Rata en la salsa: Bromatología pide denunciar ante casos de productos en mal estado

Local 20/06/2020
Luego de que trascendiera el caso de una mujer que encontró un roedor en un envase de salsa, desde el área insistieron en la importancia de radicar la denuncia para iniciar acciones. "No podemos actuar contra una empresa si no hemos visto el producto", explicaron. Las denuncias se receptan al 103 o al 439129.
salsa

Luego de que trascendiera el caso de una mujer que encontró un roedor en un envase de salsa, desde el área de Bromatología de la Municipalidad de San Francisco insistieron en la importancia de radicar la denuncia para poder tomar medidas.

Silvia Ruffino, titular del área, aclaró que no está al tanto de los detalles del caso por lo que evitó opinar al respecto, pero brindó algunas recomendaciones para este tipo de casos. "No tengo denuncia, lo vi pero no tengo conocimiento, me hubiera gustado que se nos hubiera informado", indicó.

Seguidamente, aunque recalcó que no se iba a referir a este caso en particular, detalló: "Primero tengo que preguntar qué tipo de envase tenía, si tetrabrik o lata. Los tetrabrik muchas veces que se fisuran o forman porosidades por el mal trato en el traslado o cuando se ubican en el depósito. Externamente no se ve pero internamente se fisura. Puede ser un problema de producción o puede ser un problema de transporte o de almacenamiento. Esa fisura a veces produce el desarrollo de hongos que quedan en la base. Y ese hongo, si uno lo ve en forma general, siempre da el aspecto de una piel de rata. Por eso me hubiera gustado saberlo, verlo y haberlo podido analizar".

En ese sentido recomendó, cuando se manipulan estos productos, sacarlos de su envase original antes de usarlos. "A veces la gente tiene la costumbre de cortar el papel de ese envase multicapa de aluminio, hace la salsa y la pone adentro y resulta que después en la base tiene ese hongo. Entonces se recomienda a la gente que cuando use un producto como ese, envasado en lata o en ese tipo de envases, pase ese alimento a algo de vidrio o un tupper para que uno pueda observarlo perfectamente bien y evitar tener que tirar el alimento porque se arruinó con la salsa. Pero no puedo hablar de este caso porque nadie me dijo nada.", manifestó.

Casos aislados

Ruffino explicó que suelen aparecer, cada tanto, denuncias similares. Y que los motivos por los cuales el producto puede estar en mal estado pueden ser diversos. "También aparece la gente que corta el envase, usa una parte y el resto lo pone en la heladera. Ese envase ya está abierto y por allí no somos de usarlo rápidamente. Entonces primero no hay que dejar el producto en ese envase, hay que pasarlo a algo de vidrio para que uno pueda observar cómo es el producto. Hemos tenido denuncias y hemos llamado a las empresas y a veces las empresas manifiestan que han tenido otros casos. Muchas veces el problema es el transporte o bien el depósito", comentó.

Y añadió: "Por eso cuando hacemos los cursos de buenas prácticas, que es obligatorio, a veces los transportistas nos preguntan para qué. Dicen 'para qué si yo transporto'. Pero no transportan bulones o ladrillos, sino alimentos. Y si uno no es cuidadoso en el bajado de los alimentos con el zampi, se cayó la caja, la levantás y se la llevás, vos no ves que esté rota pero sí pasa que se fisura. Y la acidez que tiene el tomate, las temperaturas que tenemos en el depósito y las temperaturas ambientales que, convengamos que en esta época tener esta temperatura es raro porque a esta altura ya tendría que haber venido el frío, todo eso hacen las condiciones óptimas para que el hongo desarrolle".

Dónde denunciar

Sobre el final, Ruffino recordó la importancia de denunciar casos de este tipo. "Yo no tengo denuncia, lo que me gustaría es poder acercarme y ver el producto y sí intervenir a través de Bromatología. Por ahí las empresas cuando llama un NN es una cosa, pero cuando ya llama Bromatología de una ciudad, que tiene una conexión directa con Bromatología de la provincia y también con la Nación ya las empresas tienen otra mirada", expresó.

Para denunciar, se puede llamar al 103 o al 439129: "A la mañana estamos de 6.30 a 13.30 pero si llaman al 103 nosotros vamos. Se trabaja sábados y domingos, no hay problema".

Sobre el final, sumó: "Se llama vigilancia alimentaria, porque le pudo haber pasado a ella y a nadie más. O no, a un montón. Y si no se denuncia no se sabe. Hasta puede ser problema de la fábrica, entonces nosotros nos comunicamos con Bromatología de la localidad donde está esa empresa, les pido que vayan a auditar a ver qué está pasando. Pero tengo que ver qué envase es, qué características tiene. Hay casos en donde cuando lo ves es muy típico de decir que es una rata. Pero tendría que verlo, no podemos actuar contra una empresa si no hemos visto el producto".

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar