Condenan a 10 años de cárcel a un joven por abuso sexual y tentativa de femicidio en Rafaela

Más información 20 de junio de 2020
La pena recayó sobre Jonatan Fabián Werlen, a quien la jueza Cristina Fortunato condenó en el marco de un juicio abreviado por un hecho ocurrido en agosto de 2018.
57935_SG
La víctima se mostró conforme con el procedimiento, la calificación legal y la pena, dijo el fiscal. - Foto: Sunchales Día x Día.

Un joven de 23 años fue condenado a 10 años de cárcel por el abuso sexual y tentativa de femicidio a una mujer, que estaba en compañía de su hijo y a la que mediante engaños llevó a un descampado cercano a la ciudad santafesina de Rafaela, para violarla y apuñalarla, dijeron hoy fuentes judiciales.

La pena recayó sobre Jonatan Fabián Werlen, a quien la jueza Cristina Fortunato condenó en el marco de un juicio abreviado por un hecho ocurrido en agosto de 2018.

Werlen fue condenado además por los delitos de "robo calificado, amenazas, coacciones y privación ilegítima de la libertad" en perjuicio de la misma mujer.

El fiscal Gustavo Bumaguín contó que Werlen "fue condenado como autor penalmente responsable de los delitos de tentativa de homicidio calificado (por criminis causae y por violencia de género); abuso sexual con acceso carnal calificado (por el uso de arma); privación ilegítima de la libertad calificada (por el uso de violencia y amenazas); robo calificado y coacciones calificadas (ambas por el uso de arma)”.

El 7 de agosto de 2018, en cercanías del autódromo de Rafaela, el acusado llegó en moto tras acordar un encuentro con una mujer a través de las redes sociales para venderle un par de zapatillas.

La víctima también llegó en una moto junto a su hijo -menor de edad- y el condenado les pidió engañosamente que lo siguieran por una zona rural.

“Al arribar al lugar indicado, Werlen sujetó con un cuchillo en la garganta al menor, los amenazó de muerte y les exigió que caminaran. De esa manera, el condenado condujo a las víctimas hacia uno árboles y pastizales que separan dos predios rurales”, relató el fiscal.

Luego, el delincuente le sustrajo a la mujer su teléfono celular y le exigió que ate a su hijo a un árbol con un cable, para luego conducirla "unos 15 metros más dentro de la misma línea de arboleda y pastizales", donde "procedió a quitarle la ropa contra su voluntad, al mismo tiempo que le profería golpes de puño en su rostro y en la cabeza.

"Luego de ello, el condenado abusó sexualmente de la víctima mientras continuaba golpeándola”, precisó.

Bumaguín contó que “minutos después, el niño logró liberarse y, ante esta situación, corrió en busca de ayuda", pero "antes de que arriben las fuerzas policiales al lugar, Werlen apuñaló a la víctima en el lado izquierdo de su cuello dejándola inconsciente".

Para el fiscal, el atacante actuó sabiendo "del peligro para la vida y voluntad en relación al resultado mortal, y queriendo procurar su impunidad”.

“Después, Werlen le pisó el estómago y la garganta a la víctima, no produciéndose su deceso por causas ajenas a la voluntad del ahora condenado y en virtud de que su hijo logró escapar para pedir auxilio y dar conocimiento a la policía”, completó.

Bumaguín destacó que “el condenado aceptó su responsabilidad” durante el juicio y que “la víctima manifestó su conformidad con el procedimiento elegido para juzgar a Werlen, con la calificación legal y con el monto de la pena impuesta”.

Fuente: Télam

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar