Cómo trabaja el Laboratorio Central de la Provincia para dar respuesta al Covid-19

Más información 13 de julio de 2020
Desde marzo se duplicó su personal llegando a un total de 100 el total que trabaja diariamente para cubrir los procesos de análisis. Procesa 1800 muestras diarias de hisopados.
laboratorio-ok

El Laboratorio Central de la Provincia es la institución encargada de procesar por técnicas de biología molecular (PCR) las muestras obtenidas mediante hisopados a personas con sospecha de Covid-19. Es el laboratorio de referencia provincial que cuenta con tecnología de última generación.

En la actualidad analiza un promedio de 1800 muestras diarias de hisopados de personas con sospecha de infección por coronavirus, el doble de las que realizaba al inicio de la contingencia. Las mismas son obtenidas en los operativos y centros de muestreo desplegados de manera estratégica por Epidemiología del Ministerio de Salud, entre ellos los Operativos Identificar, los que por criterio epidemiológico se intensificaron, aumentando también la capacidad de análisis.

Actualmente trabajan 100 personas, entre profesionales de bioquímica, biología, genética y personal técnico de laboratorio; así como choferes y personal administrativo, de mantenimiento y maestranza. La mitad de los y las profesionales se incorporó desde marzo para dar respuesta a la demanda por la emergencia sanitaria.

Hospital IturraspeCoronavirus: el Hospital Iturraspe se encuentra más cerca de poder analizar las muestras de la región

En cuanto a la infraestructura edilicia, se adecuaron y remodelaron los laboratorios y diferentes áreas técnicas para contener el nuevo equipamiento, y adaptarse a las necesidades y normas de bioseguridad por la contingencia. Asimismo, se reubicaron y refuncionalizaron diferentes zonas para diferenciar circulaciones técnicas de administrativas y se generó un estacionamiento propio para facilitar los procesos de carga, descarga y recepción de muestras. Además, se crearon dos módulos oficina como espacios de trabajo para el nuevo personal, así como nuevos módulos de depósito de insumos y de oficina para el personal de seguridad, para permitir el funcionamiento del laboratorio las 24 horas.

En relación al equipamiento de la institución, se adquirieron nuevos dispositivos y se reacondicionaron los existentes, lo que permitió incorporar nuevas cabinas de bioseguridad y adaptar las ya existentes, con salidas al exterior, necesarias para el manejo de este tipo de virus respiratorio. Por otra parte, se compraron microcentrífugas de mesada refrigerada -seis nuevas que se sumaron a las dos existentes-, agitadores de mesada, pipetas automáticas y bloques térmicos para extracción de ácidos nucleicos.

Respecto a la readecuación funcional del Laboratorio Central, Gonzalo Castro, responsable del área de Biología Molecular, expresó que implicó una nueva dinámica de trabajo. El referente agregó: “El trabajo durante la pandemia, más que nunca, es trabajo en equipo. Es reconocer la importancia del aporte de cada persona integrante del laboratorio en el diagnóstico de Covid-19, desde el comienzo al fin de la jornada. El capital humano del Laboratorio Central es nuestro mayor potencial. Trabajamos todos los días para brindar un diagnóstico de calidad, en tiempo y forma, para la comunidad”.

Etapas del proceso de análisis

El análisis por técnicas de biología molecular (PCR) de las muestras de hisopado implica un proceso de varias etapas, que demora aproximadamente siete horas desde que las mismas llegan al Laboratorio. El mismo se inicia con la recepción de las muestras, seguido de la apertura e inactivación del virus.  En esta etapa se realiza una evaluación de la calidad de la muestra y la inactivación viral de forma tal que pierda su infectividad.

El proceso continúa con la extracción de ácidos nucleicos, que puede realizarse de forma manual o automatizada – ésta última permite aumentar el número de muestras a procesar diariamente-. La extracción supone sucesivas etapas de lavado y centrifugación en diferentes buffers o soluciones de lavado alcohólicas, lo que permite obtener el ácido nucleico limpio, libre de proteínas, inhibidores y restos celulares. Luego se procede a la amplificación de ácidos nucleicos por PCR -reacción en cadena de la polimerasa-, procedimiento que consiste en la amplificación del ácido nucleico -lo que es similar a realizar una fotocopia del fragmento del ARN del virus y aumentarlo muchas veces para poder detectarlo-.

Posteriormente, se realiza el proceso de detección en el que se determina si hay o no presencia de coronavirus; por último, se procede al análisis e interpretación de datos y emisión de resultados. Cabe destacar que el Laboratorio dispone de cinco equipos de PCR que pueden procesar 96 muestras simultáneamente y emiten los resultados como curvas de fluorescencia. Dichas curvas deben ser interpretadas por profesionales bioquímicos entrenados teniendo en cuenta factores clínicos -signos y síntomas- y epidemiológicos -antecedentes de viajes, contactos con casos confirmados, etc- de cada persona.

Acción continua

El Laboratorio Central implementó técnicas de diagnóstico para detección de anticuerpos anti coronavirus en muestras de suero, las cuales se sumaron a los procedimientos que realiza habitualmente. La institución integra la Red Nacional de Laboratorios y es referente provincial y nacional para diferentes patologías infectocontagiosas.

En el Laboratorio Central se realizan análisis bioquímicos especializados para Córdoba y las provincias de Chaco, Formosa, Jujuy, Salta, La Pampa, Santiago del Estero, Catamarca, Tucumán y La Rioja, para las que procesa muestras para carga viral de VIH y test de resistencia para corroborar si la medicación que toman las personas que conviven con el virus es adecuada o no. Además, efectúa análisis de carga viral para hepatitis B y C para estas provincias. Para ello, el centro recibe reactivos de los Programas Nacionales correspondientes.

Paralelamente, el Laboratorio Central continúa realizando el diagnóstico de meningoencefalitis, monitoreo de personas trasplantadas, monitoreo de  personas gestantes, diagnóstico de sífilis, toxoplasmosis, enfermedad de Chagas, HPV, Chlamidya,  estudios bacteriológicos, parasitológicos, diagnóstico de infecciones de transmisión materno infantil, circuito de laboratorio del primer nivel de atención provincial.  Mantiene, además, la vigilancia laboratorial de arbovirosis -dengue, zika y chicungunya- enfermedades febriles exantemáticas -rubeola y sarampión-. Efectúa también el tamizaje de la sangre a transfundir en el ámbito provincial y es el responsable del sistema de gestión de control de calidad de VIH y Sífilis de la provincia de Córdoba y de 24 jurisdicciones más.

Finalmente, toda la información sanitaria generada es notificada al Sistema Integrado de Información Sanitaria de Argentina (SISA), reportando diariamente todos los resultados de laboratorio, bajo estrictas medidas de seguridad informática y protección de confidencialidad de los datos.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar