El acusado por el homicidio de “Cachito” Camisassa pidió disculpas a la familia

Policiales 13 de julio de 2020
Fue el dato sobresaliente de la primera jornada del juicio por la muerte de Ernesto Jesús "Cachito" Camisassa (71), en los tribunales de San Francisco. Darío Daniel Álvarez, el único acusado por el crimen, habló brevemente y pidió perdón. Este lunes declararon seis testigos y mañana lo harán otros ocho.
3ba83609-c188-4e9d-aabf-1743468b6d32
Darío Daniel Álvarez (27), el único acusado siguiendo el juicio desde la cárcel local.

Este lunes comenzó en los Tribunales locales el juicio por el homicidio de Ernesto Jesús "Cachito" Camisassa (71), el  comerciante brutalmente atacado en su carrito de comidas en Estación Luxardo en 2017, que fallecería meses después en una clínica de San Francisco.

El dato más relevante que trascendió, ya que no se permite la presencia de público ni de la prensa, debido a los protocolos sanitarios por la pandemia de Coronavirus, fue que el único imputado y detenido por el hecho, Darío Daniel Álvarez (27), habló brevemente a las dos hijas de la víctima y les pidió disculpas.  

Álvarez se encuentra imputado como supuesto autor de "homicidio en ocasión de robo" y sigue la audiencia por Internet desde la cárcel de nuestra ciudad, donde se encuentra alojado. Por otro lado, también estuvieron presentes los 12 jurados populares, ubicados respetando el distanciamiento dispuesto en el protocolo sanitario.

c33af8c6-552e-48ef-8058-5a27376911e4

Seis testigos

De la primera jornada participaron seis de los siete testigos, entre ellos uno de los policías que llevó adelante la investigación, y según fuentes del caso, todos mantuvieron sus dichos, pese a haber transcurrido tres años del suceso.

Se espera que este martes declaren los últimos ocho testigos, entre ellos el colectivero que habría llevado a Álvarez de regreso a San Francisco luego de cometer el hecho.

montajeEl “carrito de Cachito” sigue vigente mientras su familia clama justicia

Conformes con la primera jornada

Antes de retirarse y sin poder adelantar nada, los hijos del comerciante fallecido se mostraron “satisfechos” por los resultados de la primera jornada y adelantaron que esperan una condena “justa” aunque nadie les devolverá la vida de su padre.

También habló con la prensa, Graciela Trosarello, pareja de Camisassa, que se lamentó diciendo: “Cachito tuvo una muerte muy injusta. Quiero que se haga justicia, no deseo otra cosa".

Además dijo desconocer al atacante y refirió a cómo fue sobrellevar estos casi tres años sin la presencia de su pareja: "Fue todo muy difícil, porque hacía dieciséis años que estábamos juntos, siempre fuimos una pareja muy estable, él era muy querido en Luxardo porque era servicial y siempre ayudaba a quien se lo pedía".

camisassa

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar