viajan productos de panificación para la merienda que se producen en el mismo lugar, que hace poco adquirió un horno panadero. También galletitas o turrones y leche.

“Entregamos 98 porciones cada día que funcionamos a los chicos, que es quienes asistimos fundamentalmente porque no es tanta la comida que recibimos. Son familias numerosas, las que vienen, con tres chicos aproximadamente”, resaltó Terraf.

El lugar, cabe aclarar, cuenta con una huerta propia de donde también surgen los alimentos. Asimismo tienen dos emprendimientos vigentes: la producción de pan casero y las hamburguesas rellenas con jamón y queso y verdeo y queso que venden al público.  

“Todo lo recaudado va a un fondo común del comedor pagar los servicios y los alimentos que luego entregamos”, resaltó la mujer.

grafica cabello

Te puede interesar