La huerta vuelve a brotar para La Luciérnaga 

Local 29 de junio de 2020 Por Melina Barbero
La asociación civil echó mano de las semillas que entrega el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia. A través de su uso, sus docentes enseñan a producir a las familias de la comunidad. Este año impulsan un proyecto institucional. 
huerta la luciernaga 2

Armar una huerta y producir los propios alimentos permite a quienes ingresan a este mundo una economía doméstica independiente, favoreciendo el autosustento, y el consumo de productos frescos. Asimismo se desarrolla conocimiento, ya que la siembra es todo un proceso que lleva su tiempo y para lograr buenos resultados hay que ponerle empeño. 

En todo ello pensaron en La Luciérnaga, una organización no gubernamental (ONG) que brinda apoyo y contención a niños y adolescentes en situación de riesgo. El año pasado, sus integrantes –docentes y alumnos- se sumergieron en una actividad que les resultó fascinante. Por este motivo recibieron una partida de semillas del programa provincial La Huerta en Tu Hogar del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba, que durante la semana que pasó volvió a entregar nuevos kits en la Sociedad Rural San Francisco.

Guillermina Fiore, docente a cargo del apoyo del secundario en La Luciérnaga y tallerista del espacio huerta, contó a El Periódico que meses atrás decidieron probar la producción en almácigos y cajones, ya que no tenían lugar en su sede de calle Avellaneda. Fue allí que fueron en busca de las semillas. 

Según contó la docente, los chicos participaron de todo el proceso, desde el seguimiento de la semilla hasta el consumo de la hortaliza que decidieron producir. Lo cosechado fue acelga, lechuga, perejil, salvia, orégano y albahaca.

“La idea de llevar a cabo la huerta en La Luciérnaga fue del equipo mismo que trabajamos ahí. El Ministerio de Agricultura de Córdoba nos proveyó las semillas. El proyecto surgió en octubre del 2019. También recurrimos a un vivero de la ciudad para conseguir plantines de hortalizas y aromáticas. La siembra se realizó a mediados de ese mes y contamos con la ayuda de todos los profes de La Luciérnaga y de los chicos que concurren a dicha institución. El proceso de la siembra fue a través de cajones de madera”, detalló Fiore, y aclaró: “Mientras se realizaba el trabajo en campo se iban explicando los métodos y las técnicas del sembrado o del trasplante de los plantines”.  

Proyecto institucional 

Fiore explicó que un remanente de semillas aún espera su fin, ya que la pandemia por el coronavirus demoró el proyecto para este año. Otra partida fue repartida entre las familias asistidas.

“La otra parte de las semillas que nos entregaron fueron para diferentes familias que nos iban pidiendo. Nos contaban ‘tenemos ganas de hacer huerta en casa’. Entonces les dábamos la semilla, íbamos a la casa y hacíamos un pequeño seguimiento de todo el proceso de las familias de los chicos. Nos quedaron algunas semillas porque las íbamos a utilizar este año, pero lamentablemente tras la pandemia tuvimos que frenar el proyecto de huerta. También queríamos hacer una materia transversal al apoyo escolar para que los chicos sepan qué consumir, qué proteína da cada alimento, la importancia de la huerta, pero no se pudo hacer ante el coronavirus”, explicó la docente.

Acerca de las familias y su participación, cuando en octubre se lanzó el proyecto de huerta, “hubo una gran participación”, destacó Fiore. 

“Una familia cuando se enteró de esto llevó a La Luciérnaga plantines de tomates. Otra, por ejemplo, nos pidió semillas porque en su casa tenía ganas de comenzar con la huerta, entonces le dimos y realizamos el seguimiento yendo hasta la casa para conversar, intercambiar conocimientos y ver el comienzo de la huerta”, agregó, destacando que se trató de algo “muy positivo”.

Sobre el final, la tallerista se ilusionó con poder retomar el proyecto apenas acaben las restricciones por la pandemia. “La idea a principio del año lectivo 2020 era que el proyecto huerta, y todo lo que conlleva su conocimiento, sea eje transversal en el apoyo escolar de La Luciérnaga. No se pudo llevar a cabo todavía pero estamos seguros de que cuando podamos volveremos a embarcarnos con esto”, dijo.




Ganas de sembrar 

Durante la semana, más de 1100 personas recibieron diferentes variedades de semillas para poder cultivar en sus respectivas huertas, en el marco del programa provincial La Huerta en Tu Hogar.

También hubo unos 900 inscriptos de localidades de la zona que fueron acercándose para retirar sus kits de localidades como Freyre, Colonia Marina y Prosperidad, entre otras.

Si bien el programa surgió en el marco de la pandemia de coronavirus para ayudar a las personas a que puedan cosechar hortalizas en sus hogares, el ministerio viene colaborando desde hace tiempo con iniciativas similares.

 

 

 

Te puede interesar